Ads 468x60px

En el tiempo exacto Dios se manifiesta

Sermón: En el tiempo exacto Dios se manifiesta.

 

 

 

Dios prometió: “Nunca te dejaré ni te desampararé”, promesa dada a Josué, a Israel, y por supuesto es una verdad también para nosotros. Ante las crisis el corazón cristiano puede caer en la duda.    

En ciertas etapas de nuestra vida puede venir a nuestra mente la incredulidad, podemos pensar que el Señor se ha olvidado de su propósito y que quizá estamos fuera de su cuidado y mirada, ante todo esto puede ser que pensemos: ¿si está con el Señor nosotros, por qué tarda en manifestar su poder? Fue esto lo que ante la opresión madianita pensó Gedeón. 

Puede ser también que, lleguemos al momento de conformarnos con subsistir simplemente, y por eso la persona puede renunciar a sus sueños, quizá se llega a la conclusión de que los propósitos divinos son grandes y poderosos y que nosotros no podemos hacerlo; porque somos incapaces o indignos de la mirada de Dios.  

Sin embargo, todos estos pensamientos debemos llevarlos a la luz de la palabra de Dios, y por supuesto llegamos a la conclusión de que nuestro Dios tiene el poder y gobierno de todas las cosas, él es Todopoderoso para cumplir sus propósitos, él todo lo hace bien y en el tiempo preciso.   

 

 

 

La palabra de Dios nos dice en el Libro de los Salmos 31:14-16 “Mas yo en ti confié, oh Jehová; yo dije: Tú eres mi Dios. En tu mano están mis tiempos. Líbrame de la mano de mis enemigos, y de mis perseguidores. Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo, y salvamos Dios mío, por tu gran misericordia”.   

En algunos momentos podemos pensar, según el tiempo de los hombres, que el Señor se está demorando con cierta respuesta o acción, pero Dios sabe muy bien qué hacer, cuándo y cómo hacerlo. Debemos tener presente siempre: Dios es bueno, y su tiempo siempre será el mejor.   

Dios nunca se tarda, todo está en sus manos; de igual manera, él nunca se anticipa, él sabe cómo y cuándo manifestar su poder. Más bien, somos nosotros quienes debemos seguirle y amarle con todo el corazón, debemos confiar en su cuidado y poder. La bendición perfecta, aquella que no va acompañada de tristeza, es la que se hace manifiesta como resultado de caminar con Dios. 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

1 Comments:

  1. Q Dios nos dé paciencia para afrontar sus tiempos sin queja ni murmuración y con gozo y perseverancia. Gracias pastor por tan precioso estudio

    ResponderBorrar