Ads 468x60px

El poderoso y fiel cuidado de Dios

Sermón: El poderoso y fiel cuidado de Dios.

 

 

 

A lo largo de la Biblia, Dios nos llama a confiar en él; y aunque a veces nos cuesta trabajo confiar en su cuidado, debemos mantener presente que en esencia él es amor, y por tanto, tiene cuidado de cada uno de sus hijos. Dios es fiel y no miente, él cumple todas sus promesas tal y como las ha declarado.   

La palabra de Dios nos dice en el Primer libro de los Reyes 17:8-9 “Vino después a Elías palabra de Dios, diciendo: Levántate y vete a Sarepta de Sidón, y morarás allí; pues yo he dado orden allí a una mujer viuda que te alimenta y sustente”. Esto fue sin duda, un desafío de fe para el profeta Elías. 

La Sagrada Escritura nos enseña que la perseverancia es una evidencia de nuetsra fe en Dios. Podemos ver evidenciada aquí la perseverancia del profeta Elías, pues él no renunció cuando el arroyo de Querit se secó (símbolo de un tiempo de dificultad). 

Tampoco renunció en la región de Sarepta de Sidón (lugar que representa ese escenario dónde somos formados por la mano del el Señor), así como tampoco renunció a lo largo de esos tres años y medio de sequía (espacio de tiempo que es símbolo de escasez). 

Como podemos ver, a pesar de los obstáculos el profeta Elías perseveró; ante la prueba y la escasez siguió confiando en el Señor, y esa perseverancia mostró su fe en el cuidado de Dios. Es por eso, que la perseverancia es una evidente muestra de fe.  

El profeta tenía que ir a donde una mujer viuda que lo alimentaría. Es muy difícil que “una mujer viuda”, y por tanto sola, sin ninguna herencia, y pasando por un gran tiempo de sequía, pudiese alimentar al siervo de Dios.

 

 

 

Era mucho más seguro ir a la casa de un poderoso hacendado, o tal vez al dueño de muchas barcas pesqueras fenicias, entre otras cosas; pero ¿una viuda? Precisamente, esta es la fe que nos hace avanzar, nos permite ver milagros, obras maravillosas de Dios, e intervenciones sobrenaturales en nuestra vida.   

Dios nunca se equivoca y sabe muy bien hacia donde lleva nuestras vidas. Nuestro buen Señor desea llevarnos a nuevos niveles de confianza en él, quiere usarnos como instrumentos de bendición para muchas personas; y todo esto es parte de esa formación. 

Somos entrenados al escuchar la voz de Dios o recibir de él su dirección, debemos seguir su consejo, nuestra fe crecerá, y nos haremos cada vez más aptos para sus poderosos planes. Ni al profeta, ni a la viuda, ni a su hijo, les faltó el pan, pues Dios tuvo cuidado de ellos durante todo el resto de aquella severa sequía. 

El Señor Jesús no es ajeno ni es indiferente a nuestras necesidades ni conflictos, él tiene cuidado de nuestras vidas, nunca falla a sus promesas, y poderoso es para guardarnos sin caída.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. Gracias pastor por el estudio, de gran bendición para mi vida, me da aliento y me recuerda el cuidado de Dios. Leí el otro día el estudio pero hoy me he acordado de que quería dejar como aportación una canción en la que el Señor me habla de una forma especial y quería dejarla, por si a alguien, le ayuda, si está pasando tiempo de dificultad.
    https://youtu.be/iEd2RgVwdek (mi Pastor eres tú, se llama la canción)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sara, son muy importantes para nosotros. El Señor Jesucristo bendiga tu vida y toda tu casa.

      Borrar