Ads 468x60px

Mirando lo que no se ve

Reflexión: Mirando lo que no se ve.

 

 

 

La naturaleza misma nos enseña que como seres humanos, nuestro cuerpo está equipado con sentidos naturales, y a través de ellos nos podemos comunicar con el mundo exterior y material; esto sentidos nos permiten percibir, ver, sentir, oler, entre otras cosas.   

La palabra de Dios, también nos enseña que son los sentidos del espíritu, los que nos permiten percibir y ver el poder, la gloria y las evidencias sobrenaturales del reino de Dios en nuestra vida y en nuestro entorno. 

Es así, que el apóstol Pablo nos dice por el Espíritu: “Andamos por fe, y no por vista”. De manera, que es la fe la que nos lleva a caminar por los senderos del poder de Dios. Es ésta fe, la que agrada al Señor, es aquella que confía en su cuidado y poder, porque así está escrito, y fiel es Dios para cumplir su palabra.  

Lo más seguro es que ante los obstáculos y las adversidades, nuestros sentidos naturales “ven” grandes problemas o poderosos inconvenientes; pero, los ojos de la fe logran ver el poder de Dios, y se ve la crisis como una oportunidad para la manifestación de la gloria del Señor. 

Es por esta razón, que la palabra de Dios nos dice que Moisés “se sostuvo como viendo al Invisible; no temiendo la ira del rey de Egipto”, según la Epístola a los Hebreos 11:27. Sólo con los ojos del espíritu, Moisés pudo ver al Invisible.    

 

 

 

Cuando el miedo quiere venir a gobernar nuestro corazón, es con esta fe y seguridad en Dios, que podemos avanzar, seguir al Señor y alcanzar sus grandes promesas. 

Concluimos entonces, que los ojos de la fe pueden ver el poder de Dios, y allí se enfocan; con razón, dice la Biblia: “puestos los ojos en Jesús”; mientras que, los ojos naturales, se concentran en el tamaño de los obstáculos, y en la incapacidad humana para superarlos.    

Nuestro buen Dios ha dispuesto para nosotros grandes y poderosos desafíos, y él mismo ha prometido su presencia y poder acompañándonos todos los días de nuestra vida. Mira con los ojos de la fe al Todopoderoso, nada es difícil para él, fielmente cumplirá todas sus promesas sobre ti.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

El poder de la fe en Dios

Cuida tus pensamientos

El triunfo está al alcance de quien persevera

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

3 Comments:

  1. Avanzando cada día con perseverancia en la oración, a través de los desafíos que nos ha dispuesto el Señor, siempre con acción de gracias; porque confiamos en sus promesas.
    Bendiciones pastores!

    ResponderBorrar
  2. Amen, Gloria a Dios. La fe que mueve montañas, Mateo 17:20

    ResponderBorrar