Ads 468x60px

Guarda tu corazón


Guarda tu corazón
(Guarda tu corazón). Dios es bueno, misericordioso y también obra en justicia, es por eso que a veces no comprendemos lo que él hace, pero todo lo que hace está motivado por su amor, el cual es mucho más alto que nuestra capacidad de comprensión.

Como nos enseña la Biblia los habitantes de Canaán perdieron aquella tierra debido a su impiedad. Cuando el ser humano se aleja de Dios pierde la relación con Aquel que es el dueño y creador de todas las cosas. Sin duda, alguna una buena relación con Dios es el fundamento para caminar en bendición. Veamos este interesante estudio




Guarda tu corazón:

Deuteronomio 9:4 “No pienses en tu corazón cuando Jehová tu Dios los haya echado delante de ti, diciendo: Por mi justicia me ha traído Jehová a poseer esta tierra; pues por la impiedad de estas naciones Jehová las arroja delante de ti”.   

1) En primer lugar Dios le recomienda a Israel guardar su corazón de la justicia propia. Por las victorias que Israel iba a obtener en la tierra prometida, las cuales serían porque Dios mismo estaba peleando por ellos y con ellos, no debían caer en el orgullo ni en la autosuficiencia, ni en la soberbia (lamentablemente, comunes en ser humano). 

El pueblo de Dios debía cuidarse de no pensar o concluir que aquellas victorias sobre los gigantes se debían a su propia justica, méritos o rectitud propia delante de Dios.  

Era muy importante tener presente que aquellas victorias no eran por virtudes o capacidades de Israel; tampoco estaban en esa tierra de abundancia por sus méritos como personas. Dios los escogió como herederos de aquella tierra por su gracia y misericordia.     



2) En segundo lugar el Señor explica en este versículo que los cananeos perdieron aquella tierra por su impiedad, por eso nos dice el Señor: “por la impiedad de estas naciones Jehovás las arroja delante de ti”. Con su estilo de vida los mismos cananeos habían perdido aquella tierra fructífera.

Este pasaje nos enseña que aquellos habitantes cananeos perdieron su tierra, sus lugares de siembra y de cosecha, sus tierras de pastoreo, sus viviendas y corrales de ganado, sus fuentes de aguas, etc, por la impiedad de sus corazones. La soberbia y maldad de su corazón generó la ruina y el fracaso. La maldad siempre paga mal.      

3) En tercer lugar no podemos preguntar ¿sí por la impiedad perdieron su tierra, qué es la impiedad? En este versículo la palabra “impiedad” se traduce del término hebreo “risha” que además significa: maldad, delito, iniquidad, implica apartarse de Dios.



Entonces un corazón impío es aquel que vive sin temor de Dios, no considera sigue las leyes de Dios. Y debemos tener cuidado con esa actitud impía, porque por eso aquellos pueblos perdieron sus tierras, sus casas y sus lugares de cosecha.

La maldad y dureza de corazón nos hacen perder tierras, herencias, bendiciones, negocios, etc. En contraste la voluntad de Dios es bendecirnos, por eso lo correcto es seguir siempre el consejo del Señor, y cuando esto hacemos la cosecha será su bendición.     

Te invito a leer: El tiempo de Dios es bueno y perfecto

4 Comments:

  1. Amén pastor. Muchas gracias por sus estudios. Seguimos sus consejos. Bendiciones !!
    Siempre seguidores del consejo De Dios.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara, gracias por tus aportes y palabras. Dios derrame abundancia de su gloria y de sus bendiciones sobre tu casa.

      Borrar
  2. Bendiciones para usted y su familia pastor

    ResponderBorrar