Ads 468x60px

Devocional cristiano de hoy

Devocional cristiano de hoy: Dios puede usarte poderosamente.

 

 

 

En el devocional de hoy, la palabra del Señor nos dice en la Primera Carta a los Corintios 1:27 “Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a los fuertes”.   

Servir a Dios es un privilegio y poderosa bendición; sin embargo, debemos reconocer que cuando se trata de servir al Señor, muchas veces luchamos con diversas situaciones en cuanto a nuestra dignidad y capacitación para hacerlo.   

En la Sagrada Escritura podemos leer, por ejemplo, que Moisés se negó varias veces al llamado de Dios, al igual que el profeta Jeremías y Gedeón. Ésta lucha se presenta en nosotros, porque pensamos que no somos lo suficientemente “santos” o “maduros” para servir al Señor; pero, en realidad no se trata de cuán buenos somos, sino de cuán poderoso es nuestro Dios para moverse a través de cada uno de nosotros. 

Podemos recordar y reflexionar, en la vida de los discípulos del Señor Jesús. Por ejemplo, Simón (quien vino a ser Pedro), quien por ser de Galilea, lugar distante de Jerusalén, cuyos habitantes eran señalados de no ser de raza hebrea pura, región de poca escolaridad, y por tanto, con poca capacitación.   

Él era un pescador del mar de Galilea (él no era sacerdote, ni escriba, ni auxiliar en la sinagoga), y al detallar su carácter, vemos a un hombre inconstante e impulsivo en sus decisiones y acciones. De hecho, el nombre Simón, destaca la caña movida por el viento.  



A pesar de todas estas cosas o factores, el Señor Jesucristo lo llamó a ser uno de los doce apóstoles del Cordero. Entonces, en el orden de prioridades, lo primero para Dios no es la capacitación, él mira el corazón de cada persona, y la disposición es fundamental. 

En el proceso de formación y capacitación de Pedro, una y otra vez cometió errores, y algunos fueron significativos. Sin embargo, cuando el Espíritu Santo se derramó sobre los ciento veinte, también vino sobre Pedro, quien algunos días atrás sugirió al Señor Jesús el no ir a la cruz, y también había negado al Maestro tres veces. 

Sin embargo, el poder del Espíritu Santo vino sobre él, y fue usado por el Señor para predicar y salvar a miles de personas en el poder de Dios. Nuestro buen Dios, es quien tiene misericordia y perdona nuestros pecados, él transforma nuestra manera de ser, nos enseña aunque a veces el escenario de aprendizaje es difícil. 

Como nos enseña la Biblia, Dios toma lo vil y menospreciado del mundo para avergonzar a los fuertes y sabios, para que nadie se jacte en Su presencia. Todo esto lo hace por Su gran amor y misericordia, no por las “virtudes o méritos” de aquellos que llama. El devocional cristiano de hoy, nos recuerda que toda la gloria es de Dios.    



Pedro, se convirtió en un poderoso instrumento en las manos de Dios, él glorificó a Cristo con un ministerio que alcanzó a miles y miles de personas, él escribió la primera y segunda carta de Pedro, fue el primer líder del avivamiento en Jerusalén, y  se convirtió en columna fundamental de la iglesia primera. 

El apóstol Pedro, quien antes había negado al Señor, al final de su vida fue crucificado por orden del imperio romano, y él pidió que lo pusieran con la cabeza hacia abajo, pues dijo no ser digno de morir cómo el mismo Señor Jesús. De manera, que no se trata de nosotros, sino del poder de Dios y su obra en nuestro corazón.   

Recordemos, que la palabra de Dios también nos dice que el Señor escoge lo débil y lo necio de este mundo para avergonzar a los fuertes y a los sabios, él toma lo vil y menospreciado del mundo para que nadie se jacte en su presencia. 

En la Biblia, observamos que Dios escogió a Moisés a pesar de sus miedos y complejos, también llamó a Gedeón a pesar de su incredulildad, llamó a Pedro a pesar de su inconstancia, y también nos llamó a nosotros. Definitivamente, toda la gloria es de Dios, y nosotros somos privilegiados de haber sido llamados por su gracia en Cristo Jesús. (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Devocional cristiano del día de ayer.  

Buscar a Dios genera múltiples bendiciones.   

La palabra de Dios nos enseña grandes victorias y milagros alcanzados por la fe. En el devocional cristiano de hoy, la Escritura nos dice por ejemplo, que Abraham y Sara no tenían hijo, pero ellos tenían una promesa del Señor. Transcurrieron varias décadas y aquel hijo prometido no llegaba; pero, en el tiempo perfecto de Dios, y en contra de toda posibilidad humana, el Señor cumplió aquello que había prometido.   

El poder de Dios vino sobre Abraham y Sara, y ellos tuvieron a su hijo Isaac, y esto ocurrió por encima de todos los obstáculos y dificultades, como eran: la avanzada edad de Abraham, de Sara, y la esterilidad de su matriz. La Biblia misma nos dice, que cuando el Señor les hizo la promesa de éste hijo, Sara no creyó al comienzo, fue en aquel instante cuando Dios hizo esta pregunta: “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”. Por supuesto que no, él es Dios Todopoderoso. 

La Biblia nos enseña, que para Dios todo es posible, nada es difícil para él; más bien, lo que requiere es que sus hijos le crean, que confíen en él y en sus palabras, él desea que sus hijos perseveren en sus promesas, pues al final todo se cumplirá, todo será como él ha dicho.  

Nos dice la palabra de Dios en el libro de Job 8:5-7 “Si tú de mañana buscares a Dios, y suplicares al Todopoderoso; Si fueres limpio y recto, ciertamente luego se despertará por ti, y hará próspera la morada de tu justicia. Aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrimería será muy grande”. 

Dios es fiel, y siempre al final veremos su poder a nuestro favor, lo que debemos hacer es lo que nos dice este pasaje de Job: Buscar a Dios, y perseverar confiando en él. El devocional de hoy, nos recuerda que buscar a Dios siempre será la solución y mejor opción. 

Como seres humanos, podemos vivir pruebas, adversidades y obstáculos en el camino de la fe, y es allí cuando puede aparecer el desánimo, afectando nuestro avance. Por ejemplo, los discípulos de Jesús ante su muerte estaban tristes y desanimados, y en el día de su resurrección fueron las mujeres quienes se dirigieron al sepulcro a buscar a Jesús, los discípulos no lo hicieron. 

Estaban desanimados, y sin deseos de avanzar. Además, debían enfrentar a los enemigos del Señor Jesucristo, es decir, al Imperio romano, los celosos líderes religiosos, los judíos que no creían en Jesús como el Mesías, entre otras cosas. 

Pero, a pesar de su estado de ánimo, Cristo resucitó, él se levantó de los muertos, alcanzando la más grande victoria, restauró a sus discípulos y los convirtió en poderosos instrumentos en sus manos.   

Por todas estas cosas, podemos estar seguros que para Dios todo es posible. En medio de las más grandes adversidades, ante diversos obstáculos, ante gigantes enemigos, recuerda “no hay nada difícil para Dios”, él es Todopoderoso y gobierna sobre todos. Busca su presencia y verás grandes victorias y conquistas en tu vida.      - Devocional cristiano de hoy -   

Devocionales cristianos: 

El devocional cristiano para el día de hoy pone a tu disposición el siguiente listado de devocionales para estudiar y ser edificado con la palabra de Dios, mensajes para cada día de nuestra vida:  

1)  El poder de Jesús nos libra y sostiene

2)  Dos ciegos reciben la vista

3)  El poderoso sello del Espíritu Santo

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

Devocional cristiano del día de anteayer.  Nuestros hijos son bendición de Dios. 

La palabra de Dios nos enseña en el devocional cristiano de hoy, según el libro de Génesis 48:9 “Y respondió José a su padre: Son mis hijos, que Dios me ha dado aquí. Y él dijo: Acércalos ahora a mí, y los bendeciré”. 

Sin duda alguna, vemos aquí un hermoso familiar. Jacob en su vejez, José su hijo, Efraín y Manasés sus nietos. Podemos ver entonces, tres generaciones, al leer la Biblia vemos que nuestro Señor es un Dios generacional, y lo vemos por ejemplo, cuando a Moisés le dijo: “Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob”. Entonces, el Señor quiere que nosotros lo sigamos, y también toda nuestra descendencia.   

La palabra del Señor nos enseña muchas cosas respecto a los hijos, pues estos son muy importantes para Dios. La Biblia nos dice muchas cosas de los hijos, veamos algunas de ellas: 

Salmo 127:3 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre”.

Joel 2:28 “Y después de estas cosas derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas… y vuestros jóvenes tendrán visiones”.

Proverbios 29:17 “Enseña a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu corazón”.          

Según leemos el pasaje bíblico del día de hoy, José expresa: “son mis hijos que Dios me ha dado aquí”. Esto es muy importante: Ni siquiera en broma debemos poner en duda quienes son nuestros hijos, y expresar esto en su presencia y delante de otros es de gran valor, ya que su identidad es fortalecida.   

José le dice a su padre Jacob, que ellos son un regalo o don del cielo, que es Dios quien se los ha dado y honra al Señor declarándolo. Por lo tanto, podemos decir que los hijos no son un problema, ni un obstáculo, ellos son una maravillosa bendición de Dios, y a través de ellos el Señor desea perpetuar su Nombre sobre nuestro linaje.   

Devocional cristiano de hoy

 Debemos reconocer, que a veces en el proceso de crecimiento y formación se originan dificultades, situaciones que requieren la sabiduría de Dios en los padres. El Señor nos encomienda instruirlos en Su camino, conducirlos hacía el propósito divino, y para lograr esto, definitivamente tenemos que hacer equipo con el Espíritu Santo. El devocional de hoy, nos recuerda que Dios mismo nos ayuda en este proceso. 

La palabra de Dios, nos dice que Jacob como patriarca y líder de la familia, impone sobre Efraín y Manasés sus manos y abre su boca para bendecirlos, declara palabras de bendición, de multiplicación, crecimiento y devoción a Dios. Debemos valorar y reconocer la poderosa autoridad que Dios ha depositado en los padres, y por tanto la importancia de bendecir con nuestra boca, y no maldecir nuestra descendencia.     

Como padres es lo que debemos hacer por nuestros hijos, orar por ellos, ministrarlos y profetizar palabras de bendición sobre sus vidas, pues los padres hemos recibido de Dios autoridad sobre los hijos para bendecir, no debemos destruir ni maldecir.    

Lo más probable, es que en el tiempo pasado hubo palabras de maldición sobre los hijos o sobre nuestras vidas; pero, ahora en Cristo, es el tiempo de cancelar esas palabras ociosas y de maldición, y declarar palabras de bendición y victoria sobre cada uno de nuestros hijos.    

Reflexión final: El devocional cristiano de hoy, nos enseña que Dios diseñó la familia, el matrimonio y la continuación de la vida a través de los hijos. Son ellos para nosotros un regalo de Dios, don del cielo que debemos cuidar y formar con responsabilidad ante los ojos de Dios, e impulsarlos en amor para que alcancen el propósito divino en esta tierra.

Devocional cristiano de hoy.  

-

Anexo 1 para - Devocional cristiano de hoy - 

La palabra de Dios, nos enseña según el devocional cristiano de hoy, el poder de un verdadero encuentro con Dios. Sin duda alguna, la conversión de Saulo de Tarso, quien era un celoso fariseo y perseguidor de la iglesia del Señor Jesús fue poderosa, radical e impactante. 

Al encontrarse con Jesús, él dijo: “¿Señor, que quieres que yo haga?”, y como resultado de este encuentro, aquel perseguidor se convirtió en el apóstol Pablo y llevó el evangelio por varios países del mundo conocido.    

La maravillosa transfiguración de Jesús. 

La palabra de Dios nos enseña según el evangelio San Lucas: “Pero os digo en verdad, que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios. Sucedió unos ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar. Y mientras el Señor oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido resplandeciente”, según Lucas 9:27-29. 

Como podemos ver por las Sagradas Escrituras, la comunión con Dios nos transforma. No podemos negar que cuando el Reino de Dios se establece en un corazón, en una ciudad o en una región, hay una transformación inmensa y total.  

Debemos tener en cuenta, según el versículo veintisiete que el Señor Jesús había dicho que algunos de ellos iban a ver el Reino de Dios antes de morir (algunos creen que para ver y participar del Reino de Dios, hay que morir primero, pero no es así). 

El Señor Jesús llamó a sus tres discípulos más cercanos, aquellos que compartían con él en todo tiempo. Estos fueron testigos del Reino de Dios manifestado en esta tierra. El devocional de hoy, nos enseña que los cercanos a Cristo reciben privilegios especiales. 

Podemos también concluir, que el resplandor espiritual es el resultado de la comunión con la poderosa presencia del Señor. El devocional cristiano de hoy, nos desafía a buscar con persistencia y constancia la presencia de Dios.   

En el Antiguo Testamento se nos dice que cuando Moisés descendía del monte Sinaí, después de estar con Dios, su rostro resplandecía En tiempos del Señor Jesús, los escribas y fariseos no tenían ése resplandor, porque la religión no transforma al hombre, es su poder y presencia la que nos transforma.  

El resplandor del poder de Dios o su gloria transforma al ser humano, la Biblia dice que “he aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías, quienes aparecieron rodeados de gloria”, según el evangelio de Lucas 9:30-32.  

Debemos tener en cuenta que el término “gloria” desde el idioma hebreo significa además: honor; honra; gran cantidad; multitud; riqueza; reputación; majestad; esplendor, importancia, peso; y desde el idioma griego quiere decir: esplendor, grandeza, magnificencia, luz.  

La palabra del Señor nos dice que “Moisés y Elías aparecieron rodeados de gloria” y “vieron la gloria de Jesús”. Esto es muy interesante, porque la gloria es de Dios (le pertenece a Dios), pero el Señor confía ciertos niveles de gloria en sus hijos. 

Devocional cristiano de hoy

Precisamente, es por eso que la Sagrada Escritura nos dice: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies”, según el libro de los Salmos 8:4-6.  

Cuando, como seres humanos nos exponemos a la presencia de Dios, nos estamos exponiendo a una poderosa y sobrenatural transformación. Le sucedió a Moisés en el Sinaí, y por eso dice la Escritura: “Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí… y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube. Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador a los ojos de todo Israel… su rostro resplandecía…”.   

Es muy interesante, observar que Dios también ha diseñado esa transformación para nosotros, pues ya en el Nuevo Testamento la Biblia lo declara: 

“Por lo tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”, según 2 Corintios 3:18.  

Debemos analizar el término “transformación” el cual se traduce de la palabra griega “metamorfoo”, raíz de nuestra palabra “metamorfosis”, la cual expresa el proceso compuesto por varias etapas de formación de un estado larvario a la etapa de la adultez.  

El pasaje bíblico de 2 Corintios nos dice: “de gloria en gloria”, otras versiones de la Biblia nos dicen: “con gloria creciente”; “cada vez más gloriosos”; “cada vez tenemos más de su gloria”; “cada día con mayor resplandor”, enseñándonos que con Cristo vamos de un nivel de gloria a otro, la meta es la misma imagen de Cristo en nosotros. 

Reflexión final: El devocional de hoy, nos enseña que nuestro Dios es bueno y todopoderoso, él ha diseñado que nuestra vida sea un continuo crecimiento, él ha enviado a su Hijo para mostrarnos el camino, también ha enviado su Espíritu Santo para que sea nuestro consolador, maestro y guía. 

Dios nos ha dado su poderosa palabra y nos llama a caminar con él, y en ése proceso viviremos la transformación de gloria en gloria. Procuremos vivir para Dios y todo será diferente. 

Devocional cristiano para el día de hoy. Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. Te invito a leer otros devocionales: 

Anexo 2 - para Devocional cristiano de hoy. 

Título: Dios ha venido para darnos libertad. 

Nos dice la palabra del Señor, según el devocional de hoy, en el libro de Éxodo 6:6, 9 “Por tanto, así les dirás a los hijos de Israel: Yo soy Jehová; y yo os sacaré de debajo de las tareas  pesadas de Egipto, y os libraré de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido, y con poderosos juicios… De este modo, Moisés habló al pueblo de Israel; pero ellos no podían escuchar debido a la congoja de espíritu, y de aquella dura esclavitud”.  

Como podemos ver, el Señor mismo envía un mensaje al pueblo de Israel a través de su siervo Moisés, y las primeras palabras que Dios pronuncia son: “Yo soy Jehová”, y básicamente el nombre “Jehová” quiere decir: el Existente, el Eterno, el Todo Suficiente, el Todopoderoso que existe por sí mismo y por toda la eternidad. 

Este mensaje contiene una poderosa revelación y de gran valor para Moisés y para la nación de Israel, pues ambos deben creer en el poder total y absoluto de Dios, de Aquel que ha venido para darles libertad. 

De igual modo, para nosotros como pueblo cristiano, es fundamental creer que nada es difícil para nuestro Dios, que él es el Todopoderoso, porque esto es columna esencial de nuestra fe y vida en esta tierra.   

Debemos destacar aquellas cosas que Dios describe que hará por su pueblo, veamos: 

a)  “Yo os sacaré de debajo de las pesadas tareas de Egipto”: indicándonos que él es Dios que quita el yugo o las pesadas cargas de nuestros hombros. 

b)  “Os libraré de su servidumbre”: con su poder, Dios viene a darnos libertad de la esclavitud del pecado, y de toda cárcel espiritual del maligno. 

c)   “Os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes”: es el Dios Todopoderoso y que juzga al maligno, y nos redime o rescata con su poder.   

Al observar al detalle estas palabras de Dios, podemos ver cómo Dios expresa su gran amor por su pueblo, y todo lo que está dispuesto a hacer por él. El devocional cristiano de hoy, nos recuerda que no hay nada difícil para nuestro Dios. 

La palabra de Dios nos enseña que Moisés obediente al Señor, fue y habló a los hijos de Israel, pero “ellos no escuchaban a Moisés”. Sin duda alguna, esto fue difícil y duro para él, Moisés se ha esforzado, procura lo mejor para sus hermanos, y está obedeciendo a Dios. Pero, no es escuchado. 

Esto mismo puede acontecer hoy día, cuando hacemos cosas para Dios y los resultados son pocos. Pero, que esto no te desanime, más bien considera lo que la palabra del Señor nos sigue diciendo.  

La Escritura nos enseña, que el motivo por el cual la nación de Israel no escuchaba el mensaje de Dios a través de Moisés, era “debido a la congoja de espíritu”, el término “congoja” se traduce de la palabra hebrea “cótser”, que además quiere decir: poquedad, limitación, decaimiento. 

Entonces, lo que vemos es que los hebreos estaban así, debido a la opresión egipcia. Concluimos pues, que el desánimo, es un obstáculo para oír la voz del Señor, y es utilizado por el enemigo para hablar al oído del cristiano, generando en éste mayor desánimo, produciendo una visión sombría de su camino hacia el futuro.   

Ellos estuvieron esclavos durante cuatrocientos años, y podemos decir que la opresión del enemigo gradualmente roba o da muerte al gozo y a la esperanza en el corazón del cristiano. Jesucristo vino a dar libertad a loa cautivos, pues, las cadenas o prisiones espirituales producen dolor, tristeza y le impiden a la persona conocer y escuchar la voz de Dios. 

Aquí debemos destacar la obra de Jesús. Es hermoso ver que acerca del ministerio del Señor el Espíritu Santo hace énfasis en su poder libertador, pues dice la palabra de Dios que él fue enviado: “A pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos…”.     

Reflexión final: El devocional cristiano de hoy, nos recuerda lo que la Biblia nos dice: No podemos ignorar las obras del enemigo. El diablo va a intentar estorbar nuestras vidas, pero acerquémonos a Dios, nuestro Salvador, Sanador, Libertador, al Todopoderoso, y ejerzamos con fe y autoridad lo que él nos ha dado para caminar en victoria. En Cristo somos más que vencedores.   (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 

Te invito a leer temas del Devocional cristiano de hoy:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

. 

Devocional cristiano de hoy.

0 Comments:

Publicar un comentario