Ads 468x60px

Derrotando los planes del enemigo

Reflexión: Derrotando los planes del enemigo

 

 

 

No podemos ignorar las maquinaciones del enemigo, nos enseña la palabra de Dios. Por ejemplo, nos dice la Escritura en el libro de Génesis 3:13 “Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y la mujer contesto: La serpiente me engañó, y comí”. 

Inicialmente, debemos tener en cuenta el egoísmo del corazón humano. La verdad, es que con mucha frecuencia la oración del cristiano está llena de peticiones personales, y todo aquello de acuerdo a sus necesidades y deseos, y anhelamos que Dios nos conceda muchas cosas nacidas en nuestro ego y deseo propio. 

Y es por esta razón, que el cristiano no se detiene ni se preocupa, por lo general, por preguntarle al Señor: ¿Qué deseas, Señor? ¿Cuál es tu voluntad, Dios mío? Y debido a este egoísmo, el cristiano le permite al enemigo engañar su corazón, y finalmente se toman decisiones equivocadas y en dirección opuesta a la voluntad de Dios.   

Según el pasaje bíblico citado arriba (Génesis 3:13), Eva consiente las mentiras de la serpiente y finalmente es engañada, desobedeciendo así al Señor. La duda es la semilla preferida del diablo; en contraste, la fe en Dios y en su palabra es nuestra fortaleza.  

Como nos dice la Escritura, la serpiente antigua, que es un título para el diablo, utiliza con astucia y habilidad malvada sus mentiras, y por eso Dios nos advierte a través de su palabra: 

“No podemos ignorar sus maquinaciones”. Es decir, no podemos ser negligentes ni indiferentes a los planes demoniacos. Cuando el diablo habla, mentiras dice, pues él es padre de toda mentira; por eso el hijo de Dios debe crecer en el conocimiento de la palabra del Señor y desarrollar discernimiento espiritual.

 

 

 

Recuerda, Adán y Eva no habían cometido pecado, no lo conocían como tal, ellos tenían un mandamiento del Señor que debían guardar y obedecer, ellos vivían en un estado de inocencia. Pero, no es suficiente la inocencia, debemos caminar en discernimiento y en la autoridad de Jesucristo nuestro Señor. 

La Biblia nos enseña claramente que el deseo de Dios es nuestra victoria. Pero, al mismo tiempo nos dice que no podemos ignorar las maquinaciones o planes del diablo. Dios también tiene planes, y es en ese sentido que debemos caminar; por eso, el Señor nos ha equipado con su poder, autoridad y armas para avanzar y vencer. 

Como hijos de Dios, debemos ser conscientes de la importancia que tiene depender del Señor Jesús y seguir la dirección del Espíritu Santo, él anhela nuestro avance, y que logremos alcanzar sus poderosos planes para nuestras vidas y familias. 

La Escritura nos dice, que en Cristo Jesús somos más que vencedores, y que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo; de manera que podemos reprender y rechazar las obras de las tinieblas, los dardos de mentira del enemigo, y avanzar sobre todo obstáculo y oposición para llegar a la meta que es en Cristo Jesús Señor nuestro.    (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

 

Te invitamos a leer:

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. Muchas gracias pastor Gonzalo por sus predicaciones que tanto nos ayudan y bendicen, que Dios le siga usando y le bendiga grandemente.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Juli. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar