Ads 468x60px

Jesucristo libera a los afligidos

Sermón: Jesucristo libera a los afligidos.  

 

 

 

La palabra de Dios, sobre todo en los evangelios, nos muestra el poder del Señor para liberar y restaurar los corazones quebrantados y afligidos. Nos dice la Escritura en Lucas 6:18 “y los que habían sido atormentados de espíritus inmundos eran sanados”. 

Debemos mantener siempre presente una verdad: “Jesucristo es el mismo, ayer y por los siglos”. Esto nos recuerda que él sigue sanando, liberando y salvando. 

El Señor Jesús caminó con poder por las calles de Capernaúm, y toda Galilea; todos querían tocarlo, pues poder salía de él y eran sanados; sí esto hacía el Maestro estando en un cuerpo terrenal, mayor es su poder ahora glorificado en el cielo, él habita en nosotros y por el poder del Espíritu Santo podemos caminar en obras sobrenaturales.  

Debemos destacar, la palabra que utiliza la Biblia para hacer referencia a la condición de aquellos afligidos por los espíritus del mal o demonios, según Lucas 6:18. El término “atormentados” se traduce del término griego “ocleo” que además quiere decir: perturbar, angustiar, acosar. 

Podemos ver que la vida espiritual, física y emocional de estas personas, estaba siendo dañada por estos espíritus cuya naturaleza es destruir, y generar mayor maldad en la humanidad.   

Lo más probable, es que debido a esta situación eran personas atormentadas con pesadillas, enfermedades sin origen conocido, profundos deseos de suicidarse, escuchaban voces que los llevaban a hacer lo malo, su corazón experimentaba la angustia, miedos, desasosiego, entre muchas otras cosas.   

Desde su difícil condición vinieron a Jesús, y todos ellos encontraron no sólo su libertad, sino la razón de ser de su existencia, conocieron a Aquel que lo creó todo, y diseñó el mejor plan para sus vidas. Sólo en Cristo, el ser humano encuentra realmente su razón de vida.  

 

 

 

Es muy interesante considerar, que en este pasaje bíblico, el Espíritu Santo a través de Lucas nos enseña que la liberación es una parte de la sanidad de Dios. 

El texto literalmente nos dice: “y los atormentados de espíritus inmundos eran sanados”, entonces no sólo se consideraba la sanidad física como tal, sino que además, la liberación viene a ser era una evidencia de la sanidad que Dios nos da. 

Como podemos leer en los evangelios, el ministerio de nuestro Señor Jesucristo descrito en los Evangelios comprendía la enseñanza, la sanidad, la restauración y la liberación. Porque en esto consiste el mensaje del reino de Dios, un mensaje de vida, poder, transformación, salvación, restauración, de libertad, y perdón para toda persona que se acerca a nuestro buen Dios.   

También debemos tener en cuenta que el término “salvación” en la Escritura es traducida del término griego “Soteria”, que además significa: salud, libertad, preservación; por lo tanto, la salvación es una poderosa bendición que envuelve a todo el ser humano.   

Gracias amado Dios, por esta salvación tan grande. Gracias Señor Jesús por dar tu vida para salvar la nuestra. Ayúdanos Señor, a buscarte y caminar contigo, pues sólo en ti tenemos vida eterna, seguridad, esperanza, sólo en ti somos más que vencedores.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

0 Comments:

Publicar un comentario