Ads 468x60px

El cristiano ante los tiempos finales

Sermón: El cristiano ante los tiempos finales.

 

 

 

Nos dice la Biblia en el evangelio de Lucas 21:33-36 “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.   

Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de la tierra. Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante de Hijo del hombre”. 

Independiente de todos las cosas que pueden suceder, toda la palabra de Dios se cumplirá; y como está escrito, el cielo y la tierra presente pasarán, y nosotros: “esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia”, según nos dice el apóstol Pedro en la 2ª Pedro 3:13. 

De esta manera, por encima de todos los burladores, de las sectas, del ateísmo, de los engaños y mentiras, de las fabulas, el Señor Jesucristo cumplirá su palabra, redimirá a su pueblo, establecerá su reino, y nosotros como iglesia, estaremos para siempre con el Señor. Esa es nuestra bendita y segura esperanza.       

En este texto de Lucas 21, el Señor Jesús nos alienta a ser diligentes, entendidos, y vivir de manera consciente de estas verdades, para no dejarnos llevar por la corriente del mundo y de la maldad.         

No podemos negar e ignorar que el mundo y su sistema libertino e inmoral, pueden adormecer al cristiano, de manera que la venida del Señor lo puede sorprender. Cristo levantará a su iglesia, y debemos estar atentos y preparados para aquel gran encuentro con el Señor.  

 

 

 

En este pasaje bíblico el Señor Jesús menciona tres aspectos que debemos considerar: 

La glotonería: término traducido de la palabra griega “kraipále”, que además significa: libertinaje, desenfreno, vicio, conducta descontrolada cuando se está ebrio. 

La embriaguez: término traducido de la palabra griega “médse”, que además quiere decir: borrachera, intoxicación.  

Y finalmente, los afanes de esta vida: “afanes” se traduce de la palabra griega “merimna” que además significa: ansiedad, aflicción, preocupación. 

El Señor nos dice además que ante este panorama debemos “velar en oración”. Entonces, debemos mantener nuestro corazón vigilante, evitar lo que nos pueda apartar del Señor, y más bien fortalecer y avivar nuestra comunión diaria con él. De esta manera, nuestra fe en Cristo se hace sólida y fuerte, y nos permite estar a la expectativa de la venida del Señor. 

Conclusión: Al mirar el mundo de hoy, tenemos que reconocer que estamos en tiempos finales, y que la voluntad de Dios es que los hombres sean salvos, que nuestra familia sea salva, y que conservemos nuestra comunión con él hasta el fin de los tiempos.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

0 Comments:

Publicar un comentario