Ads 468x60px

Dios transforma nuestras dificultades en milagros

Dios transforma nuestras dificultades en milagros. Sermón - Predica 


 

Introducción: Es fundamental crecer en el conocimiento de Dios y su poder, el Señor nos ha dado su Santo Espíritu para que sepamos las cosas que nos ha concedido. Nuestro corazón debe estar siempre dispuesto a recibir la palabra de Dios y su revelación.   

Dentro de los aspectos que debemos conocer y experimentar de nuestro buen Dios, es que además de ser nuestro Salvador, él es nuestro sanador y libertador, él sigue haciendo milagros, Dios transforma nuestras dificultades en poderosos milagros, y el Espíritu Santo quiere enseñar al pueblo de Dios ese poder divino para enfrentar y superar las crisis.     

 

1) En nuestro camino enfrentaremos desiertos que debemos superar.  

Nos dice la palabra de Dios en el libro de Éxodo 15:22 ““E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin encontrar agua”.  

Como bien sabemos el desierto nos habla de aridez, soledad, peligro y adversidades. La Biblia nos enseña que era Dios mismo quien iba delante de ellos, y pasar por el desierto era parte del camino.  

Sin duda alguna, en ésta parte del camino, el pueblo de Israel aprendería el poder de la alabanza, desarrollaría su fe e intimidad con el Señor, conocería al Dios proveedor y todopoderoso, aun en las circunstancias más difíciles.    

La Biblia nos enseña que aquella región tenía por nombre “El Desierto de Shur”, y la palabra “Shur” desde el hebreo viene de un término que además quiere decir: “pared”, “muralla”. Entonces, esto es algo a superar, tenían al frente una prueba de su fe, “tres días sin hallar agua” fácilmente es una situación que puede producir cuestionamientos, dudas e incertidumbre.      

Debemos tener mucho cuidado con la murmuración, pues esta hace más amargo el camino. Nos dice la Biblia en Éxodo 15:23-24 “Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, diciendo: ¿Qué vamos a beber?”.         

Debemos tener en cuenta que la palabra “Amargo” es el adjetivo calificativo de un sabor. Ante ésta situación (“amarga”) ellos “murmuraron contra” (es decir: “Hablaron mal contra”), es una expresión que equivale a “obstinadamente se quejaron”.  

Debemos considerar que ellos acababan de tener una gran victoria y ver uno de los más grandes milagros de la Escritura: Dios abrió el Mar Rojo para que ellos pasarán en seco, y con sus propios ojos ven la destrucción del ejército del faraón.    

Lamentablemente, la Escritura nos enseña que fue la continua queja la que no permitió que el pueblo de Israel superará rápidamente el desierto. Su mayor obstáculo no fue el desierto mismo, sino la dureza de su propio corazón, la cual los llevó a quejarse contra Dios y su voluntad.



   

2) Dios es quien transforma nuestra adversidad en una gran victoria.  

La palabra de Dios nos enseña en Éxodo 15:25 “Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí fueron probados”. Debemos tener en cuenta varias cosas muy importantes aquí:  

a) Ante los obstáculos debemos acudir a la presencia de Dios.    

Textualmente nos dice la Escritura: “Moisés clamó a Jehová”, y esto es lo correcto, es lo que debemos hacer ante la adversidad, “no gastes tu fuerza quejándote, invierte tus energías buscando a Dios”.  

El Señor le mostró a Moisés lo que debía hacer. Esto nos recuerda que es en la presencia de Dios en donde viene la revelación y dirección para sortear nuestras adversidades y dificultades.   

 

b) Es Dios quien hace de nuestra dificultad un gran milagro.     

La Biblia nos dice que: “y las aguas se endulzaron”, el Señor tiene el poder para cambiar el sabor amargo por un dulce sabor, acción que nos recuerda que el Señor puede cambiar los sabores amargos de nuestra vida. 

Con cierta frecuencia, lo amargo de la vida esconde sabores dulces que solo se conocen y se experimentan cuando buscamos a Dios, y encontramos en él la respuesta de su soberana voluntad.     

Es muy importante, también tener en cuenta que aquí la Biblia nos dice: “Y allí los probó”, Dios nos prueba y cuando eso ocurre ¿Cómo respondemos ante las circunstancias difíciles de la vida, que permite el Señor que lleguen a nosotros? 

Podemos caer en la tentación de murmurar, quejarnos, enojarnos, desanimarnos, volver atrás (como quiso en algún momento Israel), o podemos hacer lo correcto, es decir, buscar a Dios y hacer su voluntad, con la sabiduría y fuerza que sólo él nos puede dar.    

 

c) Hay sanidad en Dios para su pueblo. 

Nos dice la Escritura en Éxodo 15:26 “Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hiciereis lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová Dios tu sanador”.



 

3) Dios muestra su gloria en los escenarios más difíciles. 

A través de la palabra de Dios podemos ver que el Señor se manifiesta en el momento preciso. La Escritura nos enseña que ellos estaban en el desierto, tres días sin agua, y las que encuentran son amargas (aún en la actualidad, allí hay aguas saladas y amargas, no potables), pero allí el Señor manifestó su poder y gloria. 

Es interesante, ver que aparece por primera vez en la Biblia el nombre “Jehová Rapha” (nombre que significa: Jehová Sanador), fue pues una nueva revelación de Dios a su pueblo en las aguas amargas de Mara. Las situaciones difíciles, son con frecuencia, escenarios de revelación de Dios.    

Vale la pena, hacernos aquí una pregunta: ¿Por qué el Dios sanador se manifiesta ante su pueblo endulzando unas aguas saladas y amargas? Es muy importante tener en cuenta que esta región es costera, muy próxima al mar Rojo, región cuyo suelo es muy rico en sodio (por ejemplo el Mar Muerto se llama así, porque allí no hay vida, debido a su alto nivel de salinidad). 

Entonces, este acontecimiento nos permite ver que donde hay muerte, nuestro buen Dios genera vida; esto nos enseña que en medio del desierto, Dios puede hacer florecer un jardín; que en medio de tus dificultades, nuestro Señor puede mostrar su gloria; que en medio de la maldición, él puede establecer su bendición, porque todo es posible para él, no hay nada difícil para nuestro Dios.       



 

4) Cuando el camino se hace duro y difícil, el Señor renueva las fuerzas de su pueblo. 

La palabra de Dios nos permite ver que el pueblo de Israel estaba fatigado, cansado, y muchos quizá desanimados, pero el Señor no sólo endulzó éstas aguas sino que los llevó a Elim, nos dice la Biblia: 

Éxodo 15:27 “Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas”. En este pasaje bíblico podemos ver varios aspectos importantes: 

El nombre de aquel lugar, “Elim” quiere decir: “arboles grandes”. Por lo general, se le identifica en la actualidad con el Wâds Gharandel, a unos noventa y seis kilómetros al sudeste de Suez, que tiene una abundante vegetación de palmeras, tamarindos y acacias, y una fuente permanente de agua que produce unos 4.770 litros por minuto. Un lugar verde y de abundante agua en medio de aquel desierto. 

La palabra de Dios menciona “Doce fuentes de aguas”, estas aguas no eran estancadas, eran aguas corrientes (doce fuentes, podía ser una para cada tribu, lo que nos recuerda que Dios es el proveedor de todos sus hijos).   

En este lugar Israel se detuvo un tiempo, lugar en el que  renovaron sus fuerzas y llenaron sus vasijas de agua, para seguir hacía el plan de Dios: conquistar la tierra prometida. Este estudio, nos recuerda y permite concluir que por difícil que sea el camino, siempre será el Señor nuestro sustento y proveedor. Él es nuestro Pastor, nos guía y cuida siempre.    

Reflexión final: El Señor tiene cuidado de sus hijos, y manifiesta su gloria a través de sus milagros. Dios no cambia, él sigue en medio de su pueblo, guiándolo y protegiéndolo. Detrás de todo obstáculo el Señor tiene para nosotros una gran victoria. 

Te invito a leer: La poderosa unción del Espíritu Santo 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Anexo 1: Dios transforma nuestras dificultades en milagros.  

Debemos ser conscientes de que las dificultades, pruebas de nuestra fe o problemas, pueden aparecer un día cualquiera en nuestra casa, sin previo aviso. Sin duda alguna, la llegada de un nuevo hijo a la familia es por supuesto una gran noticia, hay gozo en casa por semejante anuncio. Sin embargo, a veces el contexto es difícil, pero Dios transforma nuestras dificultades en poderosos milagros. 

Por ejemplo, en el caso de Moisés nos dice la Sagrada Escritura, según el libro de Éxodo 2:1-2 “Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso le tuvo escondido por tres meses”. 

La palabra de Dios nos enseña en el libro de Éxodo que los padres de Moisés tuvieron que enfrentar una situación crítica, ya que la llegada de su hijo Moisés se daba en medio del decreto mortal del rey de Egipto, quien había dicho: “todo hijo varón de los hebreos que naciese debía morir”. Era pues, un decreto de muerte, una voz del enemigo que se levantaba contra los planes del Señor.    

Sin embargo, nos enseña la palabra de Dios, que los padres de Moisés estaban unidos en la fe, ellos eran hebreos, descendientes de Leví (recordemos que esta fue la tribu que luego fue llamada al sacerdocio). Ellos confiaron en el poder y cuidado de Dios, y no fueron avergonzados ni decepcionados por el Señor, él los protegió de aquel decreto de muerte. 

El peligro era real e inminente, la situación era critica; sin embargo, podemos ver que los padres de Moisés a pesar de todo, estaban unidos por la fe aun ante la adversidad. 

La ley o decreto del rey egipcio era demoniaco, su objetivo era inspirado por las tinieblas mismas, pues procuraba destruir la simiente de Dios (es decir, el objetivo era destruir la descendencia de donde vendría el Salvador Jesucristo el Señor).   

Aunque aquella orden venía del faraón, los padres de Moisés fueron valientes, y lograron ver el plan de Dios con su pequeño hijo Moisés. Ellos lo escondieron durante tres meses, fue un acuerdo entre ellos, lo hicieron juntos, fortalecidos en Dios lucharon unidos ante la adversidad. Es el poder de la unidad y el acuerdo como pareja.    

Debemos ejercer discernimiento, y no permitir que el reino de las tinieblas traiga separación en el hogar, ora al Señor y clama su poder y amor, él transforma las familias, Dios transforma nuestras dificultades en milagros.    

Es probable que veamos a los poderes de las tinieblas levantarse contra el hogar o familia, pero Dios es todopoderoso para salvarnos, lo que debemos hacer es acudir a él, y depositar en sus poderosas manos tus preocupaciones, orar con perseverancia, y al final veremos el poder de Dios sobre todas nuestras dificultades.   

De este embarazo y nacimiento en medio dela adversidad, el Señor levantó un poderoso siervo de Dios. Así que, aunque el panorama sea difícil, y las adversidades se levanten, debemos fortalecer nuestra fe y confiar en el cuidado y poder del Señor, pues él no cambia. Dios transforma nuestras dificultades en milagros.   

Te invito a leer: 

SUSCRÍBETE GRATIS y entérate de nuestros nuevos sermones y publicaciones, HAZ CLICK AQUÍ 

.

Anexo 2: Dios transforma nuestras dificultades en milagros. 

En todo tiempo acude al poder de Dios.  

La palabra de Dios nos enseña de manera clara y contundente que es la presencia del Señor donde somos renovados y transformados por su poder, y es quien transforma nuestras dificultades en poderosos milagros. Veamos Salmo 138:2-3  

“Me inclinaré mirando hacia tu templo santo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; porque tu nombre has engrandecido, y tu palabra sobre todas las cosas. El día que clamé, me respondiste; y me diste nuevas fuerzas en mi alma”. 

En este salmo escrito por David, el Espíritu Santo nos enseña varias cosas respecto a la búsqueda de la presencia de Dios. En primer lugar, observamos que cuando decidimos buscar la presencia del Señor, nuestro ser empieza a experimentar una transformación y renovación, pues Dios es vida, él ministra su fuerza y poder a todo aquel que se expone a su poderosa presencia. 

Nuestro corazón inicia una verdadera transformación, y nuestra fe se restaura de modo que podemos creer en que el Señor será quien transforme nuestras adversidades y dificultades en milagros.  Es una fe osada y valiente, renovada en Dios.   

Debemos recordar aquí también, que el salmista dijo: “En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre”, según el libro de los Salmos 16:11. Todo aquel que entra en la presencia de Dios es bendecido y transformado por su poder.    

Volviendo al Salmo 138:2-3, podemos observar en el texto varias palabras que nos permiten ver la vida de búsqueda del rey David por la presencia de Dios.    

Frases o términos como: “Me postraré” “alabaré” “clamé”, nos muestran que David entraba en la presencia de Dios, y es allí cuando él dice: “Me fortaleciste con vigor en mi alma”. Dios transforma nuestra actitud de fe para confiar en sus milagros. 

Cuando vemos los diversos testimonios de la palabra de Dios, podemos concluir que cuando te sientas desfallecer, cuando veas que el desánimo se levanta o viene contra ti, acude al Señor Jesucristo en oración; como lo hacía David, póstrate, alaba y clama a Dios, y de él vendrán nuevas fuerzas. 

Dios renovará tu fe, tu esperanza, él te fortalecerá y te ayudará a perseverar y vencer todo obstáculo del camino. Recuerda: Dios tiene el poder para transforma nuestras dificultades en milagros.       

Creo que es interesante recordar aquí, que cuando los pilotos de los aviones comerciales son avisados por sus radares que por delante tienen una tormenta, por lo general no la atraviesan, sino que vuelan sobre ella usando la fuerza de sus motores. Dios nos da la estrategia para superar toda adversidad.   

Así que, ve a la presencia del Señor, fortalécete en su poder, y superarás toda tormenta y obstáculo, él nunca te dejará avergonzado, en Cristo eres más que vencedor.     

Al considerar la trayectoria de nuestra vida hasta hoy, sin duda, es evidente la protección y provisión de Dios, él ha sido fiel y seguirá siéndolo. Renuévate en Dios, entra en su presencia y permite que su poder y fuerza vengan sobre ti, no tengas temor de reconocer delante de Dios tus debilidades y agotamiento; él es tu fuerza y refugio. 

Ante todo desafío u obstáculo, habla con Dios, él tomará tu situación en sus manos, él hará lo mejor en tu vida. Pide al Señor nuevas fuerzas, y él te dará en abundancia, pues él desea que perseveres y avances hacia la meta que te ha preparado. 

Durante el ministerio de Jesús con sus discípulos, se levantaron tormentas en el mar, enemigos vinieron a tentarle, otros procuraban su caída, etc, pero siempre el Señor confió en su Padre celestial. No importa el tamaño del problema, Dios transforma nuestras dificultades en milagros. 

“Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible” Evangelio según San Mateo 17:20. 

 

Es Dios quien transforma nuestras dificultades en milagros. 

28 Comments:

  1. Me ha encantado: “ esto nos enseña que en medio del desierto, Dios puede hacer florecer un jardín” porque es verdad; Él tiene poder sobre todo y para todo. Gracias pastor por el estudio

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara por tus valiosas palabras. Dios bendiga tu vida y familia.

      Borrar
    2. Gracias Pastor por el estudio y que Dios Eterno le siga dando sabiduría para el conocimiento de su palabra. La comparto con otras hermanas es de bendición para mi vida

      Lluvias de bendiciones

      Borrar
    3. No hay nada mas gratificante cuando Dios habla a favor de su pueblo ..gracias Pastor que Dios siga revelando su palabra en ud saludos

      Borrar
  2. Excelente estudio bueno para aprender.enseñar y predicar...Dios le bendiga pastor!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Dios bendiga tu vida y familia.

      Borrar
  3. esto nos da entender que Dios es nuestro proveedor por mas dificil situación que pasemos el Señor no nos abandona.. gracias Pastor

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios bendiga tu vida y familia. Gracias por dejarnos tu comentario.

      Borrar
  4. Muy bonito consejo de nuestro Dios Podero!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  5. Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  6. Gracias hno pastor es de mucha bendicion sus .mensajes que el señor le prospere cada dia su ministerio y su familia.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario, es muy valioso para nosotros. Dios bendiga tu vida y a todos los tuyos. -

      Borrar
  7. Respuestas
    1. Dios bendiga tu vida y toda tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario.

      Borrar
  8. Hermosa palabra muy bien explicado ayudan de mucho estas predicas bendiciones

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, son muy importantes para nosotros. El Señor Jesucristo bendiga tu vida y toda tu casa.

      Borrar
  9. Gracias pastor Fue de bendición a mi vida

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario, es muy valioso para nosotros. Dios bendiga tu vida y a todos los tuyos.

      Borrar
  10. Poderosa enseñanza Dios te bendiga y te saludo desde Nicaragua

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios bendiga tu vida y toda tu familia. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario.

      Borrar
  11. Me encanta este estudio nos permite darnos cuenta de un detalle muy importante que ocurre casi siempre en nosotros los Cristianos y es el problema de la murmuración cuando se están enfrentando las pruebas se corre el riesgo de caer en la desesperación y murmurar y hacer más largo el camino de la prueba saludes que Dios te bendiga siempre

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar
  12. Gracias amado Pastor que gran bendición es encontrar mensajes tan bien detallados como éste.
    Muchas gracias

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El Señor Jesús bendiga tu vida y tu familia, Marvin Cabrera. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, y por apoyar esta labor.

      Borrar
  13. Poderoso mensaje que levanta y da fortaleza, gracias a Dios, El Señor pone a sus siervos para iluminar a otros, que El Señor le siga bendiciendo.
    Gracias.... Hector

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. Muchas gracias por tus palabras y por el apoyo a este ministerio. El Señor Jesús guarde tu vida y la de toda tu familia.

      Borrar