Ads 468x60px

Sigue a Jesús, él cumplirá su propósito en ti.

Sermón: Sigue a Jesús, él cumplirá su propósito en ti.

 

 

 

La verdad es que estar junto a Jesús, te hace mucho más consciente del propósito de Dios para tu vida. Alcanzar el plan divino requiere amor y anhelo por la presencia de Jesucristo.

Estar con Cristo requiere amor por él, anhelo por su presencia, y por eso María Magdalena estuvo presente en la crucifixión y muerte del Señor, así como también ante el sepulcro donde le pusieron. El corazón de María Magdalena estaba lleno de amor por la presencia de Cristo. 

Mateo 27:55-56, 61 “Estaban allí muchas mujeres mirando de lejos, las cuales habían seguido a Jesús desde Galilea, sirviéndoles, entra las cuales estaba María Magdalena… y la otra María, sentadas delante del sepulcro… ”.   

Debemos destacar la actitud de María Magdalena, pues Jesús había muerto, los discípulos se habían dispersado, y para muchos ese era el fracaso de aquel nuevo movimiento, a pesar de todo eso, ella seguía allí, esperando en el Señor. 

La verdad es que seguir al Señor Jesús cuando todo está bien, es fácil. El tamaño de tu fe o de tu fidelidad a Dios es proporcional a la prueba o crisis superada. En el tiempo de crisis o de prueba se hace evidente la medida de nuestra fe en Cristo.  

En la palabra de Dios podemos ver que el apóstol Pedro negó al Señor tres veces, el apóstol Pablo fue un perseguidor de los cristianos, María magdalena estuvo poseída por siete demonios; pero, la virtud de ellos, obviamente no estuvo en su perfección, sino en su respuesta al amor de Jesús, amor que transformó su vida, los liberó y los restauró.

 

 

 

Ellos aceptaron el llamado de Dios, ellos comprendieron el diseño celestial para sus vidas, y lo dieron todo para cumplirlo. Aun en los momentos  más difíciles, María Magdalena no dejó de seguir a Jesús. Por eso, Cristo se glorificó en su vida con poder, ella fue la primera persona que vio al Cristo resucitado.    

No permitas que factores distractores, pensamientos de auto condenación, el miedo y otros estorbos, te impidan avanzar hacía el diseño divino, no permitas que las trampas del diablo te detengan hacia el destino que Dios planeó para ti. 

Pero recuerda que cuando Jeremías escuchó al Señor que le dijo: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y ante que nacieses te santifique, te di por profeta a las naciones”, él dijo: “No se hablar”, Entonces, Dios le dijo: “No temas, porque yo estoy contigo”; y esto, es lo más importante. La presencia de Dios con nosotros, nos lleva al cumplimiento de su plan para nuestra vida.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.  

0 Comments:

Publicar un comentario