Ads 468x60px

Libres de las ataduras espirituales familiares


Libres de las ataduras espirituales familiares
(Libres de las ataduras espirituales familiares). Con esto nos referimos a situaciones creadas por la propia familia o por el pasado doloroso familiar y que traen o generan juicio o maldición sobre la persona. A veces vemos familias que sufren enfermedad, muerte, ruina, etc, con mucha regularidad y frecuencia.

Los evangelios nos presentan al Señor Jesús trayendo no sólo perdón, sino sanidad y libertad para aquellas familias bajo aflicción. Dios desea la libertad y sanidad de sus hijos, él desea el bienestar de las familias, por eso con su poder rompe las cadenas y ataduras espirituales. Veamos este interesante estudio 

  

Libres de las ataduras espirituales familiares.

Nos dice la Biblia en Jueces 15:13 “Y ellos le respondieron, diciendo: No, solamente te prenderemos, y te entregaremos en sus manos; mas no te mataremos. Entonces le ataron con dos cuerdas nuevas, y le hicieron venir de la peña”.    

1) En primer lugar debemos tener en cuenta, según el contexto, que Sansón ante el incumplimiento de un padre filisteo de darle su hija por mujer, decide quemar los campos de cosecha de los filisteos.

Estos hombres filisteos indignados quemaron a  aquel padre con su hija, pero Sansón lleno de enojo por esto hirió  a muchos de ellos y se escondió luego en la cueva de la peña de Etam, y los filisteos empezaron a buscarlo.     

La palabra de Dios nos enseña que entonces vinieron los filisteos contra Judá y la rodearon para capturar a Sansón. Entonces fueron a Sansón como tres mil hombres de Judá y él les dijo: “Juradme que no me mataréis”, y ellos prometieron sólo entregarlo a los filisteos, no le harían ningún daño.     

(Te invito a conocer nuestro listado de: Sermones escritos para predicar).


2) En segundo lugar nos dice la Escritura que sus hermanos israelitas ataron a Sansón con dos cuerdas nuevas para entregarlo a los filisteos. Estas ataduras fueron puestas por su pueblo, por sus hermanos hebreos. Por eso, podemos ver aquí un símbolo o representación de aquellas ataduras puestas por la familia misma.  

Con frecuencia suceden eventos en los que miembros de nuestra familia nos entregaron a situaciones que aun hoy día nos pueden tener atados al dolor, al resentimiento, al miedo, o a la amargura.

Podemos considerar por ejemplo aquellas situaciones de injusticia en el hogar que pueden echar raíz de amargura en nuestra alma, y esto se convierte en una atadura espiritual, ligada al dolor y al miedo.  

Aquí hacemos referencia a sentimientos o emociones como los resentimientos, rencores, decepciones, heridas desde la infancia, palabras negativas y de rechazo.

Sucede muchas veces que el corazón humano está atado a un sentimiento de dolor mezclado con miedo causado por los padres o por personas mayores, porque abusaron, porque hubo maltrato físico o verbal, porque fueron injustos en repetidas ocasiones, y otras situaciones dolorosas.



3) En tercer lugar debemos acercarnos a Jesús, sanador y restaurador por excelencia. Antes estas situaciones lo maravilloso es que Dios envía su Espíritu Santo para que seamos libres como lo hizo con Sansón, por eso el versículo catorce de Jueces quince nos dice que “El Espíritu de Jehová vino sobre Sansón y las cuerdas se volvieron como lino y las ataduras se cayeron de sus manos”.

Entonces podemos concluir que por causa de la unción las cadenas y ataduras espirituales se rompen, las cuerdas o ligaduras que el diablo ha puesto sobre las personas son deshechas y destruidas, el Espíritu de Dios trae libertad.  

Debemos resaltar aquí que el aceite en el antiguo Israel era usado, entre otras cosas, para repeler los insectos y curar las heridas de las ovejas. Por eso la Biblia nos habla del aceite o de la unción del Espíritu Santo, la cual viene para sanar las heridas del corazón, y restaurar la vida de Dios para sus hijos.  

Sin duda alguna, según la palabra de Dios, es fundamental perdonar para sanar. Si te cuesta trabajo perdonar, pide al Señor Jesús que te ayude a hacerlo, pues es de esta manera como el corazón es liberado y sanado. No fuiste creado para vivir con ataduras, en Cristo Jesús hay libertad, sanidad, victoria y bendición.   



Te invito a leer:




Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

4 Comments:

  1. Muchas gracias pastor por el aliento y fortaleza derramado en cada estudio. Cuando decidimos por nosotros tomar decisiones sin tener en cuenta al Señor, luego nos arrepentimos. El Señor nos cubra de la preciosa unción del Espíritu Santo; para tenerlo en cuenta en toda circunstancia de nuestra vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga tu vida y familia Sara Cascado, muchas gracias por tus valiosos comentarios y por tu apoyo a este ministerio. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Al leer esta enseñanza,me di cuenta que hay algo en mi vida que tiene que ser sanado y libertado,y solamente cristo lo puede hacer,esas eridas del pasado han impedido mi crecimiento espiritual.
    Dios le siga usándolo pastor.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario, es muy importante para nosotros. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar