Ads 468x60px

Milagros a tu favor

Sermón: Milagros a tu favor.

 

 

 

Una cosa que no podemos ignorar en el camino de la fe en Cristo, es que cuando servimos a Dios, enfrentaremos obstáculos y oposición; pero, debemos tener claro también, que el poder del Señor Jesús siempre será mayor. Él nos equipa y capacita para servirle y avanzar hacia el destino que nos ha preparado, él sigue haciendo milagros a nuestro favor. 

La palabra de Dios nos enseña en el Segundo Libro de los Reyes 6:5-7 “Pero aconteció que en el momento en que uno de ellos estaba derribando un tronco, el hierro del hacha se le cayó al agua; y gritó diciendo: Ah, señor mío, el hacha era prestada. 

En aquel momento el siervo de Dios preguntó: ¿Dónde cayó? Y cuando le mostró el lugar, cortó un palo y lo lanzo allí, e hizo flotar el hierro. Entonces, Eliseo le dijo: Tómala. Y al momento, el hombre extendiendo su mano, la tomó”.   

El texto bíblico de hoy, nos recuerda que Dios hace milagros en medio de las dificultades, él es la respuesta a toda crisis. En este caso en particular, el profeta Eliseo va con sus discípulos a cortar madera para ampliar el lugar donde vivían, y en medio de aquellas labores, el hacha con la que trabajaban se les cayó al río.   

Son aquellas dificultades que nadie espera, pero que surgen en el proceso de servir a Dios. Los discípulos de Eliseo, habían solicitado algunas herramientas para cortar la madera con la que ampliarían la casa de los profetas, ya que esto es bueno, nadie espera que las cosas salgan mal. 

De hecho, creo que esperamos el cuidado total del Señor. Pero, ahora ellos tenían una crisis por resolver. Debemos tener presente, que cada adversidad en el camino de la fe, es un desafío para ver la gloria de Dios.  

 

 

 

Este suceso nos recuerda, que aunque estemos sirviendo o haciendo cosas para nuestro buen Dios, no significa necesariamente, ausencia de adversidades, o de obstáculos por superar. 

Dios manifestó su cuidado y poder a favor de sus hijos, a través del profeta Eliseo, un milagro maravilloso ocurrió, pues el Señor hizo flotar el hierro. Podemos entonces concluir, que con la ayuda de Dios no solo superaremos las adversidades, sino que seremos testigos e instrumentos de sus poderosos milagros.   

Nuestro Señor Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Él sigue haciendo milagros, y desea usarte en gran manera. Ante la crisis o dificultad clama al Señor, confía en él, y su poder se hará manifestó en cada situación, para gloria suya y bendición nuestra.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

El poder de la fe en Dios

Cuida tus pensamientos

El triunfo está al alcance de quien persevera

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.  

5 Comments:

  1. Me ha llegado hoy el correo de que se había publicado este sermón y justo hoy puedo ver la mano del Señor moviéndose, tengo un "milagro a mi favor". Qué grande es nuestro Dios. No tengo palabras. Dios es el Dios de lo imposible, el que hace flotar el hierro.
    Gracias por este precioso estudio. Bendiciones familia!

    ResponderBorrar
  2. Saludos y muchas bendiciones, estoy convencido que está palabra es para mí vida, solo un milagro del Señor estoy esperando.
    Gracias pastor Dios le bendiga siempre.

    ResponderBorrar
  3. Una vez mas Dios hablando a mi vida. Cuan preciosa es su Palabra.

    ResponderBorrar
  4. Padre Celestial tu sigues siendo el mismo de ayer, por favor concédeme el milagro que solicito con mucho fervor y pasión de mi hijo. Sólo tu superas todas las adversidades

    ResponderBorrar