Ads 468x60px

El poder que viene del Espíritu Santo

Sermón: El poder que viene del Espíritu Santo.

 

 

 

Es fundamental reconocer la importancia del poder del Espíritu Santo en nuestra vida. Ante los obstáculos, dificultades, problemas y oposición, el Señor nos ha equipado con el poder que viene del Espíritu Santo para que podamos vencer y avanzar. Veamos por ejemplo:   

Zacarías 4:6 “Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es la palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos”.     

Después de Dios mostrarle al profeta Zacarías la visión de los dos olivos, le da un mensaje para Zorobabel, gobernador de Judá. En primer lugar, Dios le recuerda que él podrá vencer a sus enemigos, y superar sus obstáculos por el poder del Espíritu Santo, por eso le dice: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu”.    

Recordemos que la iglesia nace, según Hechos capítulo dos, por el poder del Espíritu Santo, y aquella iglesia caminó en la unción del Espíritu de Dios; lo que la hizo valiente, eficiente y llevó al mundo conocido el evangelio de Jesucristo.      

Nos dice Zacarías 4:7 “¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella”. 

Este versículo nos enseña que Zorobabel tenía por delante un gran obstáculo, llamado aquí: “gran monte”. Para la mayoría de intérpretes de la Escritura, se hace referencia con esta expresión a la oposición extranjera y al desánimo de Israel, ante la reconstrucción del templo.

 

      

 

A pesar de todos los obstáculos, Dios promete que aquel gran monte será reducido a una llanura. Zorobabel mismo, será quien saque la primera piedra que dará inicio a la caída de aquel monte que se opone al avance del pueblo de Dios. Esto será posible por el poder del Espíritu Santo. 

Nos dice además el texto, que Zorobabel lo hará “con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella”; desde otras versiones bíblicas se nos indica, que la caída de aquel gran monte y el establecimiento de la llanura, será en medio de gritos de alabanza, otros gritarán con alegría, y otros exaltarán la belleza de lo que Dios ha hecho. 

Todo esto podrá hacerse, nos enseña la Biblia, por el poder del Espíritu Santo de Dios. Recuerda: “No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio”; por el poder del Espíritu Santo podemos esforzarnos, avanzar y superar todo obstáculo. Esfuérzate, Dios está contigo.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

. 

0 Comments:

Publicar un comentario