Ads 468x60px

Mostrando las entradas con la etiqueta adorador. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta adorador. Mostrar todas las entradas

EL CORAZÓN DE UN ADORADOR

el corazón de un adorador
Introducción: Los escribas y fariseos hablaban de manera muy piadosa y elegante, pero Jesús los llamó “hipócritas”. Los griegos se distinguían por su conocimiento y excelente capacidad de expresión, pero se burlaban del evangelio. 

Pedro y los demás prometieron dar su vida por Jesús, pero la noche que lo arrestaron para luego crucificarlo, todos lo abandonaron. La verdadera adoración nace en un corazón sencillo y fiel, es uno que reconoce que sin Dios nada es... 

LA ADORACIÓN A DIOS

LA ADORACIÓN A DIOS
Introducción: Adorar va mucho más allá de cantar una canción, es amar a Dios en todo tiempo, y obedecerle sin cuestionamientos (esto es lo que más agrada al Señor). La verdadera adoración es una vida sometida al señorío de Cristo, rendida ante Su voluntad, es un corazón que consciente que si no bebe del agua de vida de Cristo morirá, desfallecerá como el ciervo en el desierto. Más bien clamemos a Dios diciendo: “Como el ciervo brama por las aguas, así clama por ti oh Dios el alma mía”…     

ADORACIÓN GENUINA


ADORACIÓN GENUINA (Seminario)

Seminario compuesto por siete lecciones o sermones que expone los fundamentos, principios y poder de la adoración bíblica.

LECCIÓN UNO:

INTRODUCCIÓN: Hay muchas cosas que hacemos pensando en nosotros, o lo hacemos a nuestra manera. A veces nuestra oración o adoración, tiene ya un formato establecido propio o de otros, pero el asunto es: ¿Cómo le agrada a Dios? ¿Qué es una adoración agradable a Dios? Veamos…      
LA ADORACIÓN QUE AGRADA A DIOS
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

   I.   EL REY DAVID Y LA ADORACIÓN: 2 Sam.  23:1-2. 

    A.    Llamado “el dulce cantor de Israel”, y era un hombre con un corazón conforme al corazón de Dios.

Nota: observamos la profunda relación entre la adoración y el espíritu profético, entre la adoración y el mover del Espíritu Santo, entre el amor a Dios y la adoración…