Ads 468x60px

Jesús nos ayuda a superar las dificultades

Sermón: Jesús nos ayuda a superar las dificultades.  

 

 

 

La palabra de Dios nos enseña que enfrentaremos obstáculos y adversidades, pero el Señor Jesús nos ayuda y fortalece para superar las dificultades del camino. Veamos como Jesús les ayudó a sus discípulos a superar las dificultades en el mar de Galilea.    

Nos dice la Escritura en el Evangelio de Juan 6:16-17 “Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar, y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaúm. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos”. 

Los planes de Dios son maravillosos, y requieren o demandan dependencia de Dios; es decir, debemos renunciar a nuestro orgullo y autosuficiencia. Según el capítulo seis del Evangelio de Juan, los discípulos del Señor comienzan un viaje desde la orilla oriental del mar de Galilea con destino a la ciudad de Capernaúm, un viaje de unos doce kilómetros.  

Antes de iniciar su viaje, durante el día según nos enseña Juan 6:1-2, 10-12, los discípulos habían estado ayudando al Señor a ministrar al pueblo de Israel, sanidades, liberaciones y milagros (entre ellos la multiplicación de los panes). 

El pasaje bíblico de Juan 6:16, nos dice inicialmente que “al anochecer…”, según los pasajes del mismo evento en los otros evangelios, el Señor Jesús fue quien los envió: 

Mateo 14:22 “Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca, e ir delante de él a la otra ribera”. 

Entonces, aquel viaje no fue una idea de los discípulos, ellos van en obediencia al Señor. Y esto es lo más importante, pues cuando hacemos esto, aseguramos su presencia con nosotros, y por tanto podemos superar los obstáculos del camino. 

Es muy importante, tener en cuenta que aquella barca es azotada por las olas, y además el viento les era contrario. La Biblia nos enseña que viene el Señor Jesucristo, y su poderosa presencia es la que elimina el temor (Juan 6:20 “Más él dijo: Yo soy, no temáis”).

 

 

 

La expresión que utilizó el Señor Jesús fue: “Yo soy, no temáis”, frase muy usada por Dios cuando le habla a sus hijos y a sus siervos. Podemos recordar, por ejemplo, que a Moisés el Señor le dijo: “YO SOY EL QUE SOY”, es decir Soy el Dios Todopoderoso, el Todo suficiente. En él tenemos todas las cosas y soluciones.   

Recordemos que el Señor Jesús utilizó muchas veces esta expresión, porque él es el YO SOY, por eso dijo: yo soy el pan de vida, yo soy la luz del mundo, Yo soy la puerta de las ovejas, yo soy el buen pastor, yo soy la resurrección y la vida, yo soy el camino, la verdad y la vida, Yo soy el primero y el último, y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos. 

Así que, por cuanto él es, y seguirá siendo el Eterno y Todopoderoso Dios, no temas; no importa que pase o pueda pasar, Cristo es nuestra solución protección y victoria siempre. 

Juan 6:21 nos enseña que “ellos entonces con gusto lo recibieron en la barca, la cual llegó en seguida a la tierra adonde iban”. Esto nos enseña que la presencia de Jesús con nosotros, nos asegura el cumplimiento de sus poderosos planes.

 

 

 

Aunque las olas eran grandes, y el viento les era contrario, ellos llegaron a Capernaúm. Ten presente: Quizá aparezcan obstáculos en el camino, y exista oposición cuando avanzamos hacia el plan de Dios, pero debemos estar seguros y confiados que Su presencia nos dará la fuerza para avanzar y vencer. 

Conclusión: Nuestro buen Dios tiene grandes planes con nuestra vida, quizá aparezcan diferentes tipos de vientos, algunos buenos vientos, y también vientos contrarios, obstáculos que superar; pero, lo más importante es confiar en Dios, procurar su presencia y él mismo se ocupará de aquellas cosas que no podemos hacer. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

0 Comments:

Publicar un comentario