Ads 468x60px

Por el Espíritu Santo somos renovados

Sermón: Por el Espíritu Santo somos renovados

 

 

 

En la palabra de Dios el Señor utiliza diversos símbolos para enseñarnos su verdad. Por ejemplo, el Señor Jesús nos ofrece agua, pero es una muy diferente a la que conocemos, pues el agua natural sacia la sed por un tiempo, pero la que el Señor Jesús nos ofrece genera vida eterna y satisface la profunda necesidad de cada persona.  

Por eso nos dice la palabra de Dios en el evangelio de Juan 7:37-40 “En el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz:  

Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba. El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva. Pero, él decía esto del Espíritu, que los que habían creído en él habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues el Señor aún no había sido glorificado”.    

Este texto bíblico nos dice inicialmente que  aquel era “el último día de la fiesta” ¿a qué fiesta se refiere aquí la Biblia? Hace referencia a la fiesta de los Tabernáculos, y este era un tiempo de cosecha, el pueblo de Israel recordaba su caminar por el desierto en el que Dios les dio agua de la roca (recordemos que un rato después tenían sed nuevamente). Dios fielmente siempre envió su provisión.  

Este pasaje es muy interesante, pues el Señor Jesús, según el evangelio de Juan 7:37-40 relaciona la obra del Espíritu Santo en el cristiano con la obra que realiza el agua que fluye continuamente; el agua de los ríos que nacen de una fuente de agua viva.

 

 

 

Una fuente de agua viva, es aquella fuente que nunca se agota, los ríos que de allí salen generan vida, son limpios, esa agua transforma el seco y estéril terreno en un hermoso valle, las montañas reverdecen y todos los animales pueden beber y saciar su sed.    

Este símbolo es usado por nuestro Señor Jesucristo para hacer referencia a la obra del Espíritu Santo en el cristiano, es decir el Espíritu genera vida, trae renovación, limpia el corazón, y produce transformación en el carácter del hijo de Dios.  

Por todo esto debemos dar gloria a Dios por su amor, cuidado y por su diseño con el cual nos bendice. Así que, no importa si tu vida está pasando por un desierto, acude a la presencia de Dios y habla con el Espíritu Santo, entonces con su poder él traerá renovación y nuevas fuerzas a tu vida, y a tu favor verás milagros en el desierto, pues Dios no cambia, él sigue haciendo milagros en el desierto.   

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invito a leer: La poderosa unción del Espíritu Santo 


.

5 Comments:

  1. En el desierto, en la prueba, en la tentación, en la dificultad ... Genesis 22:14. Jehova jireh. El Señor proveerá.
    Él es grande y junto con la prueba, nos dará la salida

    Muchas gracias pastor por el estudio

    ResponderBorrar
  2. Excelente estudio, gloria a Dios por su Ministerio.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángel por dejarnos tus comentarios. Dios bendiga tu vida y familia.

      Borrar