Ads 468x60px

El poder de la fe en Dios

Sermón: El poder de la fe en Dios.

 


 

Introducción: Nos cuenta una historia interesante, que había un valiente capitán cuya espada era temida por sus enemigos, porque era el heraldo de la guerra y de la victoria. A este hombre su rey le pidió una vez que le mostrara su espada, la tomó, con cuidado la examinó, y la devolvió diciéndole: “La verdad es que no hay nada especial en esta espada”.  

 

La historia nos dice que este capitán le respondió a su rey: “Vuestra Majestad se ha dignado examinar la espada; pero no le envié el brazo que la maneja, y el corazón que la dirige, es allí donde está la respuesta”.

 

Definitivamente, nuestra vida no depende de las cosas materiales, sino que éstas deben estar sujetas a nuestra fe y confianza en el Señor, los buenos resultados caminan guiados por la fe en las promesas y poder de nuestro Señor.     

 

1) Dios nos salva del rechazo.

           

Nos dice la palabra de Dios en Mateo 15:21-22 que “Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí. Mi hija está siendo atormentada por un espíritu inmundo”.

 

El Señor Jesús se dirigió a la tierra de Tiro y de Sidón, tierra fenicia, no era entonces hebreos. La frase: “mujer cananea” nos recuerda que los israelitas eran muy selectivos con el pacto y a los gentiles les llamaban “perros”. Por lo cual, a los ojos de los israelitas esta mujer era indigna de la bendición del Señor. Pero, Dios no hace acepción de personas.  


  

 

2) El silencio de Dios debe animarnos a perseverar.

 

Nos dice la Escritura en Mateo 15:23a “Jesús no le respondió palabra” ¿por qué a veces Dios hace silencio? La Biblia misma nos dice varias cosas al respecto:

 

a) Dios calla por amor, nos dice el profeta Sofonías 3:17 “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos”.

 

b) Dios hace silencio para provocar en nosotros una mayor búsqueda de Su presencia.

 

c) A veces hay silencios de Dios en los que nuestro corazón es probado.

 

d) Dios calla a veces para hacer crecer la fe en nosotros.

 

3) Dios nos ayuda ante el desánimo y el doble ánimo.

 

Nos dice la palabra del Señor en Mateo 15:23b, 24, 26 que “acercándose sus discípulos, le rogaron diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. Respondiendo él, dijo: No soy enviado sino a las ovejas pérdidas de la casa de Israel… Respondiendo el Señor Jesús dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y dárselo a los perrillos”.  

 

Como podemos observar esta mujer tuvo que enfrentar la oposición de los discípulos, la comisión específica de Jesús, quien había sido “enviado a las ovejas perdidas de Israel”, y la prueba de su determinación ante las palabras del Señor Jesús: “no está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos”. Eran varios los obstáculos.  

 

Debemos tener presente aquí, que el pueblo de Israel fue probado en el desierto; David también lo fue; y Abraham fue probado caminando a Moriah para entregar su hijo Isaac; la mujer sirofenicia estaba siendo probada. En las pruebas es la fe en Dios la que nos sostiene y anima.  

 

Es importante tener en cuenta que el Señor Jesús ya había dicho: “No soy enviado sino a las ovejas pérdidas de la casa de Israel”, pero el versículo 21 nos dice que el Señor fue a la tierra de Tiro y Sidón (ciudades fenicias, no tierra de Israel), así que había allí una profunda lección del Maestro para todas las personas que le seguían y que creían en él.  

 

Este suceso nos recuerda también a nosotros, que cuando alguien cree en el Señor Jesús y persevera, verá la sobrenatural y poderosa mano del Señor a su favor, Dios es fiel y nada lo puede detener.       


      

 

4) Una sólida comunión con Dios es evidencia de una fe genuina.  

                 

a) Lo vemos por ejemplo en un clamor intenso.

 

Nos dice la palabra de Dios en Mateo 15:22b “Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí. Mi hija es gravemente atormentada por un demonio”.   

           

Debemos destacar aquí la palabra “Clamaba” traducida del término griego “kraugázo” que además quiere decir: Gritar, dar voces. Esta madre de familia, clamaba misericordia para ella e intercedía por su hija.

 

La Biblia nos dice que ella dijo al Maestro: “mi hija es atormentada por un demonio”, aunque era sirofenicia, es muy importante observar que ella tenía un conocimiento básico del mundo espiritual. También esto nos recuerda el gran valor que tiene la oración de los padres por los hijos.  

 

b) La fe genuina se ve expresada en nuestra adoración a Dios,

 

Nos dice la Escritura en Mateo 15:25 “Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: Señor, socórreme”.    

 

En el pasaje no nos dice textualmente “adoración”, recordemos que el término “adorar” tanto en el hebreo, como en el griego traduce: doblarse, humillarse, postrarse, encorvarse, y precisamente ella hizo esto. Ante el Señor.  



 

5) A través de la fe en Dios logramos la victoria.       

   

a) Cuando perseveramos estamos expresando el deseo profundo de victoria.

 

El evangelio según San Mateo 15:27 nos dice: “Y ella dijo a Jesús: Sí, Señor; pero aún los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”.                         

 

Nuestro buen Dios nos fortalece y ayuda siempre. Es muy importante utilizar todos los recursos que Dios nos ha dado para perseverar hacia la meta que el Señor nos ha trazado, en éste caso vemos a ésta mujer usar su inteligencia, su discernimiento espiritual, su fe en Jesús aunque era cananea. Vemos además, que con respeto y mucha sabiduría ella le habla al Maestro.     

 

b) La fe nos ayuda a perseverar hasta el final.

 

No sigue diciendo la palabra del Señor, Mateo 15:28 “Entonces respondió Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres, y su hija fue sanada desde aquel momento”.  

           

Es muy importante ver que el Señor Jesús califica la fe de ésta mujer como “grande” ¿qué lo llevó a ésta excelente calificación?

 

Como podemos observar la singular fe de esta mujer mostró: perseverancia, acciones, expresiones, insistencia, “y su hija fue sanada desde aquella hora”. El Señor Jesucristo fue glorificado, la madre recibió su milagro y su hija fue libre del espíritu que la atormentaba. No hay nada difícil para nuestro Dios.   

 

Reflexión final: Confía en Dios, y no renuncies a tu esperanza en él, no desmayes en tu búsqueda de Dios, fortalécete en el poder del Señor, con él tú puedes superar los obstáculos, él quiere actuar a tu favor, el Señor sigue haciendo milagros.

 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  



.

2 Comments:

  1. Milagroso, abres caminos, cumples promesas, luz en tinieblas, así eres Tú 🎶🎶🎶. Así es nuestro DIOS. Grande y poderoso sobre todas las cosas.
    Gracias pastor por sus estudios, predicas en vídeo y libros compartidos. Material buenísimo y de gran bendición. Q Dios les cuide mucho a toda la familia

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Sara por tus palabras y comentarios. Notas de valor y apoyo, Dios bendiga tu vida y familia.

      Borrar