Ads 468x60px

El poder de Jesús nos libra y sostiene

Sermón: El poder de Jesús nos libra y sostiene.  

 

 

 

La palabra de Dios nos enseña el valor e importancia de orar y depender del Señor. Jesús mismo nos anima a orar y pedirle a Dios. Lo que nos permite ver que a él le agrada bendecir a cada uno de sus hijos.  

Son muchos los versículos que nos animan a pedirle al Señor continuamente. Con confianza podemos pedir cosas diversas, y en su bondad Dios nos concede aquellas cosas que están de acuerdo a su voluntad perfecta, y por supuesto, en su tiempo.    

Podemos a través de la oración perseverar y alcanzar grandes victorias. Es también importante apreciar y valorar aquello que Dios valora, es muy importante que veamos las cosas como él las ve, que oremos como él desea, que hagamos lo que él nos dice; todas estas cosas demandan una buena comunión con el Señor, y una conciencia real de sus bendiciones y de sus grandes propósitos.  

Pero, debemos además ser conscientes de que lo que alcanzamos y logramos es por la gracia de Dios en Cristo, textualmente nos dice la Biblia: “Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro, para que la excelencia del poder sea de nuestro Dios, y no de nosotros mismos”, en la Segunda Carta a los Corintios 4:7.  

De manera que, y sin duda alguna, es por la gracia del Señor Jesucristo que tenemos esta salvación tan grande, y que podemos participar en la extensión de su reino, es por su gracia que podemos perseverar y vencer.    

Como nos dice el texto bíblico, la excelencia de Su poder se expresa con más resplandor y brillo en aquellos hijos de Dios que con humildad de corazón buscan que el nombre del Señor sea exaltado, son aquellos que procuran que la alabanza sea para Dios, ya que al final reconocen que el poder y la gloria son exclusivamente de Dios.  

 

 

 

Hoy damos gloria a Dios, pues la gracia de él en Cristo nos ha alcanzado, nos ha dado salvación y ha impartido en cada uno de nosotros diversos dones para servir en su obra. Por todas estas cosas, debemos perseverar con gozo sirviendo al Señor, conscientes de que es por su poder y gracia que podemos vivir, creer y avanzar.    

Recuerda que el Señor Jesús venció y él vive dentro de ti, por tanto, aunque el entorno sea difícil, todo eso es temporal y al final en Cristo venceremos.  

Persevera y confía, el mismo Señor te recompensará aquí en la tierra, y en su reino venidero. Un testimonio del cuidado divino, es el apóstol Pablo, quien experimentó muchas dificultades y obstáculos, enemigos y peligros, pero el Señor siempre lo fortaleció y él cumplió con el llamado a cabalidad.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invito a leer: Vencedores en medio de la adversidad

.

4 Comments:

  1. Gracias mil por su ministerio y la palabra de Dios que es de bendición

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y apoyo a este ministerio. Dios bendiga tu vida y familia.

      Borrar
  2. Amén. En Cristo somos más que vencedores.
    Me recuerda la canción con mi Dios yo saltaré los muros.
    Precioso Salvador, grande es en nuestras vidas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es Sara, en Cristo somos más que vencedores. Dios te bendiga.

      Borrar