Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta quiero. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta quiero. Mostrar todas las entradas

Quiero lo nuevo Dios

Quiero lo nuevo de Dios
Introducción: Nuestro corazón debe mantener un anhelo por conocer cada día más a Dios, el Señor ha establecido que el Espíritu Santo es nuestro Consolador, es Aquel que nos quiere instruir y enseñar, él nos revela aquellas cosas que ojo no vio no oído oyó, por eso es necesario fortalecer nuestra comunión con el Espíritu Santo…   

Quiero caminar con Dios

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO: “QUIERO CAMINAR CON DIOS” 30 días que transformarán tu vida.

Nuestro ser está conformado por el espíritu, el alma y el cuerpo. Así como el alimento natural nutre nuestro cuerpo, debemos tener en cuenta que es fundamental alimentar nuestro ser interior, nuestro espíritu. Con frecuencia a causa de tantas ocupaciones nos olvidamos de la vida espiritual, lo que resulta en un caos personal, altos niveles de stress, malas decisiones y aún deseos de salir corriendo y abandonarlo todo... 

QUIERO CONOCER MÁS A DIOS

QUIERO CONOCER MÁS A DIOS
Introducción: Las plantas y los árboles requieren agua y sol para vivir. Son elementos vitales para elaborar sus nutrientes, si no están no hay vida. Ningún árbol puede decir: “no los necesito, viviré solo, sin el agua ni el sol” porque poco a poco su hojas caerán, sus ramas se secarán, sus raíces dejarán de funcionar y tendremos un tronco seco y muerto. Nosotros no podemos decir: “lo que tengo y he aprendido de Dios es suficiente”. Más bien debemos decir como el salmista: “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas (en el desierto), así clama por ti oh Dios el alma mía”… 

PASIÓN POR DIOS

PASIÓN POR DIOS
La pasión por Dios hizo que se destacaran hombres y mujeres en la Biblia, por ejemplo Moisés quien descendió del monte Sinaí con su rostro resplandeciente a causa de la gloria de Dios en él, y la misma Escritura nos dice que esto pasó por que había hablado con Dios: “no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios” (Éx. 34:29). La pasión por Dios, la búsqueda de Su presencia provocará los más grandes cambios que ser humano se pueda imaginar, pues ante Él nada será igual…