Ads 468x60px

Libres por el poder de Dios

Prédicas de poder escritas. Sermón: Libres por el poder de Dios

 

 

  

Introducción: A través de la palabra de Dios podemos ver que cuando el Señor Jesús aparece en Israel ejerciendo el ministerio que el Padre le había entregado, la vida de muchos fue poderosamente transformada.  

La Biblia nos dice que muchos eran sanados, liberados, restaurados, perdonados; yla misma Escritura nos enseña que el Señor Jesucristo es el mismo, ayer y hoy y por los siglos, él sigue haciendo milagros hoy  

 

1) En primer lugar, veamos la condición de la mujer enferma.  

Nos dice la Biblia en el evangelio de Lucas 13:10-11 que “Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo; y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar”.  

Ella era una mujer piadosa y temerosa de Dios. El Señor Jesús llegó a ésta sinagoga a enseñar (parte fundamental del ministerio de Jesús). A la sinagoga sólo ingresaban judíos y gentiles prosélitos (ella era judía y estaba en el culto al Señor), había muchas sinagogas en ese tiempo, pero en ésta estaba Jesús y cuando él está cualquier cosa puede pasar, Su presencia transforma nuestras circunstancias.    

Esta mujer nos dice la Escritura había estado bajo aflicción por dieciocho años. Ella hacía dieciocho años que “tenía espíritu de enfermedad”, esta mujer aunque era judía, estaba bajo el pacto, era descendiente de Abraham, y asistía a la sinagoga de modo constante.  

Pero, a pesar de todo éste espíritu inmundo la afligía, la atormentaba, ella trataba de vivir una vida normal, quizá procuró ayudarse con algo, pero esto era algo espiritual (no toda enfermedad tiene origen demoníaco, pero para todas el Señor Jesús es nuestro sanador.  

Tratando de acercarnos a la realidad de esta mujer, podemos imaginarla físicamente andaba encorvada (desde el idioma griego esta expresión quiere decir: “no podía enderezarse completamente”), así que la condición espiritual, se hacía evidente en la vida natural, ella “andaba encorvada”.   

Además, por lógica creo yo, su vida conyugal, familiar, social y espiritual estaba afectada profundamente por esto, pues para la mente hebrea, ella estaba bajo maldición, en pecado oculto o bajo el castigo divino.  

Podemos considerar además que aquella figura encorvada nos habla de una carga espiritual o emocional que llevaba, y era tan pesada que había doblegado sus fuerzas (podemos considera cosas como: crisis, heridas, miedo, preocupación, fracaso, resentimientos, frustraciones, afectaciones del pasado, entre otras cosas).  

 

 

   

2) En segundo lugar, consideremos el amor de Dios hacia ella. 

Nos dice la Escritura según Lucas 13:12-13 que “Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: mujer eres libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba al Señor”.   

Como podemos ver, el Señor Jesús actúa a nuestro favor. Debemos destacar todo lo que el Maestro hizo por ella: 

“la vio”,

“la llamó”,

“le dijo” y

“la tocó”. 

Seguramente, el rechazo vivido era fuerte y constante, quizá no era importante para los hombres, pero Jesús la vio; quizá nadie la tenía en cuenta, pero el Señor la llamó; tal vez pocos le hablaban, pero Jesús le habló; quizá hacía muchos años su esposo no la tocaba, ni su familia la abrazaba, pero el Señor Jesús la tocó. Gracias a Dios que sus brazos siempre están abiertos para recibirnos.  

A través de la obra del Señor Jesús con esta mujer, podemos concluir que el Señor quiere que levantes tu cabeza. El pasaje nos dice literalmente que: “ella se enderezó y glorificaba a Dios”, por dieciocho años sus ojos estuvieron mirando al suelo, su autoestima estuvo lesionada, y su aflicción pesaba mucho, pero ahora todo esto es cambiado. 

La Biblia nos dice que ella “se enderezó”, ésta palabra desde el idioma griego es “anorthoo” que también quiere decir: restaurar, restablecer, enderezar y reconstruir. Esto es lo que hace nuestro buen Dios.   

Ante la gloria de Dios y el poder del Señor Jesús esta mujer se endereza y “glorifica Dios”, alaba al Señor, lo más probable es que aquella situación no le permitía fluir en una adoración poderosa, pero ahora vive un nuevo nivel de adoración, de presencia de Dios, un nuevo nivel de gloria, algo que antes no había vivido, ella experimenta una poderosa liberación en su alma, en su cuerpo y en su espíritu y entra en una nueva libertad para adorar a Dios.   

Acerquémonos a Dios, el Señor tiene el poder para tocarte, para restaurar tu vida, para renovar tu adoración al Señor. No sé qué pueda tenerte con la cabeza abajo (quizá sean los problemas, tropiezos, droga, crisis matrimonial, decepciones, brujería, la quiebra económica, o muchas otras cosas), pero puedo decirte que el Señor Jesús es Dios todopoderoso, él pude ayudarte y hacerte libre.   

Hay obstáculos que debemos superar y esto es posible con la ayuda de Dios. No permitas que la religión te separe del Dios verdadero y de todo lo que tiene para ti: Lucas 13:14-15 “Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo…”.  Recuerda, no hay enemigo más grande que nuestro Dios, pues, Jesús mismo lo exhortó por la dureza de corazón.       

 

 

 

c)En tercer lugar, veamos el poder de Jesucristo rompiendo las cadenas. 

Nos dice la Biblia en el evangelio de Lucas 13:16 “Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?”.     

Ella era, nos dice la Biblia, “hija de Abraham”. Frase que nos habla de herencia, tenía derecho a las bendiciones mesiánicas, a la bendición de Abraham, era hermana de ellos (todos eran descendientes de Abraham… ¿sí desataban un buey en día de reposo para llevarlo a beber, cómo no desatar a ésta mujer de ésa atadura demoníaca?).     

La palabra de Dios nos enseña que aquellas cadenas fueron rotas por el Señor Jesús, él rompió esa ligadura (palabra que se traduce del término griego “desmón”, que significa además: cadena, soga con que se amarran los bueyes al yugo, prisión, grillo de un preso, cárcel, incapacidad o enfermedad, es interesante ver que el texto interlineal griego-español traduce: “vínculo”).   

Esta mujer, buscaba a Dios, ella iba a la sinagoga, pero un día, allí estaba Jesús y su vida fue transformada, esa reunión fue diferente porque allí estaba el Señor, así como hoy, él sigue transformando y restaurando vidas, él sigue haciendo milagros.   

Reflexión final: Nuestro buen Dios envió a su Hijo Jesús para salvar al mundo y esa salvación es integral, por eso en el encontramos perdón, sanidad, libertad, victoria, y vida eterna. El Señor Jesús es Todopoderoso y sigue transformando vidas.

 

 

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invito a leer: Tu vida está en las manos de Dios 


.


Anexo de Sermones y prédicas de poder escritas para la iglesia. Sermones de poder cristianos para predicar.

 

Prédica escrita 1: El poder de Dios supera todo problema.   

Introducción: La palabra de Dios nos enseña que cuando los discípulos del Señor Jesús iban en la barca a la tierra de Gadara, se levantó una gran tormenta, y era tan fuerte que ellos pensaban que allí iba a morir. 

Sin embargo, el Señor Jesús calmó aquella poderosa tormenta, y les dijo: “¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?”. Ellos estaban llenos de temor y su fe estaba en el más bajo nivel; sin embargo, allí estaba Jesús, y eso es lo más importante. El poder de Dios siempre será más fuerte que todo problema.   

No podemos ignorar las maquinaciones del enemigo, las tinieblas procuran estorbar el avance de los propósitos del Señor. Nos dice la Escritura en el libro de los hechos 4:1-4 que “Hablando ellos al pueblo, vinieron sobre ellos los sacerdotes con el jefe de la guardia del templo, y los saduceos, resentidos de que enseñasen al pueblo, y anunciasen en Jesús la resurrección de entre los muertos. 

Y les echaron mano, y los pusieron en la cárcel hasta el día siguiente, porque ya era tarde. Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y eran como cinco mil en número, los varones que obedecieron al llamado de Dios”.  

Como nos enseña el contexto de este pasaje bíblico, los apóstoles Pedro y Juan habían sido usados por Dios para sanar a un hombre cojo de nacimiento que sentaban a mendigar en la puerta la Hermosa, a la entrada del templo en la ciudad de Jerusalén. Aquel milagro fue usado por Dios para cautivar la atención de todas las personas allí, y en aquel momento Pedro predicó. 

La palabra de Dios nos enseña en el versículo cuatro que aproximadamente cinco mil (5.000) varones creyeron, es probable entonces que, quince o veinte mil personas en total (incluyendo mujeres y niños) hayan creído en el mensaje del evangelio. Esto fue una gran victoria y conquista para el avance del reino de Dios.   

De manera casi que simultánea, nos dice la Biblia que los sacerdotes, el jefe de la guardia y los saduceos resentidos (enojo mezclado con celos o envidia) por aquella enseñanza, capturaron a Pedro y a Juan, y los llevaron a la cárcel donde los tuvieron hasta el día siguiente para juzgarlos.   

Por supuesto, detrás de aquellos sacerdotes y fariseos, estaba la inspiración del reino de las tinieblas, el cual utiliza diferentes personas y motivos para estorbar o impedir la extensión del reino de nuestro Dios.   

Sermones de poder. Prédicas de poder para predicar

 Como podemos ver, el diablo utilizó el resentimiento o enojo que había en sus corazones, por eso nos dice la Escritura: “resentidos de que enseñasen al pueblo”. Ellos no querían que hubiese otros líderes, otros maestros, no querían perder el poder religioso que en aquel tiempo tenían. Ellos no querían que el Señor Jesús reinara, eso era para ellos la pérdida de su gobierno, poder e influencia. 

La palabra de Dios nos enseña claramente que un corazón sano es fundamental para entender los propósitos del Señor; pues cuando la persona tiene resentimientos, odios, heridas, envidias, complejos, y muchas otras cosas, el enemigo puede operar desde allí, y lamentablemente, podemos nosotros mismos llegar a ser obstáculos para la obra del Señor, y así lo hizo el diablo con los saduceos y sacerdotes.  

Como leemos, el Señor finalmente le dio la victoria a Pedro y a Juan, apóstoles que siguieron predicando el evangelio del Señor Jesús, y “Con gran poder los apóstoles daban testimonio del Señor Jesús” nos dice el libro de los Hechos 4:33. Por eso, no importa la oposición de las tinieblas, el poder de Dios en todo tiempo prevalecerá. 

Debemos tener en cuenta, que los apóstoles, Pedro y Juan, estaban sirviendo a Dios, ellos predicaban el mensaje del Señor y por eso, él estaba comprometido con ellos y no los desamparó. Fuerte era la oposición y los obstáculos eran grandes, pero, el poder de Dios siempre estará de nuestro lado.  

 

Sermones y prédicas de poder para predicar en la iglesia. 


Prédica escrita 2: El poder de Dios es maravilloso. 

La verdad es que al reflexionar sobre nuestra vida, podemos ver de manera palpable las bendiciones  de Dios, y podemos considerar muchas ocasiones en las que él nos ha librado de la muerte, él ha sido nuestro fiel protector y proveedor, nunca ha faltado su cuidado y provisión. Nuestra vida es una evidencia del poder de Dios.  

Sin embargo, ante las adversidades del camino de la fe, con cierta frecuencia el desánimo viene, y procura estorbar o detener nuestro caminar. El propósito del enemigo de nuestras almas es precisamente detener el avance del hijo de Dios, pero la palabra del Señor nos dice de modo claro y contundente que en Cristo Jesús somos más que vencedores.     

Debemos mantener siempre presente esta verdad: Es Dios mismo quien nos defiende. Nos dice la palabra de Dios en el Libro de Deuteronomio 20:3-4 “Y les dirá: Oye, Israel, vosotros os juntáis hoy en batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón, no temáis, no os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos; porque el Señor vuestro Dios marcha con vosotros, para pelear contra vuestros enemigos, y para daros salvación”.  

Es importante, recordar aquí que el Libro de Deuteronomio enseña las instrucciones de Dios para el pueblo de Israel antes de entrar en la tierra que él les prometió. El pueblo del Señor debía ser consciente no sólo de los enemigos y obstáculos que allí enfrentarían, sino del poder de Dios y de su protección en toda circunstancia, de tal modo que sus enemigos no iban a prevalecer contra ellos.     

Sin duda alguna, los obstáculos y adversidades en aquella conquista serían parte del camino, el pueblo hebreo enfrentaría ciudades amuralladas, fortalezas y pueblos de gigantes y ejércitos diestros en la guerra; pero, su arma más valiosa y poderosa, era la presencia misma del Señor con ellos, el poder de Dios es el que hace la diferencia.     

Por la naturaleza misma de los pueblos cananeos, los hebreos debían ser conscientes de que ellos estarían ante recias batallas, fuertes enemigos y el transcurrir del tiempo en esa conquista podría producir agotamiento, desgaste, y aun desánimo; es por eso que el Señor, desde el principio les hace énfasis en no detenerse ante el tamaño y poder del enemigo, sino que debían perseverar con fe en la grandeza y poder de Dios.   

Precisamente por eso, es que leemos en la porción bíblica de hoy: “no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos”. El pueblo hebreo debía hacer su parte (luchar y perseverar), y el Señor haría la suya, el poder de Dios iba con ellos para pelear contra sus enemigos y para superar todas las adversidades y dificultades del proceso.  

Y si duda alguna, la poderosa expresión: “Jehová peleará por vosotros”, es una frase que está conformada por palabras que nos recuerdan que es él quien nos defiende; es él quien se ocupa de nuestros enemigos. Nosotros debemos ocuparnos de seguir sus mandamientos e instrucciones. Ocúpate del Señor, y él se ocupará de tus enemigos, adora al Señor y confía en él, de esta manera el poder de Dios se moverá a tu favor.  

Las últimas palabras del pasaje de hoy: “para daros salvación”, hacen referencia a cómo el poder de Dios se manifestaría para librarlos del enemigo de aquel momento. Pero, podemos también ver en estas palabras una imagen de nuestro bendito Salvador: Jesucristo, nuestro Señor, Aquel que dio su vida en la cruz para salvarnos de la condenación eterna y liberarnos del poder del pecado y de la muerte. El poder de Dios es maravilloso, y podemos confiar plenamente en él.  

A lo largo de la Biblia, se nos enseña como el poder de Dios es evidente en todos los aspectos y sentidos de la vida. Por ejemplo, la creación es una muestra del poder de Dios, pero, también podemos verlo en las cosas pequeñas como el micro universo y toda su creación; así como en los pequeños detalles de la vida diaria. 

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”, Salmo 19:1.

10 Comments:

  1. Todopoderoso !! Transforma vidas. Lo pone todo “ patas arriba “ porque cuando llega, no podemos vivir sin Él. Él toca corazones y te envuelve en una vida de amor a Él q no se puede explicar a personas q no le tienen, hay q vivirlo :)
    Gracias pastor por el precioso estudio

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sara, son muy importantes para nosotros. El Señor Jesucristo bendiga tu vida y toda tu casa.

      Borrar
  2. Yo soy testigo del poder de Dios,ya que fui sanado de una ulcera gastrica,por eso doy gracias cada dia a mi Señor Jesus por haberme sanado

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Evelio por dejarnos tu comentario, es muy valioso para nosotros. Dios bendiga tu vida y a todos los tuyos.

      Borrar
  3. Quiero enamorarme cada dia mas de ti señor jesus

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios bendiga tu vida y toda tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario.

      Borrar
  4. Que bendición saber que nuestro Señor Jesucristo está ahí para ayudarnos y no solo sanar nuestro cuerpo sino también para salvar nuestras almas...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  5. DIOS LE BENDIGA PASTOR GONZALO HERMOSOS MENSAJES

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida y tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar esta labor.

      Borrar