Ads 468x60px

Espera lo mejor de Dios para tu vida

Sermón: Espera lo mejor de Dios para tu vida

 

 

 

Una actitud de fe y esperanza en Dios, es fundamental para sumir con fuerza los desafíos que nos ofrece el camino de la vida cristiana. De hecho, la Biblia nos enseña que por la fe, los héroes del capítulo once de la Carta a los Hebreos lograron grandes hazañas y alcanzaron poderosas victorias.   

La fe, nos dice la Biblia, es la certeza de lo que se espera. Entonces, la fe es expectativa por las cosas que Dios hará a nuestro favor, la fe es expectativa por los milagros que ya vienen en camino para nuestra bendición.  

Debemos tener en cuenta, que nuestro Señor Jesucristo tuvo que enfrentar oposición, obstáculos y enemigos; pero, él lo hizo con firmeza, y por supuesto, con la ayuda de su Padre celestial. 

Con la fuerza y unción del Espíritu Santo también, el Señor Jesús logró conquistar los desafíos que tenía por delante, superó el rechazo, la ofensa, la traición, entre muchas otras cosas; el Señor venció, ahora vive en ti, y por su fuerza y poder también tú puedes vencer.   

Ser cristiano no significa ausencia de adversidades, somos personas de fe en Dios. La naturaleza de nuestro Señor es la victoria, él es un vencedor. 

Un vencedor persevera a pesar de las adversidades, confía en el poder de Dios, y persevera con la esperanza de alcanzar las promesas fieles y firmes del Señor. Recuerda, él prometió: “Nunca te dejaré, nunca te desampararé”.  

 

 

 

Nuestro Señor Jesucristo venció, y como él lo hizo quiere fortalecerte y ayudarte, él nunca te fallará, pues está escrito: “Todo aquel que en él creyere, nunca será avergonzado”. Nos dice la palabra de Dios en la Epístola a los Romanos:  

“Antes bien, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó. Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús, nuestro Señor”. Según Romanos 8:37-39. 

Nada es difícil para nuestro Dios, ninguna cosas es imposible para él, no existe enemigo ni obstáculo más grande que nuestro Señor Jesucristo, y por su amor y bondad ha preparado maravillosas bendiciones para ti y para tu familia, por eso con toda razón dice la Biblia: 

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 3 Juan 1:2.    (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.   

0 Comments:

Publicar un comentario