Ads 468x60px

Encomienda tu vida en las manos de Dios

Reflexión: Encomienda tu vida en las manos de Dios.

 

 

 

La palabra de Dios nos enseña que en el evangelio de Lucas 23:46 el Señor Jesús dijo: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” y murió. El término “encomiendo” se traduce de la palabra griega “paratithemi”, que además quiere decir: ofrecer, depositar.

 

Entonces, el Señor Jesús depositó, confió completamente su vida en las manos de su Padre celestial, y no fue decepcionado. Debemos tener en cuenta, que estaba profetizado que Cristo resucitaría, y él confió en esa promesa: “No dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción” Salmo 16:10.

 

Nuestra confianza en Dios radica en sus fieles promesas. El Señor Jesús confió en su Padre celestial, confió en su palabra, él había dicho que al tercer día lo levantaría de entre los muertos, y en efecto así fue. Ni el poder del diablo, ni el poder del Hades pudieron impedir lo que Dios ya había prometido.

 

Tres días después de morir en la cruz del Calvario, ángeles y demonios, discípulos y seguidores, eran testigos de la victoria de Jesús sobre la muerte, el Hijo de Dios se levantó de entre los muertos para gloria de su nombre, para salvación de nosotros, y para que avancemos en el poder de su nombre.

 

Las horas del padecimiento y tortura de Cristo, fueron momentos muy difíciles y dolorosos; pero, eran tiempos de cambio y de gran victoria sobre el enemigo.

 

A veces, nos cuesta trabajo comprender los cambios a los cuales Dios nos somete, pero él sabe lo que hace, por encima de las dificultades y de toda oposición, el Señor cumplirá su palabra y su propósito en nuestra vida. Encomienda tu vida en las manos de Dios, él todo lo hace perfectamente.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.  

0 Comments:

Publicar un comentario