Ads 468x60px

Las crisis nos llevan a nuevos niveles de fe

Devocional: Las crisis nos llevan a nuevos niveles de fe  

 

 

 

La palabra del Señor nos relata grandes hazañas y victorias que hombres y mujeres de Dios lograron, y lo hicieron por la fe en Dios y en sus promesas. Podemos observar un factor común en estos casos, y es que ellos experimentaron un encuentro con Dios; fueron transformados por el poder del Señor, y eso los convirtió en poderosos instrumentos para el Señor.  

Las dificultades deben ser oportunidades, los obstáculos debemos usarlos como escalones para ir a nuevos niveles de fe y madurez. Por ejemplo, le sucedió al profeta Isaías. Lo vemos, cuando Isaías lamenta la muerte del rey Uzías.    

Nos dice la Escritura en el libro del profeta Isaías 6:1 “En el año de la muerte del rey Uzías, vi al Señor excelso y sublime, sentado en un trono; las orlas de su manto llenaban el templo”. 

La lectura de este capítulo sexto de Isaías, inicia con una nota triste, y es que el rey del reino de Sur, el rey de Judá, el rey Uzías, ha muerto. Debemos tener presente que, Isaías, era de descendencia real, de una familia noble y adinerada de Jerusalén, y posiblemente primo del ahora fallecido, rey Uzías.   

Debemos de tener en cuenta ahora, que el rey Uzías, fue el último gran rey de Judá, después de él no se levantó en el Reino del Sur otro rey igual o superior en su piedad y gestión. 

La Biblia nos dice, que el Señor Dios le dio la victoria sobre sus enemigos, gobernó al pueblo de Judá por cincuenta y dos años, y la prosperidad sobre su gobierno fue notoria y abundante. Fue un tiempo de poderío militar, prosperidad y paz para el reino de Judá.  

De modo que este fallecimiento impactó al pueblo, y el mismo Isaías ha sido afectado profundamente por la muerte de su familiar, el rey Uzías. Isaías estaba desanimado, con inseguridad e incertidumbre ante el futuro. Seguramente, pensaba que la prosperidad acabaría, llegaría la escasez, y el cautiverio vendría sobre el reino del Sur.

 

 

 

En medio de aquel difícil tiempo, el profeta Isaías decide ir al templo del Señor, fue esta la mejor decisión en aquel momento. Algunas veces, el cristiano vive experiencias similares, es decir, sufre la pérdida de un ser querido, o tal vez otra clase de pérdidas, y aparece con fuerza el desánimo, o la tristeza y la preocupación, pero ante todo esto, lo que debemos hacer es buscar la presencia del Señor, sólo allí seremos fortalecidos y comprenderemos mucho más los caminos  tiempos de Dios.  

Cuando enfrentamos tiempos difíciles, debemos reconocer que son escenarios que demandan fortalecer nuestra fe en Cristo. A veces, en nuestra vida vivimos tiempos de adversidad; pero, no debemos permitir que el miedo, la ansiedad o la angustia vengan a gobernar nuestro corazón. Lo que debemos hacer es acudir a Dios, fortalecer nuestra fe en él, y seguir su consejo y dirección.   

El profeta se dirige entonces al templo del Señor. Debemos tener presente, que en la mente de Isaías, el rey Uzías ya no está sentado en el trono de Judá, aquel trono está vacío, sin gobernante. 

Sin embargo, cuando Isaías llega al templo del Señor, mediante la visión que tiene, se entera que Dios sigue sentado en su trono; y es esto lo que nosotros debemos tener presente siempre, pase lo que pase en la tierra, el Señor sigue sentado en el trono del cielo, él sigue gobernando todas las cosas. Dios tiene el gobierno de toda la creación.  

No podemos olvidar, ni permitir que las adversidades nos hagan dudar, respecto a una verdad: Dios sigue reinando, él continúa escuchando nuestras oraciones, él sigue obrando en nuestra vida para conducirnos al escenario de bendición que nos ha preparado.  

 

 

 

A veces los vientos son contrarios, y las cosas no salen bien; sin embargo, cuando las cosas no salen como esperamos, cuando nos equivocamos, cuando nuestra comodidad es interrumpida por las dificultades, no debemos quejarnos ni murmurar, lo que debemos hacer es buscar a Dios, él nos escuchará y ayudará, veremos su gloria y poder.   

Debemos considerar y destacar la expresión del profeta: “Su trono alto y sublime”, ya que nos recuerda, que como son más altos los cielos que la tierra, así son más altos sus pensamientos que los nuestros, sus planes son grandes y maravillosos, su poder lo llena todo, así como su manto llena el templo. Después de esta experiencia, Isaías salió a desarrollar un poderoso ministerio como profeta de Dios.   

Podemos confiar y esperar completamente en Cristo, él sabe todas las cosas antes de que sucedan. Puedes confiar plenamente en él y en su cuidado. Todo será como él lo ha prometido.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.     

5 Comments:

  1. Gracias pastor Gonzalo Zanabria, su mensaje es propició para mi en este momento. Gracias, Bendiciones.

    ResponderBorrar
  2. Amen
    Gracias Pastor Gonzalo. Dios es tan maravilloso, en muchas ocasiones sus mensajes han sido directamente de Dios para mi vida en el momento justo. Dios le continue bendiciendo.

    ResponderBorrar
  3. Muchisimas gracias por la reflexiones. Dios los bendice grandemente.

    ResponderBorrar
  4. Mismo pensamiento que el resto de personas, no se puede imaginar, cómo nos llegan sus estudios en el momento adecuado, es instrumento de Dios para darnos aliento. Muchas bendiciones pastores

    ResponderBorrar
  5. Dios le bey ricamente pastor ,muy oportuno el mensaje en medio de estos tiempos,le seguimos manteniendo en nuestras oraciones ,fam Castro..1 Sam 9:9

    ResponderBorrar