Ads 468x60px

La bendición de Dios para nuestros hijos


(La bendición de Dios está sobre nuestros hijos). Introducción: Es importante recordar que la Biblia nos dice respecto al poder de las palabras: “La muerte y la vida están en poder de la lengua” Proverbios 18:21, entonces nuestras palabras tienen el poder dado por Dios para generar bendición o maldición.

Por eso es  muy importante lo que hablamos, y ante esta verdad debemos abrir nuestra boca para declarar palabras de bendición sobre nuestras generaciones…


  


La bendición de Dios para nuestros hijos.

1) En primer lugar tengamos en cuenta que precisamente por el poder de las palabras el consejo de Dios es bendecir y no maldecir; las palabras tienen poder sobre todo cuando quien las declara tiene autoridad, por eso el efecto tan poderoso que tienen las palabras de los padres sobre los hijos. Es muy importante proclamar bendición y victoria sobre nuestros hijos y sobre toda nuestra descendencia.  

La Biblia nos enseña que el patriarca Isaac bendijo a Jacob y a Esaú, sus hijos; también Moisés bendijo y profetizó sobre las doce tribus de Israel. Jacob también oró y profetizó sobre su descendencia (las doce tribus de Israel). Son modelos que quedaron registrados en la Biblia para nuestra enseñanza.

2) En segundo lugar nos centraremos ahora en las palabras de Jacob, pues según el libro de Génesis también él de manera especial bendijo a Efraín y a Manases hijos de José, y esto se convirtió en una tradición en medio del pueblo de Israel, en la que el padre o jefe de la casa ora y bendice a sus hijos para que ellos puedan ver la luz del rostro de Dios. Bendición que se sigue practicando hoy día.

Nos dice la Escritura en Génesis 48:8-9 “Y vio Israel los hijos de José, y dijo: ¿Quiénes son éstos?” Y respondió José a su padre: Son mis hijos, que Dios me ha dado aquí. Y él dijo: Acércalos ahora a mí, y los bendeciré.



3) En tercer lugar la Biblia nos enseña que nuestro Dios es generacional. Vemos aquí varias generaciones: Jacob, José y los nietos. Cuando consideramos la Escritura vemos que Dios es generacional, es decir, sus planes continúan sobre nuestra descendencia, sus promesas siguen vigentes sobre nuestras generaciones.  

Es precisamente por esto que cuando el Señor se le apareció a Moisés le dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob”. Entonces Dios desea permanecer en el corazón de nuestras generaciones para siempre.  

4) En cuarto lugar podemos observar según Génesis 48 que Jacob pregunta: “¿Quiénes son estos?” José le responde: “Son mis hijos que Dios me ha dado aquí”. Vemos pues que José reconoce que tiene aquellos hijos porque Dios se los dio. Ya que los hijos son fruto del vientre, podemos ver que José había fructificado aunque estaba en tierra extranjera. La bendición de Dios acompaña a quienes caminan con él.



Como podemos ver según las palabras de José, él tenía claro que estos hijos eran para Dios y para su propósitos, no eran para los propósitos de la tierra donde habían nacido, en Egipto.

Esta perspectiva debemos tenerla presente nosotros hoy día, y por eso debemos enseñar también a nuestros hijos en la verdad de Dios. La Biblia dice que el Señor busca descendencia para él, no para el sistema de este mundo, ni para los planes de las tinieblas. Nuestros hijos son para Dios y su bendición será sobre ellos.      


Te invito a leer: Confía en Dios, él gobierna todas las cosas

2 Comments:

  1. Los hijos son una bendición De Dios. Con amor y firmeza los educaremos para que la descendencia sea según los planes De Dios para El. Esperemos estar a la altura de lo q espera Dios de nosotros como padres. Gracias pastor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es nuestros hijos son bendición de Dios y responsabilidad nuestra que con la ayuda de Dios formaremos para él. Dios te bendiga Sara y muchas gracias por tus valiosos comentarios.

      Borrar