Ads 468x60px

Victoria sobre el espíritu de temor

Sermón: Victoria sobre el espíritu de temor.

 

 

 

Nos dice la palabra de Dios en la 2ª Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. Aquí la expresión “espíritu de cobardía” es sinónimo de espíritu de temor, espíritu que debemos rechazar y derrotar.   

En primer lugar, debemos considerar que el apóstol Pablo escribe esta segunda carta a Timoteo estando preso en Roma, y a pocas semanas de que se cumpla en su vida la sentencia de muerte. El apóstol habría de morir decapitado en ese lugar.  

Terminando su vida y ministerio, el apóstol Pablo ha enfrentado momentos de soledad y adversidad, muchos momentos de gran dificultad, pero fortalecido en Dios enfrentó aquellos tiempos, y por eso, desde aquella condición puede alentar a los hermanos que están en libertad.  

En este escrito, el apóstol anima a Timoteo, quien ahora enfrenta la responsabilidad de dirigir varias iglesias, y debe desarrollar una fuerte labor apostólica. Los desafíos y las grandes responsabilidades pueden generar temor en nosotros, y por eso el apóstol Pablo le recuerda una verdad muy importante y poderosa: 

“No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. 

Sin lugar a dudas, estas son palabras que animan y fortalecen a Timoteo, él debe dar testimonio de Cristo y perseverar en ello, a pesar de los tiempos de persecución y oposición, además de las luchas propias que él debía enfrentar, y por supuesto los obstáculos propios del enemigo de nuestras almas. Por el Espíritu de Dios, podemos alcanzar la victoria sobre el espíritu de temor.  

En este versículo el apóstol nos habla del “espíritu de cobardía”. El término “cobardía” aquí, se traduce de la palabra griega “deilía”, que además quiere decir: miedo, timidez; además la raíz griega de este término significa: terror. 

En el mismo texto, se nos muestra el contraste de aquel miedo, y es que nuestro buen Dios nos ha dado espíritu de poder, amor y dominio propio. Sin duda, una referencia al Espíritu Santo que vive en nosotros, y por su poder podemos vencer y avanzar hacia los planes de Dios.  

 

 

 

La palabra de Dios nos dice en el evangelio de Mateo 14:26 “Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: Un fantasma, y dieron voces de miedo”. 

Este pasaje bíblico nos muestra el inmenso temor o miedo que tuvieron los discípulos al ver a Jesús caminar sobre las aguas y creyeron que era un fantasma y “dieron voces de miedo”. El término “temor” aquí se traduce de la palabra griega “fobos” que además quiere decir: temor, terror; indica: huida. 

Vale la pena decir aquí, que dentro de la  mitología griega se llamaba “fobos” al dios del miedo y del terror, era invocado en las guerras para hacer huir al ejército contrario, y traer confusión en sus mentes. La palabra “fobos” es la raíz etimológica de las fobias que hoy conocemos. 

La palabra de Dios nos enseña clara y contundentemente que somos templo del Espíritu Santo, el Señor no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio; por lo tanto, por el poder de Dios y por el Cristo de la gloria que vive en cada uno de nosotros podemos avanzar y vencer todo enemigo y oposición.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. Precioso estudio! Muchas gracias pastor por su dedicación y enseñanza. Q bien nos lo explica todo !

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida Sara, y tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar este ministerio.

      Borrar