Ads 468x60px

Actitudes correctas en el servicio a Dios


Sermón: Actitudes correctas en el ministerio o servicio a Dios




Introducción: En una ocasión llegó un ciervo a una fuente de aguas, y pudo ver en la limpia superficie de ellas sus delgadas y largas piernas, al igual que sus hermosos cuernos. Se dijo para sí: “Verdad es lo que de mí dicen las personas… ¡supero a todos los animales en gracia y en nobleza ¡Qué majestuosos son mis cuernos! Pero feas y delgaditas son mis piernas.

Continuó diciendo: “Pies, ¿para qué los quiero…?”, En aquel preciso momento salió del bosque un gran león, y en sólo dos saltos se puso fuera del alcance del felino; lamentablemente corriendo por una espesura del bosque sus cuernos se enredaron en una rama.

Así el león le dio alcance y lo devoró. Entonces, los pies que menospreció lo salvaron; pero los cuernos en los que se enorgullecía lo hicieron fracasar. Por eso cuidado con el orgullo, fortalece la humildad de corazón y dale a Dios siempre toda la gloria.  

Actitudes correctas en el servicio a Dios:

1. EL MINISTERIO Y EL SERVICIO A DIOS.

Definición: la palabra “ministerio” se traduce de la palabra griega “diakonia” que significa: servicio, oficio y obra del siervo.

Todos servimos a Dios, él nos ha encomendado el ministerio de la reconciliación, 2 Corintios 5:18-20. En nuestras diferentes labores servimos al Señor, Colosenses 3:22-25.

Hay llamados específicos (como por ejemplo los apóstoles del Cordero, los profetas del Antiguo Testamento y los ministerios del Nuevo Testamento = Efesios 4).



2. ES DIOS QUIEN HACE EL LLAMADO Y QUIEN RECOMPENSA A SUS SIERVOS.

El Señor es soberano (Dios establece quien, cuando, como y donde servir), Hebreos 5:1-6. El pasaje cita a Aarón y a Jesús, enseñándonos cosas como:

Ellos no se llamaron a sí mismos, fue Dios quien los llamó.
Tampoco fue en el tiempo de ellos, sino en el tiempo del Padre celestial.
El servicio a Dios es un honor, y debe glorificar a Jesucristo.
El servicio a Dios no es cuestión de jerarquías humanas, sino de planes divinos (por ejemplo Aarón fue ministro del tabernáculo terrenal, mientras que Jesucristo es ministro del santuario celestial).
     
Dios recompensa el constante servicio de sus hijos por amor, Hebreos 6:10-12.

3. FASES DEL MINISTERIO:

Todo llamado por Dios debe vivir el proceso, y por tanto esto implica tiempo, 1 Timoteo 3:6.
Podemos considerar estas fases en el caso de José, el hijo de Jacob:

Fue llamado: Génesis 37: 2, 6-11.

Vino luego la preparación o equipamiento: José fue esclavo y luego estuvo preso en la cárcel, allí desarrolló los dones y formó su carácter (aprendió la interpretación de sueños y la administración, desarrolló la integridad, sujeción, perdón, perseverancia, humildad, lealtad, etc.)

Finalmente la separación: diecisiete años después, el Señor lo puso como autoridad en Egipto, Génesis 41: 14, 37-43, 46.



Reflexión final: Recordemos que el barro para el alfarero es seleccionado, pisado, moldeado, horneado, y decorado, y finalmente destinado para diversos usos, hasta vasijas elegantes para decorar castillos y palacios. Dispongamos nuestra vida para Dios y Él hará la mejor obra.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invito a ver la prédica: "La fe nos lleva a una vida superior".


.

12 Comments:

  1. Hermosa palabra, gloria a Dios pastor, saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Samaris y gracias por dejarnos tu valioso comentario.

      Borrar
  2. Q bonito estudio!Qué bien explicado todo. Gracias pastor por todo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara, y gracias por dejarnos tu valioso comentario.

      Borrar
  3. Excelente, exquisito mensaje para los siervos del Señor. Es un gozo tener estos inagotables recursos para edificar la iglesia del Señor

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Mayra y muchas gracias por tus palabras y apoyo a este ministerio.

      Borrar