Ads 468x60px

Qué es llevar el yugo de Jesús


.


Introducción: Por lo general el ser humano quiere vivir sin someterse a normas, reglas o leyes, vivir sin límites, sin frenos, ignorando que esto mismo lo llevará a la destrucción. Cuando aceptamos que necesitamos a Dios y su consejo para vivir, hemos dado el primer paso para hallar la vida eterna y para experimentar la vida en abundancia que Cristo vino a darnos…   

¿Qué es llevar el yugo de Jesús?

El Señor Jesús dijo en Mateo 11:29-30: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.

Es importante tener en cuenta que estas palabras las dice el Señor Jesús en un contexto en el que señala o destaca la dureza de corazón de ciudades como Corazín, Betsaida, Capernaum, lugares en donde él hizo muchos milagros, pero sus habitantes no se arrepintieron.   

Aquellas ciudades terminaron siendo más duras en su corazón que la misma ciudad de Sodoma, pues Jesús dijo: “si estos milagros se hubieran hecho en Sodoma habría permanecido hasta hoy”. La religión, el orgullo, la autosuficiencia, la rebelión del corazón, entre otros, son factores que nos alejan del Señor y nos hacen perder el reposo de Dios.



Hablamos aquí del reposo en la tierra y del reposo en la eternidad. Es decir, cuando no hacemos la voluntad de Dios vivimos con una zozobra e insatisfacción en nuestra vida diaria, además de que el pecado tiene como paga la muerte, esto es perder la vida eterna.

Es necesario seguir entonces el consejo de Dios: “Llevad mi yugo sobre vosotros”. El yugo era aquel madero que llevaba un par de bueyes sobre sus cuellos y así halaban el arado para surcar la tierra. En la Biblia indica o representa el someterse a la voluntad de Dios, en este caso a la voluntad del Padre celestial.

Este sometimiento a Dios para que realmente se lleve a cabo, requiere, como nos enseña Jesús: humildad y mansedumbre, por eso dijo: “Aprende de mí que soy manso y humilde de corazón”, cuando en esa actitud hacemos la voluntad de Dios entonces “hallaremos descanso para nuestras almas”.        

El descanso huye del ser humano y aun del mismo cristiano porque por lo general se desea hacer la propia voluntad, es decir, no hay sometimiento al yugo de Jesús, entonces nuestro ser entra en un caos emocional y confusión, los resultados de ir por el propio camino son tristes y dolorosos, realmente sólo hallaremos verdadero descanso y reposo sólo cuando hacemos la voluntad de Dios.  



Cuando nos sometemos a Dios y seguimos su consejo libraremos nuestra alma del mal, seremos salvos de la angustia y del caos emocional, y no sufriremos las pérdidas propias de la desobediencia. Obedecer al Señor y seguir su diseño será vida, salvación y bendición para nosotros y para nuestra familia.    





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

3 Comments:

  1. Dispuesta a aprender cada día más del Señor, leyendo su palabra y teniendo comunión con Él. Gloria a Dios

    ResponderBorrar
  2. Amén, exacto es vivir bajo Su señorío, estar atento y dispuesto a seguir sus instrucciones. Ser obediente y servirle con gratitud y pasión.
    Dios les bendiga y les guarde

    ResponderBorrar
  3. Bella y práctica enseñanza. Si, lo mejor para nosotros es llevar el yugo de Cristo y aprender de ÉL. Mansedumbre y Humildad sean a todos nosotros.
    Bendiciones.

    ResponderBorrar