Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta maldiciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta maldiciones. Mostrar todas las entradas

SEÑALES DE UNA MALDICIÓN Y CÓMO ROMPERLA

SEÑALES DE UNA MALDICIÓN Y CÓMO ROMPERLA
Como pueblo de Dios somos llamados a ser diferentes, en nuestro estilo de vida, en nuestra devoción a Dios, en nuestra actitud frente a los problemas, en una vida coherente con la fe que profesamos. También la Biblia nos enseña que ciertas señales del poder de Dios seguirán a Su iglesia en la tierra. Sin embargo a veces el hijo de Dios enfrenta ciertas situaciones ante las cuales no hay solución humana, y el cristiano debe contar con el discernimiento del Espíritu para luchar y enfrentar debidamente la dificultad o ataque espiritual. Lo cierto es que “Mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo” En Cristo tenemos completa redención…     

ROMPIENDO LA MALDICIÓN

ROMPIENDO LA MALDICIÓN
ROMPIENDO LA MALDICIÓN
A veces nuestra vida enfrenta circunstancias complejas y dolorosas, ante las cuales nos vemos completamente impotentes y sin solución posible (por ejemplo enfermedades sin origen detectado, crisis familiar continua y repetitiva, inestabilidad matrimonial generacional, fracasos financieros, etc). 

Los orígenes de todo esto, son diferentes, pero sin duda alguna, esto tiene una influencia espiritual, pero debemos tener presente que Dios ha prometido ayudarnos y “para esto apareció el Hijo de Dios para deshacer las obras del diablo”…        

OCULTISMO Y MALDICIONES

Ocultismo y maldiciones

Introducción: Durante la historia de la humanidad ha existido en el hombre el deseo de usar “cualquier poder” para superar a los demás, o derrotarlos. Esto ha llevado al ser humano a entrar en contacto con el mundo demoníaco y realizar acciones que Dios aborrece, recurriendo a los poderes de las tinieblas…

LIBRES DE LA MALDICIÓN

Libres de la maldición

Introducción: A veces enfrentamos situaciones tan complejas y dolorosas, que nos vemos completamente impotentes y sin solución (enfermedad sin origen detectado, crisis familiar repetitiva y continua, inestabilidad matrimonial generacional…). Los orígenes de todo esto, son diversos, pero sin duda alguna, esto tiene una connotación espiritual...