Ads 468x60px

Un manantial en el desierto

 Reflexión: Un manantial en el desierto. Génesis 21:15-21

 

 

 

“Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto, y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró. Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: Que tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está. Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación. Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho. Y Dios estaba con el muchacho y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco”, Gén. 21:15-21. 

La condición, el lugar o las circunstancias en las que te puedes encontrar ahora, no determinan tu final; Dios es quien ha determinado darte la victoria en esta vida y en la vida venidera. 

Veamos porqué ésta mujer estaba tan decepcionada hasta la muerte, sintiéndose totalmente impotente para seguir conservando su propia vida, y  la vida de su hijo: 

Estaba en el desierto.

Se le acabó el agua.

No tenía a nadie consigo  que pudiera ayudarla.

Su hijo estaba a punto de morir.

Estaba espiritualmente ciega. 

El problema  de esta mujer tuvo un final dichoso, porque Dios le abrió los ojos, vio la fuente de agua, ella y su hijo bebieron de ella, y siguieron viviendo; porque, Dios tenía un propósito para la vida de su hijo y para ella también. 

Lo que realmente importa, es cómo estás tú ahora, y cual será tu final. 

Si sientes que estás en medio de un desierto (problemas económicos, de salud, familiares, emocionales, espirituales, etc) en el que no encuentras forma de seguir viviendo, y ya no tienes fuerzas para atravesarlo y salir de él, quiero decirte: 

Dios está contigo, aunque todos te hayan abandonado, Dios no te abandona, porque él es fiel y misericordioso. Él te está viendo, y te ama tanto que no te dejará morir en ese desierto, solo está esperando que tú lo tomes en cuenta y le digas lo que te pasa. 

Confía en él, no importa que hayas hecho para estar en la situación en que estás, aun si fuera por tu propia responsabilidad, Dios tiene misericordia de ti, y quiere ayudarte y restaurarte.

 

 

 

Honra a Dios, agradécele y no te canses de alabarle, porque si esta mujer y el muchacho que acabamos de estudiar no murieron en su angustia, sino que el joven  aprendió a vivir en el  desierto y fue tirador de arco y tuvo una gran familia; también Dios quiere no solo sacarte del problema que agobia tu vida, sino cumplir con el plan que tiene para ti, concederte tus sueños, tus proyectos, llenarte de paz, y de todo bien, y él espera ser honrado y conocido a través de ti. 

Dios desea finalmente darte vida eterna, tu alma necesita ser saciada de agua viva y esa agua viva solo puedes encontrarla en Jesús, en Juan 7:37 la Biblia dice “Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed venga a mí y beba. Y en Isaías 55:3 dice: “Inclinad vuestro oído, y venid a mí, oíd, y vivirá vuestra alma….”. 

Oye su voz,  él abrirá tus ojos de la fe, y comenzarás a tomar de su mano, él dará la respuesta que estás esperando, te enseñará y aprenderás a vivir en el desierto de este mundo, Jesús está contigo todos los días de tu vida, y vencerás en cada dificultad que se te presente porque en  él y por medio de él, la victoria es tuya! sigue creyéndole a Dios, porque para él no hay nada imposible, y sobre todo, él te dará el galardón de la vida eterna.    

Si todavía no les has entregado tu vida a nuestro Señor Jesucristo, te invito a que lo puedas hacer, diciéndole: “Señor Jesús, creo que tu moriste en la cruz para salvarme, y con tu sangre me has limpiado de toda culpa y pecado; y creo que al tercer día resucitaste, y estás a la diestra del Padre, intercediendo por mí, y porque lo creo, te recibo como el único Señor y Salvador de mi vida”. Amen. ¡Jesús vuelve pronto!    (Escrito por Yesenia Aguilar – Editado por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

Te invito a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

1 Comments:

  1. Así sea bendiciones Pastor¡¡ que hermosas palabras de Aliento ¡¡llenan mi alma¡¡

    ResponderBorrar