Ads 468x60px

Derrotando la ira


Sermón: Derrotando la ira.



Una de las cosas que como seres humanos debemos evitar es explotar en ira, pues esta emoción nos puede llevar a cometer graves errores; y como hijos de Dios por la naturaleza de Cristo en nosotros, podemos vencer.  

Mediante la palabra de Dios podemos ver que la ira es una expresión o evidencia de la naturaleza pecaminosa en una persona que monta en cólera, dañando su entorno, lastimando su corazón y a los seres que más ama.  

La Escritura nos enseña en Santiago 1:20 “porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”.

Cuando podemos observar los tristes resultados de un ataque de ira, queda clara la desaprobación divina hacia ella y sus consecuencias. La Biblia nos enseña que en la ira del hombre no obra la justicia de Dios, es decir, gobernado por la ira el hombre no actúa correctamente, por eso la Biblia nos advierte muchas veces en contra de esta peligrosa pasión.



La ira es pecaminosa, pues ella es fruto de la naturaleza caída, nace en el egoísmo humano, y desfigura la imagen de Dios en el hombre. La palabra de Dios nos recuerda que más bien debemos ser gobernados por la paz del Señor en nuestro corazón.  

Precisamente por eso Dios ha enviado al Espíritu Santo a nuestra vida, él es nuestro Consolador, ha venido para instruirnos y ayudarnos a caminar en su fruto; es decir, al negarnos a nuestros propios deseos, el Espíritu Santo puede manifestar su carácter en nuestra vida, y así evitarnos el fracaso, la vergüenza y el dolor.  

Con cierta frecuencia somos víctimas de la ira, y por eso podemos dañar o herir a otros. Por orgullo y soberbia queremos hacer las cosas a nuestro modo, pero esto produce más bien tristezas, fracasos y dolores. Debemos más bien, procurar el amor de Dios en nuestro corazón, y con el carácter del Cristo en nosotros podemos vencer.


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invito a a escuchar la prédica: Coronas celestiales


. 

2 Comments:

  1. El carácter de Cristo es lo q anhelamos con todo nuestro corazón. Es cierto q a veces Satanás toma el control de nuestro ánimo con tristeza, ira, ... pero el Señor está ahí y pronto nos fortalece y nos recuerda q debemos cambiar y no dejarnos llevar por nuestra naturaleza pecaminosa.
    Gracias pastor por el estudio

    ResponderEliminar
  2. Amen... Siempre leo sus sermones bendiciones cada día Dios edifica mi vida 👏👏👏👏 Dios siga usándolo como vasija para llenar otras 🙌

    ResponderEliminar