Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta elegido. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta elegido. Mostrar todas las entradas

Elegido por Dios

Elegido por Dios.
Introducción: Cuando miramos el tamaño del desafío, los diversos obstáculos, la batalla que hay por delante, entre otros, podemos concluir que definitivamente no podemos hacerlo, pero Dios siempre es más grande. A pesar de todo él nos ha llamado…  

ERES ELEGIDO POR DIOS A PESAR DE TODO

Introducción: Las dificultades y obstáculos son propios de la vida del ser humano. Una fortaleza ante éstos es estar precisamente seguros de las razones por las cuales vamos hacia adelante. La visión o meta de vida es fundamental para luchar ante la adversidad y para disfrutar los avances. 

Una vida sin metas o sueños es una vida que respira sin pasión, es un tesoro que se desperdicia ante la maravilla de la creación. Fuiste elegido por Dios para grandes cosas… He aquí algunas reflexiones del nuevo libro: “Elegido por Dios a pesar de todo”…

FUISTE ELEGIDO(A) POR DIOS (Devocional 031)


Devocional 031 (Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria).

FUISTE ELEGIDO(A) POR DIOS

Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron y trabajaron en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios”, Hageo 1:14.

Comencemos reconociendo que somos hijos de Dios, y que debemos ejercer con sabiduría la autoridad. Observamos que Zorobabel es un descendiente de David, y antepasado de Jesucristo, y por tanto de linaje real con derecho al trono, Mt. 1:12-13. Como nosotros, somos de linaje real, pues somos hijos del Rey. 

El Reino de Dios es un Reino de autoridad, y todo reino tiene una estructura de autoridad, aún el reino satánico. Un fundamento para ser usado por Dios es estar bajo autoridad, y es muy importante aprender esto, para luego ejercer bien la autoridad que nos deleguen. 

El hombre es llamado desde el principio a ejercer autoridad. Recuerda que la autoridad es para edificar, no para destruir. El texto de hoy nos enseña que la autoridad no debe envanecerse por su posición, la autoridad más bien hace equipo con los otros para trabajar por el Reino.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS