Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta angustia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta angustia. Mostrar todas las entradas

Dios te libra de la angustia

Dios te libra de la angustia
(Es Dios quien te libra de la angustia). Introducción: Muchos hombres y mujeres de Dios en la Biblia enfrentaron momentos difíciles, pero precisamente fue en aquellos momentos donde se destacó su principal virtud: buscar la presencia de Dios, por eso lograron grandes cosas y vivieron grandes victorias. No importa cuál sea el tiempo, Dios es quien te libra y te levanta sobre toda oposición…  

Jesucristo nos libra de la angustia

Jesucristo nos libra de la angustia.
Introducción: Las diversas crisis de la vida, o momentos traumáticos generan en el corazón humano diversas reacciones y dejan diferentes huellas. En muchas ocasiones el enemigo aprovecha esto para poner sobre las personas una carga de aflicción o angustia, carga que permanece allí hasta que reaccionamos y con la autoridad de Cristo renunciamos a eso, y el Señor quiebra el yugo que genera aflicción en la persona…  

Dios nos salva de la angustia

Dios nos salva de la angustia
Introducción: A veces Con frecuencia podemos hallarnos luchando contra lo que no sabemos. Podemos hacer guerra espiritual a diestra y a siniestra, pero es necesario además evaluar nuestro corazón delante de Dios, y poder identificar la fuente u origen del fracaso personal y familiar. Cristo ha venido a liberar al cautivo…

Sano y Libre de la Desesperación | Angustia

Dios quiere sacarte del pozo de la desesperación. Cuando no logramos someter la ansiedad o angustia a Dios o rendir los problemas al Señor, la desesperación toma el control y genera caos en la vida del creyente. 

Exponerse al stress o a una extensa crisis, sin lograr depositar esas cosas en las manos divinas es malo, pues genera enfermedades y permite al enemigo afligir al hijo de Dios. Más bien confía en el Señor, permite que él haga su obra a su manera y en su tiempo, él todo lo hace bien. Veamos este interesante estudio

COMO VENCER EL AFÁN Y LA ANSIEDAD

COMO VENCER EL AFÁN Y LA ANSIEDAD
El apóstol Pablo confiaba en Dios a pesar de todas las dificultades que tuvo que vivir, ésta confianza y seguridad en el Señor es una gran enseñanza para nosotros hoy día, pues vivimos en un  mundo lleno de afanes, adversidades y deseos egoístas. 

Cada mañana el ser humano se levanta para correr y alcanzar sus metas y deseos, que generalmente giran en torno a los bienes materiales (creo firmemente que Dios quiere bendecir a sus hijos, pero la prioridad es él mismo, no sus bendiciones). Recordemos las palabras del Maestro: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y lo demás vendrá por añadidura”. Victoria sobre el afán, la ansiedad y la angustia, leamos este interesante estudio  

LIBRADO DE LA ANGUSTIA (Devocional 015)



Devocional Semanal (No. 015, Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria).

LIBRADO DE LA ANGUSTIA 

     Y edificó allí un altar, y llamó al lugar El-bet-el, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano”. Gén. 35:7.

Jacob edificó un altar a Dios, y esto implica trabajo y esfuerzo. El altar es símbolo de la adoración a Dios y la comunión con él. Debemos reconocer que la comunión con Dios demanda de nosotros perseverancia, expectativa y una continua pasión por el Señor, pues es algo que no se construye de la noche a la mañana (requiere tiempo), ni es el resultado de un accidente. Veamos este interesante estudio 

INVOCANDO A DIOS DESDE LA ANGUSTIA


(Es necesario invocar a Dios en todo tiempo). Devocional Semanal (No. 007, Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria).
Invocando a Dios desde la angustia
    
Nos dice la Biblia en Jonás 2:1-2 “Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó” Jonás 2:1-2.

Cuando leemos la historia del profeta Jonás, vemos que había escuchado a Dios, había huido de Dios en un barco, allí había dormido, y aún había hablado con los marineros, pero sólo hasta ahora vemos que ora (“Entonces oró Jonás”)...