Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta quebrantado. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta quebrantado. Mostrar todas las entradas

SANIDAD PARA EL CORAZÓN QUEBRANTADO

(Recuerda hacer click en el título para leer el tema completo) Es muy interesante ver la manera como Jesús se presenta al iniciar su ministerio: “Y vino a Nazaret, donde se había criado; y, conforme a su costumbre, el día de reposo entró en la sinagoga y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el rollo, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos” Lucas 4: 16-18.  

Esto nos deja ver el objetivo de su ministerio terrenal, así como el ministerio que espera que desarrolle su iglesia. Salvación, sanidad, liberación y restauración fue lo que el Señor trajo a las tierras palestinas y es por supuesto lo que sigue enviando por todas las naciones de la tierra a través de sus hijos... 

LIBRO: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA

LIBRO: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA

Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” Mateo 4:23. Este versículo nos hace reflexionar en el hermoso y poderoso ministerio del Señor Jesús, quien andaba sanando y liberando a todo los oprimidos por el diablo.

La tierra de Israel experimentó el amor y misericordia de Dios expresado a través de un ministerio restaurador. El Señor Jesús sigue haciendo lo mismo, pues él no cambia, es el mismo ayer, hoy y siempre... 

JESÚS RESTAURA EL CORAZÓN QUEBRANTADO

JESÚS RESTAURA EL CORAZÓN QUEBRANTADO
Introducción: (Jesús restaura el corazón quebrantado) Todos tenemos sueños y metas, lo más importante es que todos ellos estén en la voluntad de Dios. No basta con tener el anhelo, es necesario caminar hacia éste. 

Para lograr esto es fundamental caminar con un corazón sano, pero a veces en la vida nos encontramos con momentos que traen profundo dolor y crisis, dejando el alma devastada, y es aquí cuando nuestro Señor Jesús viene con Su mano sanadora…