Ads 468x60px

Persevera, grandes bendiciones vienen

Sermón: Persevera, grandes bendiciones vienen.  

 

 

 

A lo largo de la Biblia Dios nos hace énfasis en la importancia de perseverar y confiar en sus promesas. Aquellos que confiaron en Dios y perseveraron lograron grandes cosas y victorias en la Biblia. Persevera, grandes bendiciones vienen.     

Por ejemplo, en la vida de Moisés podemos observar una gran virtud y es durante los cuarenta años que estuvo dirigiendo a Israel y caminando por el desierto hacia la tierra prometida, él nunca consideró volver atrás, él nunca le dijo al pueblo hebrero: “volvámonos a Egipto, ya que éste camino por el desierto es muy difícil y peligroso”. 

La palabra del Señor más bien nos enseña que Moisés en los tiempos de adversidad y dificultad lo que hizo fue buscar la presencia de Dios, y esa fue precisamente su fortaleza. Moisés fue un hombre de adoración, fue un apasionado por Dios; y aquella búsqueda de la presencia divina lo hizo fuerte y capaz en la labor encomendada.   

También nos enseña la palabra del Señor el ejemplo del apóstol Pablo y Silas, quienes estando presos en la cárcel de Filipos según el Libro de los Hechos 16:25, no se quejaron ni murmuraron por aquel momento de su vida; más bien ellos adoraron a Dios, y no consideraron renunciar o abandonarlo todo. Ellos pudieron perseverar fortalecidos en Dios, y su actitud de adorar a Dios los liberó de aquella cárcel.   

Podemos ver entonces, que nuestro buen Dios recompensa la perseverancia y la fe en él. Nos dice la Escritura en la Carta a los Hebreos 6:13-15 

“Porque cuando el Señor hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa de Dios”.

 

 

 

Se destaca aquí, la perseverancia y fe de Abraham, factores que lo llevaron a ver la realidad de la promesa. Este hombre de Dios fue bendecido y honrado por Dios, pues el Señor honra a quienes le honran, y perseverar creyendo honra a Dios. 

De todos estos ejemplos, Moisés, Pablo, Silas, Abraham, podemos concluir que seguir a Dios, seguir al Señor Jesucristo, implica fe, esfuerzo y perseverancia, pues hallaremos oposición y obstáculos por superar en el camino; cosa que haremos, ya que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.   

El mismo Señor Jesucristo ha prometido estar con cada uno de sus hijos todos los días. Ten presente: Las aflicciones y pruebas presentes, no son comparables con la gloria venidera que en cada uno habrá de manifestarse. Sin duda, Dios es nuestra fortaleza, escudo y verdad; grandes bendiciones están por llegar.

 

   

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

.

1 Comments:

  1. En estos estudios De perseverancia me siento identificada. Reconozco q hay veces que el desánimo nos hace abandonar por unos días el motivo de oración porque lo damos por perdido. Pero a la vez sé q nuestro Dios, es el Dios de lo imposible y que Él no nos deja. Gracias pastor porque el Señor le utiliza para alentarnos a confiar en Él a pesar de q nuestro milagro no llegue

    ResponderBorrar