Ads 468x60px

El Espíritu Santo nos ayuda a vencer


El Espíritu Santo nos ayuda a vencer.



Introducción: Dios sabe que en muchas ocasiones sus hijos experimentan desgaste o cansancio, desánimo, dudas, depresión, entre otras cosas; y estas cosas pueden llevar al cristiano al desfallecimiento espiritual e incluso a negar la fe.

Es por esto que Dios mismo ha establecido a través del poder del Espíritu Santo renovar las fuerzas de sus hijos, renovar su visión y fe, así como afirmar sus poderosas promesas en el corazón de cada cristiano. Dios lo dijo a través del profeta Zacarías: "No es con ejército ni con fuerza, sino con mi Santo Espíritu" Zacarías 4:6.   

Consideremos la situación de Israel en tiempos del profeta Zacarías:

a) El pueblo de Dios viene del cautiverio en Babilonia, el cual duró setenta años. Cautiverio que vino como resultado de la idolatría en Israel. Dios en su misericordia trae de nuevo a su pueblo a la tierra prometida.  

b) Israel viene por voluntad de Dios a la ciudad de Jerusalén con el propósito específico de reconstruirla y también para reedificar el templo del Señor que había sido derribado y consumido por el fuego.

c) Para el momento específico del capítulo cuatro de Zacarías la obra de reconstrucción se había detenido. Esto debido al desánimo en el pueblo como resultado de la gran cantidad de obstáculos. 



d) En medio de todas las dificultades y adversidades que su pueblo debe enfrentar, la voluntad del Señor es seguir adelante con la reconstrucción de la ciudad y sobre todo del templo. 

Todo esto nos recuerda que cuando estamos haciendo una obra para Dios tendremos que enfrentar obstáculos y oposición, pero todo esto lo podemos superar con la ayuda del Señor, pues él está interesado en que llevemos a cabo su plan.

Es en este contexto cuando Dios le dice a su pueblo: “No es con ejército ni con fuerza, sino con mi Santo Espíritu, dice Jehová de los ejércitos”. Con la ayuda de Dios y con el poder del Espíritu Santo podemos superar todo obstáculo y derrotar a todo enemigo.



Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.


.

1 Comments:

  1. Muchas veces en las q me encuentro triste, pienso en este versículo y confío en la palabra De Dios:

    pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
    Isaías 40:31

    ResponderBorrar