Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta produce. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta produce. Mostrar todas las entradas

La oración produce resultados sobrenaturales

Introducción: En la vida del apóstol Pablo la oración fue no sólo importante, sino vital. En todo tiempo hallamos al apóstol en comunión con Jesucristo el Señor, siempre estaba orando por las iglesias y por sus discípulos, fue la oración una columna fundamental para cumplir el plan de Dios aquí en la tierra... 

LA ORACIÓN PRODUCE Y PROMUEVE MILAGROS

Introducción: Dedicarnos a la oración requiere compromiso y amor por Dios, pero todos sabemos que es vital. La comunión con el Señor fue una característica de la iglesia del primer siglo y vemos su poderosa influencia. 

Esto no ha cambiado, sí la iglesia fortalece su vida de oración, los resultados sobrenaturales no se harán esperar. Lo mismo ocurre a nivel del creyente, su vida tendrá tanto impacto espiritual como comunión tenga con Dios. Recordemos que el Señor nos dice: “Yo honro a los que me honran”. La oración prepara el ambiente para los milagros… 

UNA EXPERIENCIA CON DIOS PRODUCE GRANDES CAMBIOS

UNA EXPERIENCIA CON DIOS PRODUCE GRANDES CAMBIOS
Introducción: (Una experiencia con Jesús genera cambios y gran transformación) No hay nada que nos cambie como un encuentro con Dios. Podemos hacer muchas cosas, pero es un encuentro transformador con el Señor el que produce verdaderos cambios en nosotros corazón. 

Vemos ejemplos como el de Pablo, Moisés, Josué, Pedro, entre otros, quienes como resultado de una experiencia real con Dios fueron transformados y se convirtieron en poderosos instrumentos en las manos de Dios. La gloriosa presencia de Dios transforma al más rebelde y duro corazón en una vasija que brillará con el resplandor propio de la gloria del Señor…         

UNA FE QUE GENERA MILAGROS (Devocional No. 038)


Devocional No. 038 (Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria. Una fe que genera milagros)
La fe en Dios genera milagros

“…tuvo hambre. Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera? Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar,  será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”, Mateo 21:18-22. 


La fe que genera milagros


Jesús comprende y conoce nuestra condición. Jesús nació y creció como cualquier niño judío, y como todo ser humano “tuvo hambre”, sueño, fatiga, por eso él comprende nuestra humanidad y nuestras necesidades. Como niño fue instruido, como joven y adulto fue tentado y enfrentó diversas dificultades, por eso comprende nuestras diferentes situaciones. 

En su deidad conoce todo nuestro ser, la Escritura nos dice que “todo fue creado por medio de él y para él”, como nuestro creador, conoce nuestra estructura material, emocional y espiritual, y por tanto es él quien sabe exactamente cómo ayudarnos y como guiarnos...