Ads 468x60px

Tu fe en Dios alcanzará poderosos milagros

Sermón: Tu fe en Dios alcanzará poderosos milagros.

 

 

 

Con cierta frecuencia, nos podemos encontrar con personas que constantemente se lamentan y esperan lo peor, siempre están a la expectativa de un fracaso; sin embargo, la palabra de Dios nos enseña que la fe siempre está a la espera de la obra sobrenatural del Señor, la fe espera en el poder de Dios la mejor respuesta. 

Dios es quien tiene el poder de transformar todas las cosas, él puede cambiar las circunstancias, él transforma la maldición en bendición, puede cambiar el desierto en jardín, él lo dijo: " He aquí yo hago nuevas todas las cosas", y por eso podemos esperar de su mano la victoria.     

Nos dice la palabra de Dios en el Evangelio según San Lucas que: "Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías… su mujer se llamaba Elisabet. Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y los dos eran de edad avanzada”, según Lucas 1:5-7.   

Como seres humanos, reaccionamos de maneras diversas ante las dificultades y problemas, y una de ellas es el pensar en excusarnos para justificar una desobediencia que hemos cometido. Lo que debemos hacer siempre es obedecer a Dios, aunque la situación sea difícil y crítica.  

 

 

 

Es muy importante, ser conscientes de que seguir el camino del Señor implica enfrentar y superar obstáculos. 

Lo más importante, es que Dios ha prometido estar con nosotros todos los días, sean buenos o difíciles, y él no miente.   

Debemos mantener una actitud de avanzar, aunque sea difícil comprender lo que esté pasando. Según el pasaje de hoy, Lucas 1:5-7, Zacarías era un sacerdote, y su esposa Elisabet era de la descendencia de Aarón; entonces sus antepasados habían servido al Señor, y ellos también. 

La Escritura nos dice que ellos eran irreprensibles, obedientes a la ley de Dios y justos; sin embargo, enfrentaban la tristeza de no tener hijos; son situaciones que a veces no tienen una clara y fácil explicación. Son tiempos en los que no sabemos porque suceden aquellas cosas; pero, debemos confiar en la bondad y poder de nuestro Dios, él sabe lo que hace.   

Es necesario perseverar y avanzar, aunque sin avisar lleguen las adversidades. 

Por la palabra de Dios podemos ver que transcurrieron los años, y no llegó el hijo a éste hogar, quizá nadie les dijo eso, tal vez nadie se los advirtió, Zacarías y Elisabet soñaban con el mejor matrimonio, como todos los que se casan.   

A medida que pasó el tiempo, se encontraron con esta realidad, Elizabet era estéril, no podía tener hijos; sin embargo, Zacarías no abandonó a su esposa (por eso nos dice la Biblia: “ambos eran de edad avanzada”), tampoco le hizo la vida imposible, ni la acusaba día y noche como a veces suele ocurrir. Zacarías y Elisabet tomaron la decisión de obedecer y servir a Dios.  

 

 

 

Decide perseverar, aunque humanamente no haya posibilidades. 

La palabra de Dios nos enseña que ellos eran “de edad avanzada”, otras versiones de la Biblia traducen: “eran ancianos los dos”. Debemos tener presente que Elizabet era estéril, ya no había oportunidad alguna, todo era humanamente imposible; pero esta pareja decidió obedecer al Señor, y continuaron sirviéndole. 

Finalmente, ellos llegaron ser los padres de Juan el bautista, poderoso profeta de Dios. Cuando no había alguna posibilidad, por un milagro de Dios Elisabet quedo embarazada, y vivieron la alegría de ser padres. Todo es perfecto en el tiempo de Dios.   

Conclusión: La palabra de Dios nos enseña a través de ellos la importancia de perseverar. Ésta pareja nos inspira no sólo a amar a Dios y servirle, sino que como matrimonio son un ejemplo de fidelidad, amor, respeto, y constancia “hasta que la muerte los separe”. Confía en Dios, persevera de su mano, al final sus milagros te sorprenderán.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

8 Comments:

  1. Buenos días Pastor! Dios le bendiga! Gracias por esa palabra que el Señor siga bendiciendo su vida y su Ministerio. Le escribo desde Venezuela.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  2. Bendiciones que el Dios altísimo siga usando su vida

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida y tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar esta labor.

      Borrar
  3. Bendiciones Saludos desde Honduras.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, son muy importantes para nosotros. El Señor Jesucristo bendiga tu vida y toda tu casa.

      Borrar