Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta celestial. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta celestial. Mostrar todas las entradas

Dios es nuestro Padre


Dios es nuestro Padre
Dios es nuestro Padre CelestialDesde antes de la creación Dios nos predestinó para ser hijos suyos.  

Leer Efesios 1:3-5. Según este texto bíblico podemos ver varias cosas:

Por amor y por su puro afecto nos predestinó para ser adoptados hijos (entonces somos hijos por su amor)...

EL MANÁ PAN DEL CIELO (Devocional No. 042)

Devocional No. 042 (Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)


Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley,  o no”, Éxodo 16:4.

Ésta provisión sobrenatural de Dios para su pueblo en el desierto es uno de los grandes milagros del Antiguo Testamento. Lamentablemente el contexto en el que se origina éste milagro no es una respuesta de Dios a la oración, ni a la adoración, ni al clamor de su pueblo, sino que dice la Escritura: “Israel murmuró”. Aunque Dios iba delante de ellos, los defendía y grandes señales había hecho, Israel no estaba agradecido, ni confiado en él, más bien expresa su inconformidad quejándose y murmurando ante la voluntad de Dios. (Evitemos la murmuración, pues Dios siempre sabe lo que hace, cuando y como)... 

LA ADORACIÓN EN EL CIELO


LA ADORACIÓN EN EL CIELO
 Introducción: Una vez escuché a un grupo de niños que se estaban burlando de un niño de la escuela que era hijo adoptivo. Le dijeron a él, "Tú no eres el verdadero hijo de tu papá." Él se aguantó lo más que pudo, pero al final les contestó: "Lo único que les puedo decir es que mi padre me escogió a mí, pero quizá sus padres no pudieron hacer otra cosa que aceptarlos a ustedes". 

Fuimos escogidos por Dios, para ser sus hijos, y por su gracia “estaremos para siempre con el Señor”, sirviéndole y adorándole… es necesario aprender acerca de los privilegios que tendremos en el cielo…

             La adoración en el cielo  

I.  LA REVELACIÓN ES LA BASE DE LA ADORACIÓN  

A.  La adoración comienza con una actitud correcta (Apoc. 1: 9-11).

Nota: por causa del evangelio, Juan había sido desterrado a la isla de Patmos (isla pequeña, usada como penitenciaría por el imperio romano, desértica y rocosa, sin arroyos, sin árboles, ni tierra fértil, salvo algunas pobres parcelas…), y allí en adoración, en el Espíritu, Juan escucha la voz del Señor Jesús… = enseñándonos que a veces Dios nos tiene las más grandes y ricas enseñanzas en los lugares más pequeños y menos hermosos según nuestros ojos.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS


Nota: es muy importante destacar que Juan estaba en el Espíritu, la Escritura nos enseña que: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Y nos las reveló a nosotros por el Espíritu Santo, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido”, entonces es fundamental aquí nuestra relación con el Espíritu Santo…