Ads 468x60px

Las buenas decisiones determinan nuestro mañana

Sermón: Las buenas decisiones determinan nuestro mañana.

 

 

 

Una verdad que nos enseña la Biblia es que nuestras decisiones hoy, determinan las condiciones de nuestro futuro. Veamos por ejemplo, el caso de Abram y Lot. Génesis 13:8-9 

“Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que et apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda”.     

Nuestras decisiones son fundamentales, no sólo para nosotros, también para nuestra familia. El futuro es tan bueno, como buenas decisiones se tomen hoy. El pasado no tiene que determinar nuestra vida, y el buen futuro será el resultado de las buenas decisiones que tomemos hoy día.    

Como podemos observar en el pasaje bíblico, quien empieza hablando es Abraham, el tío de Lot. Debemos tener presente, que es bueno callar, cuando no es el momento de hablar; y de igual manera, debemos hablar en el momento correcto y con las palabras adecuadas.     

También es muy importante, ver que Abram sabe que lo correcto es separarse. Si continúan en ese mismo estado, las cosas se pondrían peor. Debemos entonces, mirar al futuro y con firmeza tomar las decisiones correctas.   

Seguramente, en el corazón del patriarca Abram hubo tristeza o dolor cuando le dijo a su sobrino Lot: “Yo te ruego que te apartes de mí”. Esto nos recuerda, que hay sociedades y amistades que no convienen. 

De hecho, debemos recordar que el Señor ya le había dicho a Abram: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”, según el libro de Génesis 12:1.

 

 

 

Como podemos ver, salir de la tierra y de su parentela, fue para Abraham un proceso que se tomó años, hasta que surgieron los problemas entre ellos y Lot tenía que irse, porque todo eso era parte del plan de Dios. El Señor cumple sus propósitos en nuestra vida. 

En este caso, como en muchos más, podemos ver en Abraham una actitud confiada en la bendición de Dios sobre su vida. Por eso él expresa: “Si fueres a la izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda”. Él sabía que la protección y bendición del Señor estaba sobre él.  

Podemos entonces decir, que la bendición de Dios no está en una tierra o país específico, la bendición está en hacer su voluntad. Puedes estar en un desierto, y sí esa es la voluntad de Dios para tu vida, entonces allí serás protegido y bendecido por la poderosa mano del Señor.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. Muchas gracias por ser de benducion para mi y para mucho

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar