Ads 468x60px

En todo tiempo, Dios es nuestro escudo

Reflexión: En todo tiempo, Dios es nuestro escudo.

 

 

 

En la palabra de Dios se nos enseñan muchos ejemplos de poderosas transformaciones. Por ejemplo, podemos ver el caso de Saulo de Tarso, quien tiene un encuentro con el Señor Jesús, y su vida fue transformada poderosamente, fue una transformación que sorprendió a muchos.   

Saulo de Tarso se convirtió en el apóstol Pablo, y dejó de ser feroz perseguidor de la iglesia de Cristo para convertirse en predicador de Jesús, con un corazón dispuesto a dar su vida por el evangelio, él se convirtió en un apasionado servidor de Aquel a quien había perseguido. 

Este caso y muchos más en la Escritura, nos permiten concluir que un verdadero encuentro con el Señor Jesús nunca nos dejará iguales, su poder y su amor nos transforma de un modo inevitable y contundente.   

Otro caso muy interesante de un encuentro con Dios, lo vemos en el caso del profeta Isaías. Nos dice la palabra de Dios en el libro de Isaías 6:1 

“En el año de la muerte del rey Uzías, vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y la orla de su manto llenaba el templo”. 

Nos dice el texto que el profeta Isaías ve: “al Señor sentado en su trono alto y sublime”. Debemos tener en cuenta, que Isaías veía al rey Uzías sentado en su trono continuamente, él era su familiar, además fue un excelente rey. 

Pero, para el momento de aquella visión, el rey Uzías ha muerto (seguramente con aquel rey, el profeta se sentía seguro y estable). Ahora, Isaías ve al Gran Rey Todopoderoso sentado en su trono. 

Esta imagen indica gobierno, autoridad, poder, y esto lo entiende muy bien el profeta, ya que según la tradición hebrea, él era de sangre real. Así que, entiende muy bien con esta visión, que es Dios quien sentado en su trono gobierna todas las cosas del universo visible e invisible.  

 

 

 

Sin lugar a dudas, con ésta visión Dios le está dando un poderoso mensaje al desanimado profeta: “Yo continuó al mando, continúo gobernándolo todo, y como mi túnica (“orla de su manto”) cubre y protege, yo te cubro y te sostengo. No temas por lo que ha pasado, Yo soy tu fuerza, tu escudo y tu segura protección”. 

Tengamos presente entonces, que nuestro poderoso Dios es Aquel que continúa al mando de todas las cosas, sentado en su trono, él gobierna toda la creación. Nada es un accidente, recuerda: A los que amamos a Dios todas las cosas nos ayudan a bien.   

Vendrán desafíos, pruebas y quizá adversidades, acompañados de dudas e incertidumbre en ciertos momentos, pero no olvides, Dios mantiene el control de todas las cosas, él sabe cómo transformar una adversidad en una gran victoria, él puede trasformar un desierto en un hermoso jardín. Confía en él, todo saldrá bien.    (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

 

 

 

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

6 Comments:

  1. QUE BELLA Y EDIFICANTE MENSAJE PASTOR. LEÍA Y LLORABA, ES MUY HERMOSA LA PALABRA DE DIOS, COMO DICE UNA ALABANZA: REFRESCA EL ALMA Y SACIA TODO TU SER....CRISTO LA ROCA DE NUESTRA SALVACIÓN.
    GRACIAS MUCHAS GRACIAS. DIOS SIGA GUIANDO SUS VIDAS.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Osvaldo, son muy importantes para nosotros. El Señor Jesucristo bendiga tu vida y toda tu casa.

      Borrar
  2. Bendiciones muy contento por residir palabra de Dios

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario, es muy valioso para nosotros. Dios bendiga tu vida y a todos los tuyos.

      Borrar
  3. Gracias es muy importante saber que a pesar de la adversidad de estos tiempos Dios tiene el control

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar