Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta tristeza. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta tristeza. Mostrar todas las entradas

Cómo superar la aflicción y la tristeza

Como superar la aflicción y la tristeza
Introducción: A causa de las crisis o fracasos el corazón puede llenarse de tristeza y caer bajo una fuerte aflicción. Estado que incluso puede provocar enfermedades y la toma de malas decisiones que acaban de oscurecer la vida. 

Es allí donde debemos buscar a Dios, fortalecernos en su presencia y creer en su poder, pues él no ha cambiado él se levanta a favor de sus hijos…   

NO ESTÉS MÁS TRISTE, JESUCRISTO VIVE

Introducción: Ante ciertas crisis y dificultades el corazón humano puede sumirse en la tristeza y decepción, cayendo en la inactividad que esconde el miedo y el dolor. Se aparta la sonrisa del rostro y los labios no vuelven a expresar palabras de fe. Los discípulos de Jesús también vivieron momentos así, sin embargo Cristo resucitado vino a ellos y los restauró para usarlos poderosamente, de igual manera el Señor viene a tu vida para renovar tus fuerzas y llevarte al destino que ha preparado para ti…  

DEJA ATRÁS LA TRISTEZA

Introducción: La Biblia nos enseña que el gozo del Señor es nuestra fuerza. Es normal que ante problemas de la vida, surja la tristeza, y cuando nos quedamos allí, esto fácilmente conduce al estancamiento. 

La tristeza no nos deja ver a Dios, ni sus grandes bendiciones, el corazón se opaca, y pierde fuerzas. Sin embargo siempre debemos tener presente la fidelidad de Dios quien ha prometido: “Estaré contigo en el día de la angustia”…

LA COMUNIÓN PUESTA A PRUEBA


Introducción: Cuando Israel sale de Egipto, y llega al monte Sinaí, Dios le da las instrucciones para marchar por el desierto, y dice: “La bandera del campamento de los hijos de Judá, según sus ejércitos, partió primero”, Judá significa alabanza, y eso nos enseña que así se cruza el desierto, lamentablemente Israel hizo lo contrario: quejas, murmuraciones, rebeliones… el desierto era sólo una parte necesaria del camino, no era su destino. Los momentos de prueba y crisis en nuestra vida, no son nuestro destino, son una parte del camino…