Ads 468x60px

Cristo te ayuda a llegar a tu meta

Sermón: Cristo te ayuda a llegar a tu meta.   

 

      

 

 

En los evangelios se nos enseña que los discípulos del Señor Jesús tuvieron que enfrentar luchas y obstáculos siguiendo al Maestro, y todo eso era parte de su formación, su carácter tenía que afirmarse, y su fe en el poder y cuidado de Dios debía ser fortalecida y crecer. 

Nos dice por ejemplo, la palabra de Dios en el evangelio de Juan, que “Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar; y entrando en una barca, se fueron al otro lado del mar hacia Capernaúm. Y era ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos. Y en aquel momento se levantó el mar por un fuerte viento que soplaba. 

Un tiempo después, los discípulos vieron al Señor Jesús que caminaba sobre el mar y se acercaba a la barca; y tuvieron miedo. Pero, el Señor les dijo: Yo soy, no temáis. Ellos entonces, con gusto le recibieron en la barca; y en seguida la barca llegó a la tierra adonde iban”, según el evangelio de Juan 6:16-21. 

Debemos tener en cuenta la expresión: “estaba oscuro, y Jesús no había venido a ellos”, pues, nos enseña que los discípulos no podían guiarse correctamente, no había luna, ni estrellas para identificar la ruta a seguir, tampoco podían identificar las montañas que estaban al redor del Mar de Galilea, ellos no podían ver nada.   

Los discípulos estaba andando en la voluntad del Señor, a pesar de eso, los obstáculos aparecieron en el proceso; pero, el mismo Señor Jesús tendría cuidado de ellos. Dios nunca desampara a los suyos. 

En el momento de agotamiento, Cristo es nuestra fuerza; ante los ataques del enemigo, Cristo es nuestro escudo; ante la escasez, Cristo es nuestro poderoso proveedor; y ante cualquier oposición y adversidad, por grandes que éstas sean, Cristo siempre será más grande.     

 

 

 

Debemos tener también en cuenta, que en el evangelio de Mateo capítulo catorce se nos dice que “la barca era azotada por las olas, porque el viento era contrario”; y éste viento podemos relacionarlo con aquellas cosas que procuran detener u obstaculizar nuestro avance; cosas como la duda, el miedo, las tentaciones, los resentimientos, los demonios, entre otras cosas. 

La palabra de Dios nos dice también que los discípulos de Jesús tuvieron miedo; pero, ¿Qué es el miedo? Es aquello que provoca huida. La Enciclopedia nos dice: Reacción ante un peligro o amenaza, que conduce a la acción: huida, agresividad, parálisis, entre otras actitudes y acciones.   

Gracias a Dios, que nos dice el pasaje bíblico que el Señor apareció, subió a la barca, calmó el mar y los llevó a la tierra a la que habían de llegar. Dios no deja solos a sus hijos, él llega en el tiempo preciso, y nos lleva al destino que nos ha preparado. Jesucristo es nuestro protector, proveedor y fortaleza hoy y siempre.

 

  

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

5 Comments:

  1. Qué precioso pastor! Muchas gracias por compartir sus estudios con nosotros, nos sirven de mucho.
    Cómo nos fortalece el Señor con su Palabra, nos ayuda a vencer el desánimo; porque el día a día, sin Él no me lo imaginaría. Es duro. Confiamos en Él Siempre.

    ResponderBorrar
  2. Muchas gracias por tanto, Dios siga bendiciendo su vida.
    Encantado con estas enseñanzas.

    ResponderBorrar
  3. Hermosa palabra de aliento, q nos recuerda que en el proceso, cuando en algún momento nos sentimos en problemas o dificultades diferentes, Dios nos recuerda que no estamos solos, él llega en el momento preciso para ayudarnos.💓💕

    ResponderBorrar
  4. Amé, con Jesucristo a mi lado, nunca estoy sola

    ResponderBorrar