Ads 468x60px

Sermones cortos para predicar

Sermones cortos para predicar:

 

 

 

Sermones cortos para predicar. No1. 

Título: Dios tiene cuidado de sus hijos. 

La palabra de Dios nos enseña en el Libro de Éxodo capítulo catorce la intensa persecución del rey egipcio y sus soldados, contra los israelitas que salían de Egipto. Sin embargo, el Faraón ante la poderosa mano de Dios, tuvo que dejar ir a los hebreos para que ellos adoraran y sirvieran al Señor en el desierto.   

La Biblia, nos dice que en el instante que los hebreos miraron atrás y vieron venir al faraón con su gran ejército, tuvieron diversas reacciones. Para completar el momento difícil, al frente de ellos estaba el Mar Rojo; y según podemos observar en los versículos diez y once del mismo capítulo (Éxodo 14:10-11), los israelitas reaccionaron de la siguiente manera:  

Ellos “Temieron en gran manera”,

Entonces “Clamaron a Jehová”

Y pronunciaron palabras incorrectas: “Dijeron a Moisés: era mejor haber muerto en Egipto”. 

Cuando observamos al detalle estas expresiones, podemos ver que todo esto es una mezcla de emociones como: el miedo, ruego a Dios ante la desesperación, una percepción de fracaso, y gran impotencia y frustración. 

La verdad es que seguramente, estas también han sido nuestras reacciones ante las adversidades. Tiempos en los que aparece el enemigo, los obstáculos y/o la incertidumbre del futuro, las crisis, etc; de modo, que no hay mucha diferencia entre la actitud de ellos y la nuestra hoy día.  

 

 

 

(Sermones cortos para predicar). En aquel difícil momento, Moisés se mantuvo firme en su fe al Señor y todos pudieron ver un gran milagro: La apertura del Mar Rojo. Dios no cambia, y así como él los libró, nos librará a nosotros también de todo tiempo malo, y nos ayudará ante toda dificultad. 

Fortalece tu confianza en Dios, mediante la comunión con él; y nutre tú de fe, mediante la lectura y estudio de la palabra del Señor. No se trata de cuan difícil sea el desierto, ni cuan grandes sean nuestros enemigos, nuestro buen Dios siempre intervendrá a nuestro favor, él sigue abriendo caminos donde no los hay.  

Por encima de todas las probabilidades, de todos los obstáculos y enemigos, Dios llevó a su pueblo a la tierra prometida, como lo había dicho. De modo, que debemos poner nuestra confianza en sus promesas, pues él fiel y todopoderoso hará lo que ha dicho.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer sermones cortos para predicar:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ  

Sermones cortos para predicar. No. 2. 

Título: Dios cuida su plan contigo. 

Desde el comienzo hasta el final de la Biblia, Dios nos hace conscientes de que con cada uno él tiene un plan. Sus planes son maravillosos, pues vienen de su mente y corazón, y todo lo que él hace es bueno y poderoso. 

Por ejemplo, la palabra de Dios nos enseña que el patriarca Jacob daba por muerto a su hijo José, pero en realidad, sus propios hermanos lo habían vendido como esclavo a los mercaderes madianitas. 

Después de venderlo, los hijos de Jacob le llevaron la túnica de su hijo, túnica de colores manchada de sangre, diciéndole que una fiera lo había devorado. De este modo, para Jacob, José su hijo, había muerto.   

Sin embargo, la Biblia nos enseña que José fue esclavo en la casa de Potifar por varios años; y luego, permaneció preso en la cárcel de los presos del rey por algunos años más, de modo que para su familia, José ya no existía.  

 

 

(Sermones cortos para predicar). Pero, la palabra de Dios nos enseña que el Señor tenía un maravilloso plan con José. Cuando fue el tiempo de Dios, fue sacado de la cárcel para convertirse en el segundo gobernante en Egipto después de la autoridad del faraón. Dios lo puso en un poderoso lugar de privilegio, para desde allí salvar a multitudes, incluso a su propia familia, Jacob su padre, su madre y sus hermanos. 

“Vosotros pensasteis mal contra mí, más Dios lo encaminó a bien para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo”, Génesis 50:20.  

Esto nos recuerda, que cada uno de nosotros somos un plan de Dios. Eres un propósito del cielo, Dios te va a fortalecer para superar las dificultades, porque muchos pecadores, enfermos y cautivos te esperan, ellos necesitan el mensaje de Dios que tienes, y la unción del Espíritu Santo que el Señor ha depositado en ti.   

Así que, persevera, el Señor quiere usarte poderosamente. Aunque estés atravesando tiempos complicados, Dios tiene un plan contigo, y el enemigo y las dificultades no prevalecerán sobre ti. Decide confiar en Dios y seguir su camino, a su tiempo él hará cosas maravillosas. 

Te invito a leer sermones cortos para predicar: 

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

Sermones cortos para predicar. 

0 Comments:

Publicar un comentario