Ads 468x60px

Devocional de hoy

Devocional de hoy: Dios transforma tu crisis en una poderosa bendición

 

 

 

La palabra de Dios nos enseña en el devocional de hoy, según el libro de Éxodo 15:23-25 que los israelitas “Llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara,  porque eran amargas... Por esta razón, el pueblo de Israel murmuró contra Moisés, y Moisés clamó a Jehová,  y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron… y allí fueron probados”. 

Debemos tener en cuenta algo muy importante, y es que cuando el Señor saca al pueblo de Israel de Egipto, él sabe muy bien a donde y por donde llevarlos. La presencia de Señor estaba manifiesta de día (mediante una columna de nube) y de noche (a través de una columna de fuego). Lamentablemente, al pueblo hebreo le costó comprender esto, y por eso, una y otra vez se quejó de la voluntad del Señor.     

La Escritura nos dice, que en el momento en el que ellos llegaron a las aguas de Mara (nombre que quiere decir: amargo, amargura), llegaron a experimentar un tiempo y lugar donde su fe y su confianza en Dios serían probadas. 

El agua que habían llevado se les había acabado, habían caminado por tres días sin agua, según nos dice Éxodo 15:22, y llegan a éstas agua y son amargas. Podemos imaginarnos aquel momento, ellos corrieron a saciar su sed y de repente alguien grita: “No beban, son aguas amargas, son aguas malas”, sin duda, la frustración de su corazón fue intensa, y quizá hubo reacciones diversas, un par de ellas fueron, el enojo y la murmuración.   

Aquí, vale la pena preguntarnos: ¿Cómo reaccionamos, cuando caminando en la voluntad del Señor, nuestros resultados no tiene el mejor sabor? El devocional de hoy nos permite examinar nuestro corazón y pesar nuestras reacciones ante la adversidad.    

La palabra de Dios, nos dice que en esta ocasión el pueblo de Israel “murmuró contra…”. Con cierta frecuencia, caemos en el error de culpar a otras personas, incluso a Dios, nos enojamos, renunciamos, murmuramos, entre otras cosas. Nos cuesta esperar en el Señor, y confiar en Su dirección, es algo que debemos aprender progresivamente en éste camino de la fe.

 

      

Debemos destacar ahora, la actitud y acción de Moisés, pues es un ejemplo digno de imitar, Moisés “clamó a Jehová”, él sabía que Dios los había llevado allí, sabía que era el escenario divino para ser enseñados por el Maestro, todos recibirían una poderosa enseñanza sobre el poder milagroso y proveedor de Dios. 

El desierto, y aquí específicamente, las aguas de mara, serían una herramienta para fortalecer la fe del pueblo de Dios. En respuesta a la oración de Moisés, el Señor le mostró la solución (ellos debían lanzar un árbol a las aguas amargas de Mara, y aquella amargura desaparecería y el pueblo y sus animales podrían beber de ellas).    

La palabra del Señor nos dice aquí que: “las aguas se endulzaron”, esto nos enseña que cuando nosotros dependemos de Dios (y sin duda, nuestra oración es una evidencia de la dependencia del Señor), él revela las estrategias para superar los obstáculos y avanzar sobre las adversidades que en el camino se presentan. El devocional de hoy nos recuerda que buscar a Dios siempre será la solución.   

Es muy importante, reconocer que es en la presencia de Dios, donde recibiremos la sabiduría necesaria para tomar las decisiones correctas ante las dificultades que surgen en el camino. 

No podemos dejar de destacar la frase final de texto bíblico de hoy: “Allí fueron probados”, pues estas palabras nos enseñan que nuestra fe y confianza en Dios serán probadas, y en aquel escenario de prueba recibiremos del Señor revelaciones de su poder.

 

 

El Señor revela su grandeza, nos recuerda que él es todopoderoso, y aprendemos que Dios puede cambiar los sabores de nuestra vida, con Su poder él hace que lo amargo se haga dulce, que la dificultad se torne en bendición, y lo que para muchos es un fracaso, en realidad se convierta en parte de la gran victoria que Cristo nos entrega.    

La fe impacta y transforma nuestra actitud de vida, confiar en Dios es muy importante, asimilar Su voluntad es fundamental; pues, con el gozo de Dios, aún el desierto es bonito, y las adversidades son escalones para ir a nuevos niveles de bendición, crecimiento y fe. 

Reflexión final: Nuestro buen Dios es todopoderoso, él requiere de nosotros fe. Aunque el camino sea difícil, adverso, aunque los vientos sean contrarios, cree en él, confía en Su bondad, decide en el desierto o en la tierra de la abundancia darle adoración. Él sigue allí y su plan con cada uno sigue adelante, pues al final sus planes y propósitos prevalecerán sobre toda obra del enemigo.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 

Te invito a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

Devocional de hoy – Dios transforma tu crisis en una poderosa bendición.  

8 Comments:

  1. Gloria a Dios y él siga bendiciendo su ministerio.. Isaías 12:3

    Dios recompense su obra de Amor 🙇🙏❤️

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Cesia. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  2. Muchas gracias pastor por las palabras de aliento. Hay veces que la petición tarda años en tener respuesta y hay veces que dan ganas de renunciar. El señor les siga cuidando mucho porque son de gran bendición en mi vida

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara. Gracias a Dios porque su poderosa respuesta llega en el tiempo perfecto. Muchas gracias por tus valiosos comentarios.

      Borrar
  3. Bendiciones pastor gracias por compartir el devocional

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias también a ti Oagg, por dejarnos tu valioso comentario. Dios te bendiga.

      Borrar