Ads 468x60px

En las manos de Dios están nuestros tiempos

En las manos de Dios están nuestros tiempos

 

 

 

Todos enfrentamos diversos momentos de adversidad o crisis, y en aquellos tiempos podemos sentirnos tentados a concluir que el Señor se ha olvidado de su propósito con nosotros, y que quizá estamos fuera de su cuidado y mirada. 

Podemos, ante todo esto, llegar a pensar ¿Sí está el Señor con nosotros, por qué se demora en su respuesta?   

En otros momentos de nuestra vida, podemos conformarnos y renunciar a los sueños, y quizá se llegue a concluir que los propósitos divinos son tan grandes y poderosos, que nosotros no podemos alcanzarlos. 

Sin embargo, nuestro Dios es fiel y todopoderoso, él cumple sus promesas. El Señor Jesucristo tiene el poder y gobierno de todo, él es soberano Dios y todo le es posible, él cumple sus propósitos, y su tiempo es perfecto, así como sus diversas maneras de actuar. 

La palabra de Dios nos enseña en el libro de los Salmos 31:14-16 

“Más yo en ti confié, oh Jehová; yo dije: Tú eres mi Dios. En tu mano están mis tiempos: Líbrame de la mano de mis enemigos, y de mis perseguidores. Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo: Sálvame por tu misericordia”.

 

 

 

Por lo general, ante las dificultades y obstáculos, y ante el transcurrir del tiempo sin respuesta divina, podemos pensar que el Señor se está demorando; pero, Dios sabe qué hacer, cuándo y cómo. Él es bueno, y todo lo hace por amor y en el tiempo preciso. 

Siempre debemos tener presente, que Dios tiene todo en sus manos, nunca se demora, así como tampoco se anticipa, él sabe cómo y cuándo hacer su buena y perfecta voluntad en nuestra vida.   

Por todas estas cosas, más bien debemos seguirle y amarle con todo el corazón, debemos confiar en el cuidado y poder de Dios. La bendición plena se hace evidente cuando caminamos con él.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

Jesús sana a la mujer encorvada.

Jesús visita el hogar de Simón fariseo.

La unción del Espíritu Santo.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. Qué ánimo la verdad! hay veces que, queriendo confiar en Dios, las oraciones que no tienen respuesta, nos hacen entristecernos y dudar de si se cumplirán; es por eso, que hay estudios que llegan en el momento perfecto. Me quedo con Salmos 31:14-16
    Muchas gracias pastor por compartir sus estudios. Bendiciones familia y un abrazo!!

    ResponderBorrar
  2. Definitivamente Dios no se adelanta ni se atrasa en su momento preciso y no en el nuestro, Señor hágase su voluntad, excelente estudio

    ResponderBorrar