Nada es imposible para nuestro Dios | Estudios y Sermones Nada es imposible para nuestro Dios - Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Nada es imposible para nuestro Dios

 Sermón. Reflexión: Nada es imposible para nuestro Dios.

 

 

 

Podemos iniciar recordando el poderoso testimonio de Abraham y Sara, quienes no tenían hijo, pero Dios les prometió descendencia. Pasaron muchos años, décadas, y al final y contra toda posibilidad humana, el Señor hizo un milagro y nació Isaac, por encima de la edad de Abraham y de la esterilidad de Sara; porque nada es imposible para nuestro Dios.   

La palabra de Dios nos enseña que el Señor les prometió un hijo, y Sara no creyó al principio, fue en este momento cuando Dios dijo: “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”, según el libro de Génesis 18:14. Veamos otro poderoso testimonio de la Escritura acerca del poder de nuestro Dios:      

 

1) Es fundamental buscar la presencia del Señor.   

Nos dice la Biblia en el evangelio de Marcos 16:1-2 “Cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, cuando ya había salido el sol”.   

Buscar al Señor es una decisión que implica acción. El pasaje bíblico nos dice: “fueron al sepulcro”. Esto significa inversión de tiempo, esfuerzo, y aun de lo suyo propio (la Escritura dice: “compraron especias aromáticas”, hablamos entonces de invertir tiempo, fuerzas, dedicación, dar conforme a la Escritura, entre otras cosas).   

Buscar al Señor implica diligencia de nuestra parte. La Biblia nos dice: “muy de mañana”, asunto que nos recuerda la importancia de un tiempo con Dios en la mañana.   

No hay ninguna cosa difícil para nuestro Dios; esto requiere creer en él, hacer mi parte y perseverar. Sin duda alguna, la perseverancia es una acción manifiesta o evidente de nuestra fe. Era “el primer día de la semana”, de una nueva semana, porque la anterior había sido muy difícil para todos, pero Dios es fiel y bueno, él nos ayuda  a perseverar y superar los obstáculos. Nada es imposible para Dios.      

 

 

         

2) Con la ayuda de Dios es posible superar todo obstáculo. 

Nos dice la Escritura en el evangelio según San Marcos 16:3 “Pero decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?”. Olvidando que, nada es imposible para nuestro Dios. 

No podemos negar, que la incredulidad es un obstáculo muy frecuente en el cristiano. Ellas no confiaron en la promesa de su resurrección o se olvidaron de su poder, aunque ya el Señor Jesús había resucitado a la hija de Jairo, a Lázaro y al hijo de la viuda de Naín. 

Estas mujeres se preguntaron: “¿Quién removerá la piedra?”. Ten presente: Las grandes piedras sólo Dios con su poder es quien las puede mover; y sólo la incredulidad lo puede detener. Podemos recordar aquí, que en la ciudad de Nazaret, el Señor Jesús no pudo hacer milagros por la incredulidad de ellos, nos dice la Escritura.    

Otro obstáculo que podemos enfrentar y que debemos superar con la ayuda del Señor, hace referencia a aquellas cosas o personas que nos separan de Cristo. En este caso en particular, era una inmensa piedra (el pasaje bíblico nos dice: “la piedra era muy grande”). 

Debemos tener presente que la piedra fue puesta por los romanos, pero impulsada por los fariseos. Como podemos ver, eran varias las cosas que había que superar: la piedra, los soldados romanos, los fariseos, entre otros obstáculos.   

Un obstáculo, que con frecuencia viene contra el hijo de Dios, es el miedo. La Biblia nos dice en el versículo ocho que “Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor”. Podemos hablar aquí por ejemplo, de miedo al futuro; a nuevas circunstancias; a los desafíos, a comenzar de nuevo o a intentarlo otra vez, ante los problemas, entre otras cosas.     

Este pasaje de la Escritura, nos permite pensar en lo que estaba pasando con los discípulos del Maestro en aquel momento. Pensemos en algo, y es que fueron las mujeres quienes buscaron a Jesús, los discípulos no, porque estaban desanimados, ellos habían vuelto a pescar. 

Este es un claro ejemplo, de cómo las emociones pueden afectar nuestra vida espiritual y nuestra fe y esperanza en Dios y en sus promesas.          

Además los seguidores del Señor Jesús tenían que lidiar con otros obstáculos, los enemigos de Cristo. Eran varios los enemigos: el Imperio Romano, los líderes religiosos y los judíos que no creyeron en él, los espíritus inmundos; además de aquellos enemigos internos como: la duda, o los pensamientos de incapacidad, los temores, entre otras cosas.         

 

 

  

3) Dios es Todopoderoso, y es fundamental no sólo saberlo, sino creerlo. 

Nos dice la Escritura en Marcos: 16:3 “Pero cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande”. Recordemos, nada es imposible para nuestro Dios.   

La palabra del Señor nos dice que un ángel removió la gran piedra. Textualmente la Biblia dice: “Pero cuando miraron”, la palabra “miraron” se traduce del término griego “anablepo” que además quiere decir: “alzar la vista”, “mirar hacia arriba”, “recuperar la visión”. 

Estos significados nos recuerdan que las adversidades y problemas (aún imaginados o supuestos), tiene la capacidad de afectar nuestra visión, y por ende nuestra actitud frente a la vida. La fe y la esperanza son debilitadas al dejar de mirar a Dios, para ver sólo los problemas.   

Es importante tener en cuenta aquí, que en el evangelio según San Mateo se nos describe el poder que el Padre desplegó en aquel momento: 

“Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestido era blanco como la nieve. Y de miedo de él, los guardas allí presentes temblaron y se quedaron como muertos”, según nos dice el evangelio de Mateo 28:2-4. 

Contra toda posibilidad humana, contra toda esperanza, en medio del desánimo de los discípulos, el Padre celestial manifestó su poder a favor de su Hijo Jesucristo. Definitivamente, Nada es imposible para nuestro Dios.      

Como estaba escrito, como el Padre lo había prometido, resucitó a su Hijo Jesucristo el Señor, nos dice Marcos 16:5-6 “Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron. Más él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar donde le pusieron”. 

Como podemos ver, aquel sepulcro, el hades mismo, y la muerte no lo pudieron retener. El Señor Jesucristo había resucitado, su sepulcro no sería un lugar de llanto y terminación, sino un testimonio de que vive, él ha resucitado y da vida a todos aquellos que a él se acercan. Dios es Todopoderoso y nada es imposible para nuestro Dios.

 

   

 

Como nos enseña el evangelio de Marcos 16:7, el Señor Jesucristo es Todopoderoso y cumple su Palabra: “Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo”. 

En los días de su ministerio terrenal el Señor Jesús les había prometido a sus discípulos que al tercer día resucitaría, y que los vería en Galilea. El ángel dice: “decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante… como os dijo”, ¿por qué pronuncia de manera especial al apóstol Pedro?   

Es claro a la luz de las Escrituras, que el apóstol Pedro tenía un liderazgo significativo sobre los demás discípulos, por ejemplo, cuando el Señor Jesús muere en la cruz, Pedro se fue a pescar y los demás discípulos fueron con él. 

Estas palabras fueron también una expresión de restauración, pues Pedro había negado al Señor Jesús en tres ocasiones, y quizá se consideraba indigno de estar con los otros apóstoles, pero aun así el Señor no lo había desechado, ni había olvidado su plan con él. 

Reflexión final: Cristo venció a la muerte y al Hades, por eso podemos decir, con certeza de que nada es imposible para nuestro Dios. Procuremos acercarnos a él confiadamente, con su ayuda venceremos los obstáculos que nos impidan buscarlo, ¿cuál es tu obstáculo hoy? ¿Cuál es tu piedra hoy? Cristo es Todopoderoso y desea ayudarte, fortalecerte y llevarte al destino que te ha preparado. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invito a leer: Tu vida está en las manos de Dios 


.

Anexo 1: Nada es imposible para Dios. 

La fe es la convicción de lo que no se ve; por eso, es muy importante, mirar más la grandeza de Dios que el tamaño de cualquier obstáculo o enemigo. Concentrarse sólo en el problema lo hace más grande, mirar a Dios te da la fuerza y sabiduría para superar toda adversidad y oposición.    

Nos dice la palabra de Dios en el libro de los Salmos 61:1-4 “Oye, oh Dios, mi clamor; a mi oración atiende. Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare. 

Llévame a la roca que es más alta que yo, porque tú has sido mi refugio, y torre fuerte delante del enemigo. Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; estaré seguro bajo la cubierta de tus alas”. Un Salmo que nos muestra la seguridad y fe en el cuidado y poder del Señor, pues nada es imposible para Dios.   

La palabra del Señor, nos anima una y otra vez cuando aparece el desánimo y el agotamiento, el consejo de Dios es buscar su presencia, adorar y mirar su grandeza, esto fortalece la confianza del cristiano, porque lo que miras determina tu actitud y la fuerza con que enfrentarás cada momento de tu vida.   

Cuando la persona decide concentrarse, mirando sólo la crisis o problema difícilmente avanzará; por el contrario, si decide mirar la grandeza y poder de Dios, entonces avanzará hacia el propósito que el Señor ha trazado para su vida. Poner los ojos en Jesucristo, fortalece nuestra fe para creer que nada es imposible para Dios. 

En este pasaje de la Sagrada Escritura, el Salmo sesenta y uno fue escrito por David, y sabemos por la misma palabra de Dios que él tuvo muchos enemigos, enfrentó difíciles tiempos de persecución, y aun vivió la traición de sus propios hijos. Asuntos muy difíciles y dolorosos.   

Sin embargo, David conocía de primera mano y sabía muy bien que en Dios estaba su refugio y fortaleza. Precisamente, por eso dice aquí: “clamaré a ti cuando mi corazón desmaye”. Es Dios, nuestra solución en todo tiempo, no hay alguna cosa difícil para él. Su oído está atento de continuo, a nuestro ruego y clamor.      

Este tiempo en la vida de David y estas palabras, nos enseñan y recuerdan que lo apropiado y correcto ante el desánimo o agotamiento no es renunciar, ni abandonarlo todo; por el contrario debemos: 

Levantar nuestra adoración, y mirar la grandeza del poder de Dios;

Meditar en todos aquellos milagros que Dios ha hecho a nuestro favor;

Hacer memoria y recordar todas aquellas victorias que él nos ha dado;

Recordar aquellos momentos difíciles en los que su mano nos ha librado.   

Todo esto es muy importante, ya que así como nos ha ayudado hasta hoy, nos seguirá ayudando hasta su segunda venida. Nada es imposible para nuestro Dios, fiel y todopoderoso es él. Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos.  

Debemos mantener presente siempre las palabras de la Sagrada Escritura cuando nos dice: “Puestos los ojos en Jesucristo”, pues el mirar a Dios con los ojos de la fe fortalece nuestro corazón, renueva nuestra esperanza y nos hace concluir que no hay nada ni nadie más grande y poderoso que nuestro buen Dios. 

La victoria está en Cristo Jesús, no hay poder que lo pueda detener, nada es imposible para nuestro Dios, a él sea gloria y honra por siempre. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

. 

20 Comments:

  1. Poderoso nuestro Díos, para el no hay nada imposible. Amén. Díos me lo Bendiga grandemente.

    ResponderBorrar
  2. Buenas tarde pastor ayúdeme a entender todas las cosas que hay para encaminarme en el camino de Dios.
    Aclaro que caminé al lado del señor pero me aparté. Y ahora lo necesito de vuelta en mi corazón.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo q lo más importante es lo que dices, q necesitas al Señor. Busca a Dios, háblale de corazón diciéndole q dependes de Él, q toque tu corazón, q restaure y transforme todo lo que hay en ti y que te aleja de Él y que quieres estar a su lado. El Señor nos escucha si realmente le buscamos.
      Seguro q el pastor Sanabria puede hablarte mejor; pero yo de momento quería ayudarte diciéndote q buscando al Señor de corazón tienes a Dios a tu alcance en cualquier momento del día. Sólo tienes q tomar tiempo para orar y leer su palabra.

      Borrar
    2. Dios te bendiga. Quiero recordarte que el hijo prodigo un día se fue lejos de la casa de su padre, pro una vez reconoció su error, volvió a su casa y el padre lleno de gozo le recibió. Dios está con los brazos abiertos para recibirte, él os da nuevas oportunidades, sólo acércate a él, habla con él y vuelve a la palabra de Dios, y el Señor misericordioso restaurará tu vida. En oración, pide su dirección y acércate a una congregación cristiana y paso a paso vivirás una poderosa restauración en Cristo. Bendiciones y oramos por ti.

      Borrar
    3. Tengo 91 años, no puedo dejar de decir lo que el Señor me dice en su Palabra. La Biblia. El Señor me llamó para este Ministerio a las personas de mi entrono social. Bendiciones.

      Borrar
  3. Dios le bendiga Pastor Gonzalo! Muchas gracias por compartirnos la hermosa Palabra de Dios. Tenemos un Dios grande y Poderoso, nada es imposible para Él.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga, y muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario. El Señor guarde tu vida y tu familia.

      Borrar
  4. Esta palabra tocó mi corazón, Dios utiliza diferentes maneras para llegar a uno y hablarle cuando más se necesita. Dios es fiel y por sobretodo misericordioso, es importante no olvidarlo.
    A veces nos juzgamos más nosotros mismos que Dios nuestro Padre y Nuestro Jesús amado quien aboga ante él Padre por nosotros. Gracias Pastor por ser instrumento de Dios y llegar a muchos con la palabra que Dios a puesto en su corazón, Él sabe de cada necesidad de sus hijos y ud es un puente que Dios utiliza para que muchos no nos olvidemos que él está ahí a nuestro lado y conoce nuestro dolor, desesperanza en estos tiempos difíciles. Pará Orar y alabar a Dios solo se requiere un corazón dispuesto nada más.. El resto es solo religión.
    Bendiciones Pastor, que nada lo aparte de lo que Dios puso en su corazón, compartir su Palabra y cada corazón que sea tocado por ella, seran puertas que Dios abrira para ud.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ximena por tus palabras, son de gran valor para nosotros. Gracias por las palabras de ánimo y apoyo a este ministerio. Dios bendiga tu vida y tu familia. De corazón gracias.

      Borrar
  5. Muchas gracias pastor por todas las enseñanzas que provee día a día es para mi una gran bendición leer todos los mensajes que usted da por este medio y esperamos seguir leyendo siempre, que Dios le de la fuerza día a día por todo el tiempo que toma en enseñar, que Dios lo bendiga hermano, pido oración para mi crecimiento espiritual día a día .

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus valiosas palabras y apoyo Guoxito. Dios bendiga tu vida y familia. Confiados en Cristo y de su mano, el que empezó la buena obra en ti no la terminará hasta perfeccionarla. Bendiciones.

      Borrar
  6. Amé hermosa predica q edifican nuestro corazón 🙏🙏🙏

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  7. Hola Pastor soy Luis Alban Trigueros Vega de Costa Rica quiero hacerte una pregunta , vieras siempre comienzo algo en las cosas de Dios y no lo termino,por un tiempo me aparte de las cosas de Dios y he vuelto, me gusta predicar , orar , pero vieras me cuesta preparar un tema . O sea con mis propias palabras , he llevado cursos em la Iglesia , y a la verdad soy bastante inteligente por gracia de Dios , pero trato y me desanimo mucho . Dios lo bendiga son muy buenas sus predicas y reflexiones . Bendiciones

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida y tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar esta labor. Luis te animo a hablar con tu pastor en la iglesia local en la que te congregas, creo que su consejo y acompañamiento será de gran ayuda. Bendiciones.

      Borrar
  8. Yo tengo fe y creo en el poder de Dios. Les comparto un testimonio: cuando mi niño tenía apenas 15 días de nacido, se le cayó la mollera y lo llevamos con una partera, le hizo mil cosas y le hizo hacer fuerza, cuando llegamos a casa a la hora de cambiar a mi bebé me encontré con un problema mayor que una mollera caída, tenía en medio de sus partes una bolita que era una hernia, lo llevamos al doctor y me dijeron que si que era una hernia que lo tenían que operar, mi mamá siempre ha sido cristiana y me ha ayudado a salir adelante en las cosas de Dios, nos pusimos en ayuno y oración por mi pequeño, todas las mañanas, tardes y noches orabamos, al cabo de unas semanas la hernia ya no estaba. Algo que para los humanos es imposible para Dios es todo posible. Dios los bendiga. 🙏🏼

    ResponderBorrar