Sermones para navidad y año nuevo | Estudios y Sermones Sermones para navidad y año nuevo - Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Sermones para navidad y año nuevo

Sermones para navidad y año nuevo

 

 

 

Reflexión navidad - año nuevo: 

Motivos para celebrar.  

Texto bíblico: Juan 5: 1-6 “Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. 

Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: Quieres ser sano?”. 

Dios ha hecho cosas grandes y maravillosas con su pueblo Israel, y algunas de esas maravillas se conmemoran a través de fiestas que se celebran cada cierto tiempo, en honor a Jehová Dios. 

Precisamente, Jesús se dirigía a una de esas fiestas en Jerusalén, pero antes de entrar a la fiesta, él va a un lugar donde no había motivos para celebrar, porque ese lugar estaba lleno de personas enfermas que esperaban un milagro; cuando Jesús llega cambia la condición de esas personas, el dolor y la enfermedad se van, y les da razones para celebrar. 

Así también, cuando Jesús llega a tu vida, ésta nunca más será igual, te dará vida, esperanza y encontrarás el verdadero propósito de tu existencia.

 

  

 

El pasaje bíblico anterior, hace referencia a la sanidad de un hombre que estaba paralítico y que llevaba mucho tiempo en ese lugar, esperando su milagro; pero por qué Jesús antes de sanarlo, le pregunta si quiere ser sano. 

Quizá este hombre llegó al estanque porque había escuchado que allí sucedían milagros, pero con el pasar del tiempo se acomodó y no hizo ningún esfuerzo por acercarse o pedir que lo acercaran al estanque de manera que pudiera estar listo para recibir su milagro. 

Aun así, Dios le alcanza con su misericordia y le sana, pero antes lo hace recapacitar con la pregunta que le hace, pues le recuerda para qué llegó a ese lugar, y lo más bello de esa experiencia es que este hombre no tuvo un encuentro con un ángel, sino con el Dios viviente a través de su Hijo Jesucristo. 

El estanque de Betesda, que se menciona en el pasaje bíblico, puede representar a las diferentes congregaciones cristianas, a las que muchas personas hemos llegado y siguen llegando, porque hemos oído que allí suceden milagros, que allí los enfermos son sanados, que los enlutados son llenados de gozo y alegría, que los atados a vicios o a relaciones de esclavitud son libertados, que los matrimonios son restaurados y que allí lo imposible se vuelve posible. 

Más Dios, quiere que no solo lleguemos al estanque a buscar un milagro, sino a tener un encuentro personal con él a través de su hijo Jesucristo, porque en esta vida terrenal todo pasa, y el más grade milagro que necesitamos recibir de Dios es la vida eterna, que ya nos ha sido dada a través de Jesús.

 

 

 

Tu milagro sin duda llegará y no es por la manifestación de un ángel sino por la manifestación del poder y la gracia de Dios a tu favor. No te quedes lejos, ni te vuelvas inactivo en la obra del Señor, acércate cada vez más a su presencia, y trabaja para el reino de Dios, porque él viene pronto y su recompensa con él. 

Así que también en nosotros Dios ha hecho grandes maravillas, y seguirá haciéndolo, porque él se complace en bendecir a los que le buscan y le creen. Por lo cual, procuremos un corazón agradecido pues tenemos motivos suficientes para alabarle y celebrar fiesta en honor a su Nombre. A nuestro señor Jesucristo sea la gloria, la honra y la alabanza. 

Si aún no has rendido tu vida a Cristo Jesús, te motivo a que lo hagas, no esperes más, si lo tienes a él, lo tienes todo. El regalo más grande, sin duda alguna, es recibir a Cristo en nuestro corazón y permanecer en él.   (Escrito por Yesenia Aguilar – Editado por Pastor Gonzalo Sanabria).  

 

 

Listado de sermones para navidad y año nuevo: 

Sermón para navidad

Dios ha sido bueno.

Dios está contigo en todo tiempo

Dios cumplirá su plan en ti

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 


Sermones para navidad y año nuevo.  

El tiempo de Dios es bueno y perfecto. 

La palabra de Dios nos enseña que aquel día, cuando el Señor Jesús lavaba los pies a sus discípulos, a Pedro le costó dejarse lavar por el Maestro, en aquel momento el Maestro le dijo: “Lo que yo hago ahora no lo comprendes, pero lo entenderás después”.   

De igual modo, hay acontecimientos que son difíciles de comprender en nuestro caminar de fe; sin embargo, es allí cuando debemos decidir creer y confiar en las promesas del Señor, pues él es bueno y fiel, él sabe muy bien lo que hace y en qué momento hacerlo.  

Debemos tener presente, que las pruebas de la vida no son un fracaso, sino una oportunidad para forjar nuestro carácter y crecer en la fe. Nos dice la Biblia en Génesis 40:1-3  

“Tiempo después, el copero y el panadero del rey de Egipto ofendieron s su señor. El faraón se enojó contra estos dos funcionarios suyos, es decir, contra el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos, así que los mandó presos a la casa del capitán de la guardia, que era la misma cárcel donde estaba preso José”. 

Como nos enseña la Biblia, José ha sido enviado a la cárcel por las mentiras de la esposa de Potifar; sin embargo, él no ha murmurado contra el Señor, ni se ha enojado con su propia vida; más bien, él continua siendo un hombre diligente y temeroso de Dios, de ningún modo acusa al Señor de sus circunstancias adversas.    

También nos dice la Biblia, que José está en la cárcel donde estaban los presos del rey. Entonces, ésta no era la cárcel donde estaban los peores criminales de aquel tiempo. Allí, José atiende todas las cosas por orden del capitán de la cárcel, y así le correspondió atender y servir al jefe de los panaderos y al jefe de los coperos del rey egipcio.   

La Escritura nos dice que en cierta oportunidad ellos tuvieron dos sueños, cada uno un sueño, y José les interpretó aquellos sueños, y como él les interpretó así se cumplieron. 

Y debido a que según la interpretación de José, el jefe de los coperos estaría de nuevo ante el faraón, José le pidió que le hablará a faraón para que lo dejará libre, pues él era inocente, pero nos dice Génesis 40:23 que José fue olvidado: “Sin embargo, el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él por completo”.  

Definitivamente, como nos enseña Dios en su palabra: Todo tiene su tiempo. En diversas ocasiones no entendemos las cosas que Dios hace o permite, pero él sigue sentado en su trono y tiene el gobierno de todas las cosas. El jefe de los coperos olvidó a José porque ese no era el tiempo de Dios, era necesario que José estuviese más tiempo en la cárcel. El Señor sabe muy bien lo que hace. 

Dios, como alfarero por excelencia, seguía trabajando en el corazón de José; aquel no era el tiempo de salir, era el tiempo de habitar en la presencia de Dios y permitir su buena obra en lo secreto del corazón.   

Aquella obra que no vemos físicamente; pero, que Dios está realizando en lo profundo de nuestro corazón, a través de ella prepara nuestro carácter para luego administrar correctamente sus bendiciones y privilegios.

Sermones para navidad y año nuevo. 

4 Comments:

  1. Ese encuentro personal es lo más bonito que ha ocurrido en mi vida, no podría vivir sin Él.
    Aprovecho para poner la letra de una canción que se me ha venido a la mente, al leer el estudio :
    Ya no tienes que esperar
    A que un ángel descienda
    Para mover
    Las aguas del estanque
    Ya no tienes que esperar
    Tú milagro ocurrirá
    Porque hoy se mueven
    Las aguas del estanque
    Porque el Maestro llegó
    Te ofrece la sanidad
    Las aguas se mueven, se mueven, se mueven
    Y no se detendrán

    Muchas gracias pastor

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  2. Muchas gracias a Yesenia Aguilar por el estudio. Bendiciones! Muy bonito!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida y tu familia. Muchas gracias, Sara, por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar esta labor.

      Borrar