Ads 468x60px

No tengas miedo

Sermón: No tengas miedo.

  

 

 

 

Con frecuencia, en la Biblia leemos: “No tengas temor”, pues ante los desafíos, obstáculos y enemigos, el ser humano experimenta el temor, pero el Señor nos dice: “No tengas miedo”, por lo general frase acompañada de “Yo estoy contigo”, y esto es lo más importante. 

La palabra de Dios nos enseña que al final del ministerio del Señor Jesús, los discípulos al ver que éste era capturado, huyeron y se escondieron; le siguieron de lejos y Pedro lo negó en tres ocasiones. Ellos estaban llenos de temor.    

Estos mismos discípulos, días después fueron revestidos del poder del Espíritu Santo, y hablaron con denuedo la palabra de Dios e impactaron a miles de personas. De hecho, quien lo negó (Pedro) fue el líder de aquel avivamiento y predicación. 

Concluimos entonces, que con la ayuda del Señor podemos vencer el miedo, y alcanzar grandes victorias para el reino de Dios. El poder del Espíritu Santo nos impulsa para superar todo temor y todo obstáculo. No tengas  miedo, el Señor está contigo.    

Dios ha prometido estar contigo, no tengas miedo.

Nos dice la Biblia en el Libro de Josué 1:5, 9 “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé… Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.  

En aquel momento, Josué enfrenta un gran desafío, dirigir a los israelitas en la conquista de la tierra prometida. Tierra de ciudades con grandes muros, algunas habitadas por gigantes, otras con grandes ejércitos, diestros y fuertes. Ya no estaba Moisés con ellos, y Josué era el designado por Dios para guiar la nación de Israel.

 

     

 

Lo más importante de todo esto, es que el Señor le promete a Josué su presencia y respaldo. Él había sido testigo de los grandes milagros y proezas que el Señor había hecho con Moisés, y ahora Dios le dice “como estuve con Moisés estaré contigo”, palabras que fortalecen y le dan seguridad a Josué.     

Es muy importante, tener en cuenta las palabras de Dios cuando le dice: “no te dejaré, ni te desampararé”, palabras que le aseguran a Josué que sin importar la fuerza del enemigo, ni el tamaño del obstáculo, ni la dureza de la crisis, Dios siempre estaría con él. Lo más importante no es tamaño de la adversidad, sino que Dios esté con nosotros.   

No tengas miedo, ni te desanimes en el proceso.

 

Es interesante ver, que según el versículo nueve el Señor alienta a Josué a perseverar, a esforzarse y ser valiente, y añade la expresión: “no temas ni desmayes”. Opciones que aparecen juntas ante toda dificultad u obstáculo. 

Y esto nos permite observar que, el temor precede o promueve el desánimo. De hecho, la palabra “temor” aquí se traduce del término hebreo “aráts” que significa además: miedo, desaliento. El temor es el ambiente propicio del desánimo.  

Observemos que cuando un ser humano da lugar al temor o alberga el miedo en su corazón, la visión es caótica, de fracaso y ruina; la persona imagina o ve lo peor en su futuro. El miedo diseña y presenta imágenes trágicas y funestas; y por tanto, la persona no quiere avanzar, se desanima, y se estanca. Este es el objetivo del miedo: Detener al hijo de Dios.     

 

 

 

Sabiendo el Señor de esta debilidad en el ser humano, y consciente de que le pasará a Josué, Dios le asegura su presencia, razón por la que debía y podía esforzarse y ser valiente, por eso el Señor le dijo: “Porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. La presencia de Dios con nosotros, es lo que marca la diferencia.   

Debemos también tener presente, las palabras del Señor Jesús cuando resucitó y dijo a sus discípulos: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”, según el Evangelio de Mateo 28:20. 

Fiel es Dios y todopoderoso para cuidarnos y preservarnos para su gloria. Él está contigo, no tengas miedo.   

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

2 Comments:

  1. ¡Qué consuelo hallamos en “no tengas miedo “ cuando sabemos que está acompañada de recursos, de promesas y del amor de Cristo, el Hijo de Dios!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio.

      Borrar