Ads 468x60px

Quien busca a Dios será bendecido


(Quien busca a Dios será bendecido). La palabra de Dios nos enseña claramente que Dios se deja hallar de aquellos que le buscan. En la Biblia el Señor exaltó y honró a quienes le buscaron con perseverancia, ellos fueron usados poderosamente por él y sus vidas después de un encuentro con Dios fueron completamente transformadas... 




Quien busca a Dios será bendecido.

Éxodo 34:5 “Y Jehová descendió en la nube, y estuvo allí con él, proclamando el nombre de Jehová”. Moisés subió a la cumbre del Monte Sinaí y allí la presencia de Dios se manifestó con gran poder y revelación. Presencia que inevitablemente nos transforma para vida y bendición.  

1) En primer lugar es importante tener presente que Dios es omnipresente, es decir, él está en todo lugar, también ha prometido estar con nosotros todos los días hasta el fin, pero debemos reconocer que hay tiempos o momentos especiales de visitación y ministración por parte del Señor a nuestra vida, iglesia, ciudad, etc. Estos momentos deben ser anhelados y valorados.   

2) En segundo lugar la Escritura nos enseña aquí que “Jehová descendió en la nube, y estuvo allí con él”. Dios descendió y estuvo con Moisés allí; Dios es santo, perfecto, todopoderoso, glorioso, y estuvo con Moisés quien estaba lleno de debilidades, falencias, temores, etc.

Precisamente la virtud de Moisés fue buscar la presencia divina y el Señor vino a él, porque Dios se deja hallar de aquellos que le buscan con perseverancia e intensidad. la presencia de Dios es la recompensa de aquellos que le anhelan.      



3) En tercer lugar debemos destacar que la segunda parte de este versículo nos dice: “proclamando el nombre de Jehová”. El término “proclamar” aquí se traduce de la palabra hebrea “qara” que además quiere decir: recitar, clamar, llamar.

Precisamente por eso vemos este término aparecer por primera vez en Génesis 1:5 donde dice: “Llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche”.

Entonces aquí se nos dice que Dios proclamaba o presentaba su nombre ligado a sus poderosas obras, y Moisés veía y conocía estas grandes revelaciones de Dios. Fue este, sin duda, un espacio de gran revelación del Señor a Moisés como nunca antes había sucedido. Nuestro Dios recompensa abundantemente a quien le busca, nunca decepciona al corazón que con perseverancia procura su presencia.    





3 Comments:

  1. Él nunca decepciona. Aunque nuestras peticiones no se cumplan, Él lo hace por un propósito y muchas veces hemos mirado atrás y nos hemos dado cuenta de por qué el Señor ha tenido otros planes para nosotros.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sin duda alguna Sara, Dios sabe muy bien lo que hace y todo lo hace por amor. Dios te bendiga y gracias por tus comentarios.

      Borrar
    2. Dios los bendiga, bonita lectura

      Borrar