Ads 468x60px

Jesucristo poderoso proveedor

Sermón: Jesucristo poderoso proveedor.

 

 

 

Mediante la palabra de Dios se nos enseña que Jesucristo es nuestro proveedor, en él y sólo en él podemos depositar nuestra confianza. A través de sus milagros en los evangelios podemos ver que él es nuestro poderoso proveedor.    

Es importante tener en cuenta que sus bendiciones deben ser bien administradas. Podemos reflexionar por ejemplo, en el caso de Adán, pues él no administró bien lo que el Señor le encomendó ¿por qué sucedió eso? Adán no siguió el consejo y las instrucciones que el Señor le encomendó. 

Dios le dijo a Adán que labrara y guardara el Edén, y que no comiera del árbol de bien y del mal; pero él consideró que podía hacerlo muy bien por su propia cuenta (es decir, sin el consejo de Dios). 

Adán llegó a la conclusión de que era posible pasar por alto las leyes divinas, y que los resultados serían igual de buenos, pero esto no es así, y los resultados fueron tristes y dolorosos.    

Es muy interesante observar que el Señor Jesucristo es llamado también el postrer Adán en la Biblia (Primera Carta a los Corintios 15:45, 47), él vino a reparar las equivocadas acciones del primer Adán, y también nos enseña cómo hacer las cosas bien.   

Podemos observar en el siguiente pasaje bíblico al Señor Jesús como poderoso proveedor, y administrador del poder y la bendición de Dios para gloria del Padre celestial.    

 

 

 

Nos dice la palabra de Dios en el Evangelio según San Marcos 6:41-43 “Entonces Él tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, los bendijo; partió los panes y los iba dando a los discípulos para que se los sirvieran; también repartió los dos peces entre todos. Todos comieron y se saciaron. Doce cestas llenas de pedazos recogieron, y de igual manera de los peces”. 

En primer lugar, vemos al Señor Jesús desarrollando un poderoso milagro de provisión, esto nos recuerda que nuestro corazón debe depender de Dios y ser agradecido con la provisión que él nos envía, pues vemos en este pasaje que el Señor levantó los ojos al cielo, señal de dependencia y gratitud.   

Cuando decidimos caminar con el Señor Jesús, sin dudas, veremos su obra sobrenatural a nuestro favor. Aquellos que le siguieron fueron testigos y fueron bendecidos por los milagros y las palabras de vida del Señor. Jesucristo es poderoso proveedor para nuestro espíritu y para nuestro cuerpo.

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invito a leer: ¿Cómo manejar situaciones difíciles?

4 Comments:

  1. Así es Dios es nuestro único proveedor , gracias por la palabra.
    Bendiciones.

    ResponderBorrar
  2. Confiando en la continua provisión de nuestro Señor. Nosotros dependemos totalmente de Él, de su misericordia y bendiciones diarias.
    Gracias pastor por tan bonito estudio

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara por dejarnos tu valioso comentario. Dios te bendiga.

      Borrar